“SUBMARINO”: cine danés-sueco sobre cómo andan de mal las cosas allá en el Norte, en la vieja Europa escandinava

 

 

 

 

El filme de Dinamarca que estrenan esta noche de miércoles 27, a las 22, en I-Sat

El filme de Dinamarca que estrenan esta noche de miércoles 27, a las 22, en I-Sat

 

 

 

VIVIR COMO EN UN SUBMARINO, SUMERGIDO Y ENCLAUSTRADO: POR EL SISTEMA, POR LA ESTRUCTURA FAMILIAR PERVERSA Y POR LA TORTURA POLICIAL Y CARCELARIA.

 

Escribe

AMÍLCAR MORETTI

Martes 26 de marzo 2013.

 

 

(este texto es un fragmento en adelanto de la nota escrita especialmente para el diario EL DIA, de La Plata, Argentina, que se publica íntegra en la edición del miércoles 27 de marzo, en la sección Espectáculos: http://www.eldia.com.ar/espectaculos.aspx)

 

 

 

UNA NOVEDAD EN CINE en TV. Cable va en el ya tradicional ciclo Primer Plano de los miércoles por I-Sat. Se titula “Submarino” y es dinamarquesa, del 2010. Su autor, Thomas Vinterberg, quien lanzó en 1995 el  llamado grupo Dogma 95  junto al más conocido Lars von Trier y sus intentos –cada vez más audaces y menos repercusión- de escandalizar. “Submarino” es lo que antes se llamaba “cine arte” y ahora, quizás, cine comercial de arte, o algo así. En cualquier caso, cine serio, logrado o no. Quiero decir que hay “otro” cine que es más genuino y con más integridad intelectual que busca nuevas formas de cine con lenguajes de exploración.

 

 

 

 Amilcar Moretti . P2250093 “Submarino”, en la noche de este miércoles 27, es una realización sueco-danesa del dinamarqués Thomas Vinterberg, años atrás discretamente comentado por su película “Celebración”, aquella de la familia de la burguesía que, en plena fiesta de casamiento de un integrante, se encuentra con la revelación pública de que el jefe familiar, el gran patriarca es –según su hijo adulto- un pederasta que sodomizaba a su propio descendiente.

 

 

 

     “Submarino” es un título referido a eso que, en principio, piensa enseguida un argentino sagaz: no la nave que se sumerge sino la acostumbrada tortura de meter la cabeza del prisionero en un tanque de agua  o bien cubrir su cabeza con una bolsa de polietileno (“submarino seco”). Hay otras variantes, según imaginación del torturador, como la del trapo sobre boca y nariz y luego empaparlo con agua, lo que impide respirar y hace tragar agua, mientras el pobre desgraciado está atado a una mesa o en una silla. Lo llamativo de esta forma de tormento es que el gobierno de Estados Unidos no la considera ahora una forma de tortura sino algo así como “interrogatorio severo o fuerte”. Un modelo.

 

 

   “Submarino”, acusan muchos comentarios, es una película “sórdida”, como si la sordidez estuviera en la pantalla y no en la realidad. La sordidez no es como sustento de la estética dramática o dramatización estética una cualidad desechable. En todo caso es ignominiosa la sordidez en sí misma y si la ignominia es solo ignominia (real). En la estética es otro asunto. Para dar un ejemplo de “Submarino”, filme grave sobre dos hermanos adultos que mucho han sufrido en su familia, basta un comentario del español FilmAffinity: “Se parte de una situación desoladora: padre ausente, madre alcoholizada, niños que cuidan de un bebé –resulta espeluznante la secuencia en que la madre se desploma en la cocina, se hace pis… y el primogénito se acerca al charco de meados con una tostadora para darle una descarga.”

 

 

  Quizás –otra acusación al film, no mía- se trata de una expresión tremendista; es probable. Pero, a mi entender, guarda en algunos territorios del planeta una función “reveladora”, de esclarecimiento: aquellos que suponen que el Norte, o los países escandinavos son el “paraíso” (paraíso medido por el grado de consumo y no por la creatividad de los valores colectivos circulantes) encontrarán en “Submarino” que el estiércol de ciertos modos de vida –culturales, productivos- muestra una parte importante muy encubierta que hay que tener en cuenta a la hora de pensar o, al menos, abrir la boca.

        “Submarino”, este miércoles 27, a las 22, por I-Sat.

 

 

Textos y compaginación por AMÍLCAR MORETTI. Martes 26 de marzo 2013. Argentina.

 

 

Thomas Vinterberg, con su secta película, "Submarino". Vinterberg es danés y nació en 1969.

Thomas Vinterberg, con su secta película, “Submarino”. Vinterberg es danés y nació en 1969.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: