Magalí Villano: “LA DESNUDEZ NO ES PORNOGRAFÍA”

 

 

 

 

Magalí Villano. "La desnudez no es pornografía". Joven y bella, de La Plata. (Consignado en Facebook)

Magalí Villano. “La desnudez no es pornografía”. Joven y bella, de La Plata. (Consignado en Facebook)

 

 

 

             Está en (Yeta) Facebook. Me informaron que una chica de La Plata aparece en esa red con un cartel que dice: “La desnudez no es pornografía”. Ella está sentada, desnuda, con las piernas abiertas y en el centro de sus piernas lleva puesto el cartelito con manuscrita de imprenta con su señalamiento crítico y aclaración: “La desnudez no es pornografía”. La muchacha se llama Magalí Villano y sus imágenes en esa innombrable red la muestran como una muchacha bella y alertada, despierta.

 

 

 

           Hay una gran confusión ahora. Ya tres veces me retiré de esa madeja digital banal y adictiva, máquina de servicios de inteligencia y embobamiento parasitario. La primera vez fue porque me “invitaron” a que me autocensurara. Algún necio o envidioso -o envidioso y necio- me “denunció”. Esa red que no puede ni debe nombrarse porque trae mala suerte admite que cualquier conectado denuncie sin derecho a defensa o réplica cualquier imagen o concepto que no coincida con sus “principios”. ¿Los necios y los envidiosos tienen principios? Esa primera vez me prometí  no regresar dado que me negué a a autocensurarme. Ellos censuran pero prefieren que lo haga uno mismo, así conservan su idea de “progreso” norteamericano y Ud. pasa a ser un buen ciudadano que ha entrado en “buenas razones”, es decir, las “razones” de ellos.

 

 

 

         Lo sorprendente o viscoso, como un promotor de la adicciones que luego él mismo sancionará, es que a las horas de habermr retirado, comenzaron a sucederse en mi correo electrónico innumerables invitaciones a formar parte de red yeta. Facebook es yeta. Facebook trae mala suerte. Aléjese, hágame caso. Bueno, pasaron los meses, seis o siete, y rompí mi promesa. Volví a la Yeta, pero hete aquí que otro “voluntario” objetó al poco tiempo una foto, pero esta vez la retiraron los “observantes” de la Yeta. Y me sancionaron con una suspensión de, creo, tres o cuatro días. Al cabo, me reingresaron después de insistentes pedidos de los mismos Censores de la Nada, o más aún,  Verdugos de la Censura de la Nada que estimulan los que se refugian en el anonimato. Igual igual al Acta Patriótica de los Estados Unidos: cualquier agente del gobierno o gente al servicio de ellos puede denunciar de modo anónimo a un ciudadano acusándalo de “terrorista” y la víctima de inmediato puede ser detenida sin derecho a defensa si así lo resuelve el organismo de espionaje correspondiente. Y permanecer en prisión por tiempo indefinido sin saber nunca quién lo acusó y de qué es acusado. “El proceso” de Kafka, que no describía al comunismo ruso, como algunos conjeturaban (los mismo con “1984” de Orwell) sino al capitalismo financiero norteamericano de hoy.

 

 

                  Lo cierto es que a la tercera vez que me dejan afuera por no sé qué imagen, me cansé y decidí bloquear todo y no sufrir más molestias. Cercanas a mi sitio en la Yeta había, claro, innumerables páginas que son lo más parecido al ofrecimiento y venta de muchachas para prostitución. La Yeta e internet han sustituido al famoso rubro de los diarios, ahora inexistente por un nuevo ordenamiento legal del gobierno kirchnerista. Es seguro que si el kirchnerismo es cambiado por algo similar al macrismo o duhaldimos, proliferará a mansalva la censura al tiempo que abundará de nuevo en todos los medios la promoción de la prostitución. Y una más: ayer, Pinterest me informó que había borrado una carpeta mía de fotos copiadas del mismo sitio por titularla “Desnudo”. Bloquée también Pinterest. 

 

 

 

                   Pero fuera de todas esas cosas feas y desagradables, una chica de La Plata que no quiere mostrar culo-tetas como tanta botinera de “revista de hombres” colgada en los kioscos, plantea la desnudez (no culo tipo fútbol y tetas de silicona), repito plantea la desnudez como una forma natural de verse y mostrarse, no como pornografía, por lo demás tema arduo de discutir y más difícil aún de encuadrar en leyes que no limiten la libertad de expresión.

 

 

                       Magalí Villano es valiente. No la conozco. Y en las fotos da muy bien, también por ser bonita. Lo cual es notorio en la foto de abajo:

 

 

Magalí Vilano, de La Plata.

Magalí Vilano, de La Plata.

 

 

Por AMÍLCAR MORETTI. Miércoles 1 de mayo 2013. La Plata. Argentina.

Una respuesta to “Magalí Villano: “LA DESNUDEZ NO ES PORNOGRAFÍA””

  1. Coincido con dicho cartel, ademàs hay quienes confunden erotismo con pornografìa.
    Recuerden que todas pueden posar porque todas son bellas. (que no se malinterprete, todas mayores de edad).
    Felicito a esta hermosa joven por su iniciativa, yo por ahora no tengo FUSEXXX-BOOK.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: