ACTIVADAS EN LA GRIETA DEL MIEDO. POR AMILCAR MORETTI

NO DEJES DE PASAR POR: www.moretticulturaeros.com.ar

Pocos escuchan hoy. No se escucha lo que advierte una abogada especialista en violencia de género: “Justicia no es igual a cárcel”. Por lo punitivo penal y penitenciario el varón no se pedagogizará para reaprendizaje contra el machismo. Como tampoco homosexuales o lesbianas «eligen» ser heterosexuales a bastonazos y electroshocks, por citar un precedente siniestro, muy atendible hoy, frente a denuncias y escraches punitivistas y degradantes -horca con escarnio público en la plaza- por parte de sectores de los feminismos. Igual a un ex presidente televisado en pijama y descalzo al ser detenido por la policía.

Imagen compuesta por AMILCAR MORETTI. 24 de enero del 2021. BUENOS AIRES.


Escribe 

AMILCAR MORETTI

            El miedo. El Miedo como conducta social y como comportamiento en la sexualidad. El movimiento de mujeres explica que ellas tienen miedo y por tanto se activan para “empoderarse” (empowerment), un término muy insistente en los últimos años desde las activistas y grandes medios de comunicación masiva de Estados Unidos (1). En el clímax de la movilización argentina del 2019-2020 una actriz explota en su disputa con una estrella del cine local y declara que los “hombres deben sentir miedo”. Además de la peste, que trae inevitables temores, los hombres hoy, en efecto, tienen miedo. Como si la situación se hubiera igualado para empeorarla. Una compañera me confiesa que los hombres no solo han perdido sensibilidad y compromiso sino que ni siquiera pueden hacerse cargo de cogerlas. Tienen miedo. Un miedo, previamente, inducido con el tema de la inseguridad machacada por los medios por décadas. O un miedo a perder el trabajo, o a no tenerlo, a contagiarse covid, y ahora el miedo a ser denunciado por el abogado y el policía debajo de la cama. (continúa abajo)

.

Imagen compuesta por AMILCAR MORETTI. 24 de enero del 2021. BUENOS AIRES.

 

        No puede escucharse lo que advierte una abogada especialista en violencia de género: “Justicia no es igual a cárcel” (2). Por lo punitivo penal y penitenciario el varón no se pedagogizará para reaprendizaje contra el machismo. Como tampoco homosexuales o lesbianas «eligen» ser heterosexuales a bastonazos y electroshocks, por citar un precedente siniestro, muy atendible hoy, frente a denuncias y escraches punitivistas  degradantes -horca con escarnio en la plaza pública (los medios)- por parte de sectores de los feminismos. Igual a un ex presidente televisado en pijama y descalzo al ser detenido por la policía.

      Un compañero, veinteañero, me anuncia muy seguro que la verdadera “grieta”, hoy ya, seguramente la principal en un futuro próximo, es la grieta entre varones y mujeres. Me explica que lo comprueba a diario en la actitud de confrontación permanente de sus compañeras universitarias de estudios humanistas.Y también, aunque de otra forma, en las chicas de su barrio popular.

              El diario más importante del mundo, en Nueva York, elogia y promociona con imprudencia «Hombres, los odio», de la debutante escritora francesa Pauline Harmange, de 26 años. Un empleado del Ministerio de Equidad de Género fue trasladado por haberse atrevido a calificar al libro como «apología de la misandria» (fobia, rechazo, odio al varón). (3) Si esto no es visto como dictatorial y antidemocrático significa que el incremento de la despoblación mundial planificada y el ahondamiento del abismo para la confrontación entre mujeres y varones -en reemplazo, por ejemplo, de la lucha de clases, por la mejor distribución social del capital o la despareja rivalidad entre débiles naciones soberanas y grandes potencias- va camino hacia un exitoso desastre y calamidad mundial.

 

Imagen compuesta por AMILCAR MORETTI. 24 de enero del 2021. BUENOS AIRES.

 

         En el medio, el atendible pero morboso miedo. El miedo le conviene al poder, a todo el poder planetario, porque muchas efusiones imprescindibles se inactivan. El miedo desmoviliza, esteriliza, impotentiza, esta vez a los varones. Hay aquí, entre otras cosas, una instrumentación equivocada de los feminismos en lo político. Sin olvidar que ese movimiento social muy activado pero sin líder puede resultar encaminado a confrontar con otros movimientos populares más amplios y que sí tienen conducción política, como el peronismo, posibilidad que también da miedo, porque debilita al espacio popular.
Una compañera abogada peronista se excusa de representar a un compañero por sus convicciones feministas, dice. Al tiempo, evita recomendar a otro compañero letrado. Percibo detrás una típica crispación pequeño burguesa de pueblo melindroso, vigilante, clasemedista desislustrada, y también percibo la anteposición del feminismo sobre el peronismo.

         «El peronismo creó un apotegma que dice: para un peronista no puede ni debe haber nada mejor que otro peronista. Entonces cómo puede ser posible que un señor(a) que está en la misma lucha esté luchando contra otro peronista cuando tiene al enemigo con el que tiene naturalmente que luchar… El movimiento tiene enemigos de afuera y enemigos de adentro: quien no lucha contra el enemigo ni por la causa del pueblo, es un traidor, quien lucha contra el enemigo y por la causa del pueblo, es un compañero; y quien lucha contra un compañero es un enemigo o un traidor«, sentencia el General Perón en 1971 en un famoso informe de Getino y Solanas.(4)

 Entre tanto, en medio de una peste excepcional que impone restricciones, aislamientos y miedos, mujeres y hombres se encierran, se alejan, evitan el contacto físico, acariciarse y besarse. Recomiendan el «sexo virtual» al estilo de los Hikikomori  (ひきこもり o 引き篭り) del Japón, lastimosos adelantados en décadas. O la masturbación, actividad que no necesita de demasiadas indicaciones ya que es la primigenia, originaria y más practicada siempre por la especie humana. Entre peste y masturbación, desempleo y pobreza, virtualidad digital y ausencia de contacto corporal íntimo con el otro, parecen darse condiciones concomitantes con la tan denunciada política mundial de despoblación y des-«globalización» para no llegar a los 8 mil millones con la excusa de que los alimentos no alcanzan. En Estados Unidos hay hoy 420 mil muertos por Covid, en el mundo más de 2 millones, y 220 mil en Brasil con 9 millones de infectados.
El Miedo total, en ruego para que no se transforme, otra vez, en horror.
AMILCAR MORETTI

Imagen compuesta por AMILCAR MORETTI. 24 de enero del 2021. BUENOS AIRES.

 

(1) Si bien el concepto de «empoderamiento» o «apoderamiento» puede rastrearse en el pedagogo Paulo Freyre en los años 60 del siglo pasado, su origen en apariencia tercermundista ha sido cooptado -a mi entender- por el poder mundial del Norte. El concepto es utilizado por el Banco Mundial, las Naciones Unidas y su vulgata la malusan  los grandes medios de Estados Unidos. En su impreciso significado, en rigor mercantil, es instrumento, entre cosas, para que los asalariados de capital privado se sientan estimulados a producir más (plusvalía para el patrón). Según la información, en 1985 el concepto de empoderamiento fue presentado en la Tercera Conferencia Mundial en Nairobi y en 1988 transpuesto al español en México por el PIEM (Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer). Es un concepto del feminismo académico e intelectual de activistas feministas del subcontinente sur y de otras regiones sin desarrollo industrial-tecnológico distributivo.

(2) https://www.pagina12.com.ar/306610-justicia-no-es-igual-a-carcel

(3) “En cuanto al tema de género, sabemos que los estándares de belleza asiáticos (Corea del Sur) son muy aspiracionales para las generaciones latinas jóvenes, ya que proponen desdibujar el género con estéticas andróginas, en donde invertir y explorar con la belleza es una regla que va más allá de ser hombre o mujer”, dice Luis Ebenezer, VP de Estrategia de Another Company.
https://elplanetaurbano.com/2021/01/belleza-reconfigurada-la-piel-que-habito-edicion-pandemia/

(4) https://info135.com.ar/2017/05/22/peron-el-que-critica-a-un-companero-es-un-traidor-o-se-paso-al-bando-contrario/

Autor: Amilcar Moretti

AMILCAR MORETTI: Escritor, periodista y fotógrafo Sitio web central: ERÓTICA DE LA CULTURA www.moretticulturaeros.com.ar Desde el 2010. Buenos Aires. Mi mail: amilcarmoretti@hotmail.com Escritor de periodismo y fotógrafo de desnudo femenino en situación cotidiana.Crítico de cultura, cine, arte y sociología de lo cotidiano durante cuatro décadas en el diario EL DIA (www.eldia.com) de la Argentina. Creador en el 2010, autor y titular del sitio ERÓTICA DE LA CULTURA magazine de cultura, erótica y política. Blog complementario: htpps://amilcarmoretti.wordpress.com AMILCAR MORETTI Writer, journalist and photographer Central website: EROTICA OF CULTURE www.moretticulturaeros.com.ar Since 2010. Buenos Aires. Mail: amilcarmoretti@hotmail.com Journalism writer. Female nude photographer in an everyday situation. Critic of culture, cinema, art and sociology of the everyday for four decades in the newspaper EL DIA (www.eldia.com) of Argentina. Creator in 2010, author and owner of the site ERÓTICA DE LA CULTURA magazine of culture, erotic and politics. Complementary blog: htpps://amilcarmoretti.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s