LA CLASE MEDIA IDIOTA (II)

 

 

 

 

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

 

                 Miami es la Meca de los latinoamericanos ricos” afirma un periodista de preciso juicio y escritura rigurosa en su columna semanal este último sábado en un diario de Buenos Aires de distribución nacional  (1). Se refiere a los “ricos” de Venezuela, espantados no ya por el matiz de piel oscuro del presidente Chávez Frías -líder victorioso en más de una docena de elecciones-, sino por sus políticas de orientación popular, creación de nuevas ramas productivas y, lo peor, distribucionista. Lo que se dice de los “ricos” de Venezuela, se aplica también a la clase media acomodada, de altos ingresos. El paraíso, el modo de vida ideal, para esta gente, es Miami y lo que representa como fulgor y, tal vez también, como sustancia, basada no siempre en actividades claras. No hay que perder de vista que, en buena medida, se trata de sectores que aumentaron ingresos de forma más o menos abrupta.

          La descripción del analista del diario porteño funciona más allá de la república bolivariana y abarca a amplias franjas  de las clases medias de todo el subcontinente Sur, en especial las que se enriquecieron o acumularon de modo rápido -y a veces extraño o sospechoso- durante la década de los noventa, para nosotros el cavallo-menemismo. Implica, también, como exteriorización pública a los caceroleros de pequeña burguesía del norte de la ciudad de Buenos Aires, la zona más cara en una ciudad de 3 millones de habitantes.

           Se sabe que esos caceroleros -en conjunto integrantes de un amplio magma de clase media idiota  urbana y porteña de Buenos Aires, fotocopiada por otras grandes ciudades del país, ejercen una crítica cerrada y permanente crítica verbal (muchas veces, obscena) y acciones cada vez más notorias y agresivas contra del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En los últimos tiempos, han calcado vocabulario  y  territorios de “preocupación” política para “denuncias” que fueron propias y exclusivas del progresismo y la izquierda, elaboradas por esta última en su momento para ciclos autoritarios de derecha o fascistas.

                       

                    Si hay algo en esta derecha de clase media argentina que, de modo vergonzante, no asume del todo es no reconocerse de derecha, por lo cual ahora abunda en conceptos de “izquierda” más el sambenito de la corrupción (que calló y disfrutó durante la algarabía corrupta del cavallo-menemismo, pagada por la gran estafa de la deuda externa). Esta derecha pequeño burguesa, activada por el temor (a perder algo de sus consumos e ingresos, con miedo mezquina e individualista a renunciar a alguna ventaja), en una cada vez más pequeña y recluida zona de su conciencia quiere seguir pensándose a sí misma como coincidente con el “progreso” así como lo “liberal” entendido -en su fantasía, no en sus prácticas- como facultad ganada para ejercer una libertad al estilo “Revolución Francesa” y no el verdadero “hago lo que quiero porque tengo dinero”, que es su móvil profundo.

                   Doy pasado a un fragmento de la nota de Luis Bruschtein que refiere, con claridad y exactitud, el tema de nuestra parte creciente de clase media idiota:

 

                      “Para la derecha venezolana (…) el faro está en Miami, en las usinas de la ultraderecha norteamericana y cubana, muy ligadas a la colectividad de venezolanos residentes que se autoasumen como exiliados de Chávez. La burguesía venezolana tiene allí su principal lugar de residencia y en segundo lugar su país. Hay una tendencia creciente de las derechas latinoamericanas por referenciarse con Miami, cuyos centros de pensamiento cuentan con un poderoso arsenal mediático con inserción en todos los países de América latina. Ese fue el lugar –si se quiere en una decisión visionaria– que les facilitó la CIA a las primeras oleadas de exiliados cubanos.

 

 

           

                 “Si los latinos votan en masa a los demócratas, y en especial a Barack Obama, las colectividades cubano-venezolanas y demás, de Miami, optan siempre por los candidatos más derechistas y no se llevan bien con los otros latinos. Miami es La Meca de los latinoamericanos ricos. Allí vacacionan y allí se sienten parte del gran imperio. No son colectividades con tradición democrática. Con la excusa del anticomunismo, han impulsado y apoyado todos los golpes militares en América latina, incluyendo al más reciente de Honduras. E incluso varios de sus representantes forman parte del Grupo de Tareas de los fondos buitre que operan contra Argentina. Algunos aspectos de esa línea de pensamiento se expresan en la forma tan parcializada con que la CNN cubre los procesos políticos latinoamericanos populares. Y la CNN no es la vertiente más recalcitrante.

 

 

                   “Para los países caribeños, la relación con Miami resulta lógica hasta por el clima. La globalización y el desarrollo de los medios acercaron el Caribe al sur, y la base social del centroderecha argentino ya generó un lazo de familiaridad cultural y vagamente ideológico sin que todavía se exprese claramente en el plano de la política. Un embrión de esa inclinación se produjo con el menemismo y después se cortó. Sería una forma de alinearse con los Estados Unidos y con sus grupos más derechistas, los mismos que diseñaron con ese objetivo a ese primer exilio cubano lleno de agentes de la dictadura de Batista.”

(de “Postales caribeñas”. Ver:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-205520-2012-10-13.html

 

(1) Luis Bruschtein en “Postales caribeñas”, nota aparecida el sábado 13 de octubre, un fragmento de la cual reproduzco más arriba. Diario “Página/12”, Buenos Aires, pág. 2.

 

 

Martes 16 de octubre 2012. Argentina (a 60 kms. de Buenos Aires)

 

2 comentarios to “LA CLASE MEDIA IDIOTA (II)”

  1. Néstor O. Fernàndez Says:

    Con cuerdo plenamente con elo expresado y refirmado en su texto por Carlos Díaz. Los demòcratas y bien pensantes tenemos que hacer todo lo posible para que la nefasta influencia de Estados Unidos en diversos órdenas -social, polìtico, cultural, etc.- deje de impedir la cabal liberaciòn de nuestros pueblos. Nuestra fortaleza está en afianzar los lazos con paìses americanos y caribeños, porque Gran Bretaña, Israel y varios de la Uniòn Europea son furgòn de cola de Estados Unidos, y socios en sus tropelìas.

    Me gusta

  2. Carlos Diaz Says:

    A observar (y vigilantear) las elecciones venezolanas fueron de diez a quince mil periodistas y observadores extranjeros(!). Para ver si pescaban aunque más no fuera una pizquita de irregularidad (que en todas las elecciones de todos los países, hay). Por caso, a eso fue Lanata y como se volvía sin nada inventó el despelote del aeropuerto, que tendría una fuerte vigilancia y es absolutamente lógico que la tuviera. Hay que reconocer que tiene talento para hacer bardo y escándalo con mentiras y tambien el olfato de su patrón para elegirlo.
    Ahora bien, pregunto: ¿Por qué no van diez o quince mil a controlar las elecciones yanquis (en las que sí hubo fraude cuando Busch (H) ganó por primera vez, justamente en el sur, en la Florida y Miami). O a Francia cuando ganó Hollande o a España cuando ganó Rajoy, entre otros casos?
    Otro punto para observar: luego del triunfo de Chavez el departamento de estado de USA lo saludó y le comunicó que “debe respetar a las minorías”. No le dijo que debía ser fiel al mandato de la mayoría que lo apoyó y eligió, no, le reclamó que respete a la minoría. Es decir que Chavez no debe hacer las políticas que quiere y apoya la mayoría que lo eligió, sino las políticas de la minoría opositora. Parece que así es la democracia y nosotros estamos confundidos.
    A mi no me gustan las políticas internas de USA ¿Puedo reclamarles que hagan otras?

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: