Doppelgänger (1): apariencias de Liz, según la imagen.

 

 

 

 

Doppelgänger. Foto de Amílcar Moretti. 2012. Argentina.

 

 

 

 

Doppelgänger 2. Por Amílcar Moretti.

 

 

 

 

Doppelgänger. Amílcar Moretti. 2012.

 

 

 

 

Doppelgänger. Amílcar Moretti. Argentina.

 

 

 

Modelo: Liz. Fotos tomadas el 24 de setiembre pasado y editadas hoy a la madrugada del sábado 24 de noviembre. 

 

(1) Doppelgänger es el vocablo alemán para definir el doble fantasmagórico de una persona viva. La palabra proviene de doppel, que significa “doble”, y gänger, traducida como “andante”. Su forma más antigua, acuñada por el novelista Jean Paul en 1796, es Doppeltgänger, ‘el que camina al lado’. El término se utiliza para designar a cualquier doble de una persona, comúnmente en referencia al “gemelo malvado” o al fenómeno de la bilocación. (Consignado en muy popular enciclopedia digital). Todo lo cual, por supuesto, no tiene que ver con LIZ, que no es así, ni tiene doble, aunque a veces, como cualquiera que valga, puede ser muchas que son una más compleja. Y eso es lo lindo, de ella y otras pocas, que siendo múltiples te amansan con su seguridad de Una mujer multifacética  por descubrir y descubrirse.

Fotos por AMÍLCAR MORETTI. Sábado 24 de noviembre 2012. Argentina. Cerca de Buenos Aires. Ya se va el año. Se va, según el almanaque. No lo celebré, al inicio. Cada vez menos advierto esos acontecimientos iniciales. Se pasa el año. Hubo unos pequeños entorpecimientos, nada grave. Estuve bien, estuvimos bien. Logré cosas, avancé, avanzamos. Algunas damas invariables y ambiguas intentaron contratiempos en lo personal, y por momentos, casi lo logran. Contradictorias, temerosas. Imagen. Les han enseñado a ser imagen y no saben cómo ser cuerpo. Viven en fuga, en la huída. No reconocen amigos y compañeros de enemigos y cagadores. Pero pasó todo eso. “La cosecha de mujeres nunca se acaba”, me repite la Mujer. En cuanto a los tipos los veo poco, salvo a algunos poquísimos buenos compañeros, menos de tres, o de dos. Se  acaba el almanaque.  Me doy cuenta porque tiene solo dos hojas y una ya casi estoy por arrancarla. Se termina el año. Un gato casi negro con manchas blancas pasa por detrás mío y se come la comida de nuestra gata. ¿De quién es ese gato cachafaz? ¿No sabe que son las 3 de la mañana?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: