ELOGIO DE MI CAMA. La gran paja de ellos y de ellas.

 

 

 

 

ELOGIO DE MI CAMA

 

 

De Meredith Holmes (1)

 

 

Por fin puedo estar contigo!

Horas molida

desde que salí de tu lado!

La labor de ser completamente humana,

trabajando mi lado negativo,

hablando, y caminando erguida.

Ahora estoy desatada,

Abierta, caminante del afuera.

Sin cáscara, suave, un ser solo,

No hago nada, pero el asunto

son mis pies descalzos dentro de tu

limpia suavidad

sentir tu fuerza quieta

todo a lo largo de mi cuerpo.

Cierro los ojos, me oigo

gimo, muy agradecida de celebrarlo de esta forma.

 

 

(versión “libre” del original en inglés realizada por el autor del Blog, sobre la base de la asistencia del traductor –literal- de Google. Solicito de modo encarecido que cualquiera de mis lectores y visitantes que desee mejorar mi versión para una mayor fidelidad literaria me haga llegar su sugerencia y ayuda. Sé que lo harán y desde ya estoy muy agradecido.)

 

 

(1) Meredith Holmes: escritora y poeta norteamericana que trabaja y vive en Texas, Estados Unidos. Se dedica a los relatos fantásticos y la poesía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Video de Agent Provocateur, sofisticada firma internacional de lencería femenina chic y de alto precio. Ver:

http://www.agentprovocateur.com/videos/video-archive.html

Adaptación al cine de Cordelia Beresford del poema “In Praise of My Bed” de Meredith Holmes, con dirección de Chris Floyd y musicalización de Tommy D. La lectura del poema estuvo a cargo de Lizzie Roper. )  

Versión bajada de Youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=QxqWrbjpNVQ

 

 

 

In Praise of My Bed

 

By Meredith Holmes

 

 

At last I can be with you!

The grinding hours

since I left your side!

The labor of being fully human,

working my opposable thumb,

talking, and walking upright.

Now I have unclasped

unzipped, stepped out of.

Husked, soft, a be-er only,

I do nothing, but point

my bare feet into your

clean smoothness

feel your quiet strength

the whole length of my body.

I close my eyes, hear myself

moan, so grateful to be held this way.

 

http://answers.yahoo.com/question/index?qid=20110126163629AA8TMUf

 

 

Escrito
por AMÍLCAR MORETTI

Sábado 28 diciembre 2012. Madrugada.
Argentina

 

 

Amilcar Moretti. (BLOG) oct. 2012 PA010073En Answer Yahoo se “debate” si el poema de Meredith Holmes tiene o no un sentido o sugerencia sexual. Dicen que sí, dicen que no. Que alude a un(a) acompañante que estaría (o se imagina) pero que no se ve o no se muestra. O que se refiere solo al goce de la propia cama, íntima como ninguna pero también, muchas veces, fría si se está solo.  Pienso que, de modo deliberado, hay una explícita sugerencia erótica que no solo reside en la bella modelo que aparece en provocativa lingerie. Ese “detalle” es solo el anzuelo, la parte “rústica” del asunto. Lo que Agent Provocateur ha hecho es poner en explícito lo que Holmes, en su poema,  sugiere con ambigüedad, quizás producto de su propio deseo y de su propia represión o censura.

 

      

       Dicho de otro modo: hay (en el poema y en el video cinematográfico) un perfil erotizado, erotizante. Erótico. Solo que, a mi parecer, autoerótico. Si se quiere, masturbatorio. De hecho, en el clip, la protagonista se revuelve en la cama, sola, y se acaricia a sí misma, de modo apenas insinuado, y no hace falta más. Es confuso, es “discutible”, es ambiguo. Pero hay una situación de autoerotismo en la que la Bella se masturba en y con su lecho, acariciándose a sí misma en las sedosa sábanas rojo carmesí. O bien se proporciona a sí misma algún tipo de disfrute, quizás –es cierto- al pensar en el descanso del sueño reparador (pero entonces, a qué tanta sensualidad para ir a dormir).

 

       

 

           Pienso que, como todo erotismo de mercado, publicitario, es más que nada espejo sustituto de lo real, pura ficción. No se promueve la sexualidad en intercambio, el disfrute de estar con Otro. Se patrocina un disfrute masturbatorio, en soledad. Se disfruta solo. El goce es solitario. En la sociedad capitalista de mercado se maneja financieramente al sexo: hay dos puntas en las que se invierte capital: por un lado, el sexo pago. Sexo a cambio de dinero. Comprar (vender) sexo. No por nada hay tal expansión mundial de la prostitución y trata de personas con fines sexuales como la que se registra en el mundo entero desde los años 80 del siglo pasado, y más aún desde 1989, cuando cae el mundo socialista soviético. Europa del oeste se provee de muchachas del este, el viejo y ahora desempleado mundo comunista a la soviética, y de parte de nuestra América latina. En cuanto a Estados Unidos, a fuerza de mercado y “libre competencia” y “libre iniciativa” se logró descomponer y corroer la utopía de liberación hippie (“sexo, drogas y rock”) de los años 60. Se la convirtió en “libre” comercio genital, tanto a través de la represión policial como de la publicidad y la enfermedad programada: VIH.

 

           La otra punta del dilema en que se invierte capital en la etapa de la financiarización mundial del capital es en Mirar. Solo mirar. Televisión, Peceísmo (Internet y compu), publicidad, imágenes de revistas, el viejo cine, espectáculos. Todo es “sexualidad” pero no existe esa “libertad sexual” que se pregona, o de la cual se supone se da registro. Imagen, simulación, simulacro. Nueva versión de la antigua represión del siglo XIX, solo que con permisos masturbatorios. En eso se basa la publicidad: en el “permiso” para masturbarse. No lo tengo (el auto, la mujer, la residencia, las vacaciones, lo que sea, todo revuelto e igualado entre cosas y seres humanos) pero puedo “disfrutar” igual (hacerse la cabeza, masturbarse, fantasear, envidiar, matar a cualquiera para lograrlo). La lujuria, hoy y desde hace años, no se basa únicamente en lo sexual corporal sino también –y sobre todo- en comprar. Comprar, comprar: consumir. Ya se ha repetido que Estados Unidos conforma la primera civilización que ha logrado corromper el deseo sexual por el dinero (o lo que el dinero compra: consumo).

 

 

           No critico a Agent Provocateur: la firma vende. Y encarga buenos –atractivos- clips para sus productos. Su sofisticación estetizada y estetizante traduce la realidad de la gran mayoría que únicamente ve, mira desde afuera. La actividad sexual afectiva en intercambio de disfrutes y realizaciones parece cada vez más lejana, como un regreso del viejo concepto de “culpa” encubierto por la omnipresente y muy promovida idea y sentimiento de Miedo y Temor. El Miedo y el Temor –a todo, no solo al disfrute de la actividad sexual consciente- terminan por ser más fuertes que cualquier otro Deseo (sexo-afectivo).

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: