…detrás de las máscaras múltiples de la Mujer (histérica) no hay Enigma o Secreto (del Eterno Femenino). El secreto del Secreto es que detrás de la Mujer (histérica) no hay nada… (fotos por AMÍLCAR MORETTI)

 

 

 

 

               “…una mujer (histérica) se mueve inmediatamente de ruegos desesperados a una cruel y vulgar irrisión, etc”  (…) “…se revela entonces como el terror (del hombre) a la incoherencia femenina: la histeria femenina…” (…) “Lo que causa tal malestar (en el hombre) es la imposibilidad de discernir detrás de las máscaras  (de la mujer) a un sujeto coherente que las manipule: detrás de las múltiples capas de máscaras no hay nada…” (…)

           “…el teatro histérico (de la mujer) en su más pura expresión: el sujeto (masculino) es atrapado en una mascarada  en la cual lo que parece mortalmente serio se revela como un fraude, y lo que parece ser un gesto vacío, se revela como mortalmente serio. El pánico que invade al sujeto (masculino) frente a este teatro expresa el terror de que, detrás de las muchas máscaras, que caerán una a una como las capas de una cebolla, no haya nada, ningún Secreto femenino último.”

(…)

         “…(Jacques) Lacan habla del goce femenino eludiendo el campo de lo fálico, lo concibe como un inefable “continente oscuro” separado del discurso (masculino) por una frontera imposible de atravesar.”

(…)

        “…el Límite que define a la mujer no es epistemológico, sino ontológico, es decir, más allá no hay nada. Lo “femenino” es esta estructura del límite como tal, un límite que precede lo que puede o no existir en su Más Allá: todo lo que percibimos en este Más Allá (el eterno femenino (de Goethe-por ejemplo), son nuestras propias proyecciones fantasmáticas.  La Mujer qua Enigma es un espectro generado por la superficie incoherente de las máscaras múltiples -el secreto del “Secreto” mismo es la incoherencia de la superficie… Y el nombre lacaniano para esta incoherencia de la superficie (para un espacio topológico complicado como la cinta de Moebius) es simplemente el sujeto.” (1)

(…)

          (1) Y “… el rasgo básico de lo que Lacan llama “sujeto” es precisamente que no hay tal núcleo: el sujeto es como una cebolla, cuyas capas no ocultan nada…”

 

(fragmentos de páginas 226-229, en parte ya citados aquí días atrás, del libro del filósofo y especialista en arte SLAVOJ ZIZEK en su libro “LAS METÁSTASIS DEL GOCE. Seis ensayos sobre la mujer y la causalidad”. Las citas pertenecen al capítulo 6, “La mujer no existe”. Ver Editorial PAIDÓS, de Buenos Aires, Argentina, en su colección Espacios del Saber. Segunda reimpresión de la traducción de Patricia Willson, abril 2010.) 

 

 

 

 

Foto por AMÍLCAR MORETTI. Tomada semanas atrás y editada el martes 14 de mayo 2013. Argentina.

Foto por AMÍLCAR MORETTI. Tomada semanas atrás y editada el martes 14 de mayo 2013. Argentina.

 

 

 

 

 

Foto por Amílcar Moretti. Ed. el 15 de mayo 2013. Argentina.

Foto por Amílcar Moretti. Ed. el 15 de mayo 2013. Argentina.

 

 

 

 

 

Fotos por AMÍLCAR MORETTI. Selección de reflexiones de Slavoj Zizek y de videos de películas y reportaje, también por A. Moretti. Miércoles 15 de mayo 2013, Argentina. Recién comienza el día. Es noche y llueve. Seguro se inunda de nuevo buena parte de la ciudad. “Es que llueve mucho”, dirán.  Y cuando no llueva y muchos mueran por falta de nutrientes líquidos, dirán: “Es la sequía”. Es que el hombre no tiene nada que ver. Menos los ricos; los ricos menos aún tienen que ver, ¿está claro? ¡Ojito! Y “¡a la mierda!”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: