“CINCO DÍAS SIN NORA”, buena película mexicana este miércoles 19, a las 22

 

 

 

 

 

 

 

 

EL HOMBRE ES TIEMPO. LO PERDIDO NO SE RECUPERA. A VECES, SE REPARA, O SUSTITUYE. LA MUERTE -TRANSACCIÓN FINAL CON EL TIEMPO- SIRVE, EN CASOS TAN REVELADORES COMO DOLOROSOS, PARA ADVERTIR QUE LAS PERSONAS AMADAS -O TODAS LAS PERSONAS- PUEDEN TENER UNA Y MIL CARAS DEBAJO DE UNA RUTINA DE MÁSCARAS Y COMPORTAMIENTOS QUE REPETIMOS POR COMODIDAD, COBARDÍA, IGNORANCIA O TRIVIAL CONVENIENCIA. 

 

 

(Lo que sigue es un fragmento de la nota que este miércoles 19 de setiembre
publico en el diario El Día, de la Argentina (ciudad de La Plata, a 60 kms. al sur de Buenos Aires). Ver http://www.eldia.com.ar  , sección Espectáculos)

 

 

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

 

 

 

                 Esta noche (miércoles 19) va la película más interesante de la semana, sin dudas, en la televisión de cable. Es mexicana y fue premiada con el máximo galardón en el Festival de Mar del Plata. “Cinco días sin Nora” es una cinta decente, honorable y reflexiva, reflexivamente crítica, pequeña y de bajo presupuesto pero inteligente y movilizadora. Ignoro si habla sobre las religiones (en este caso el judaísmo, pero se me ocurre que podría ser cualquier otra de las “cinco grandes” mono o politeístas).

 

 

                   Frente a un ateo, laicista, secularizador, cínico (en el sentido filosófico, de la filosofía de los cínicos de la Grecia del siglo IV a. de C., Diógenes o Antístenes), o un descreído radical (que los hay, y muchos, humanistas y deshumanizados), la presencia de ideas religiosas no como dogmas y conveniencias de instituciones y poderes sino como manera de encontrar y comprender el lugar de cada uno en el mundo, en esa confrontación-diálogo pensativo e intenso no pueden más que surgir asuntos muy serios y muy cómicos, con mucho humor, que es lo mejor –el humor reflexivo y cuestionador- para sentirse (y morirse) bien.

 

        

 

              Nora es mexicana y ha tenido más de una docena de suicidios, fracasados, claro, pero al final lo logra con el objetivo de que su ex marido, José, amargado y lejos de ella, deba hacerse cargo de su cuerpo que –según el judaísmo- tiene que permanecer en vela cinco días antes de ser enterrado.  Sí, José viaja y toma la responsabilidad pero con una bronca y malhumor que parecen aludir a otra cosa que a su matrimonio fracasado y disgustante.

 

     

               Y aquí radica la “cuestión” de “Cinco días con Nora”, porque a medida que pasan las jornadas de espera surgen secretos de la difunta y hay recuerdos y memorias que se reelaboran y comienzan a interpretarse de otro modo, desde lo cual se pone en evidencia que nadie parece ser cómo se lo recordaba o “era”, sino de otro modo. O que al menos cada uno era y es “varias personas” a la vez, con lateralidades y partes centrales, que además pueden encubrir profundidades y verdades ocultas, o bien demostrar que un humano es insondable y no del todo nunca comprensible, inteligible.

      

 

 

                    Lo bueno de “Cinco días con Nora” es que todo se plantea con humor, con humor negro y con toques de absurdo, o grotesco, lo que hace muy bien al ánimo y a la ubicación y relativización de la ubicación de cada uno en este tránsito.

Miércoles 19, a las 22, por ISA.

 

 

 

Mariana Chenillo, directora de “Cinco días son Nora”, premiada en el Festival de Mar del Plata.

 

 

 

 

 

 

 

 

UN POCO DE MUCHOS LADOS

 

 

(algunos comentarios de FilmAffinity digital)

 

 

Apreciable ópera prima

 

9 de Agosto de 2009

 

 

“Cinco días sin Nora”, el primer largometraje de la directora Mariana Chenillo, es una comedia dramática con mucho humor negro que habla sobre la realidad mexicana que es muy parecida a la del resto de Latinoamérica.

En efecto, en esta cinta se compendian las diferencias sociales, raciales y religiosas dentro de un contexto económico neoliberal que comercia con todo y con todos y se critica por igual a todos los estamentos, incluyendo los ritos judíos y la frivolidad católica.

 

“La historia, de antemano, es previsible y está hecha así adrede porque de lo que se trata es si José, el personaje ex esposo de Nora, después del suicidio de esta última, enrolla la madeja o la tira al tacho, figurativamente hablando para no contar los detalles del filme.

 

 

“La directora es también la guionista de la película y su mérito consiste en haber presentado los personajes en forma tal que se produzca un caos permanente y una tensión creciente sin incurrir en situaciones trilladas y demasiado melodramáticas.

Por otro lado, uno de los puntos débiles de la cinta está en las escenas retrospectivas producto de los recuerdos de José con Nora, demasiado lacónico en sus explicaciones y poco trabajado en su estética pero el más notorio es el facilismo con que se llega al desenlace.

 

 

“Pero en conjunto, la película tiene tal poder de convocatoria y adhesión, que oculta sus defectos.”

(Gustavo. De Lima, Perú)

 

 

 

La hipocresía no conoce religiones

 

2 de Febrero de 2010

 

 

“Mariana Chenillo debuta con esta película que nos cuestiona nuestra devoción sin importar que religión se practique, así como nuestro proceder hasta el último momento de nuestra existencia y la última voluntad que deseamos sea cumplida cuando ya no estemos.

 

 

 

“Mucho humor negro y un cinismo desparpajado recaen sobre José, que ha estado separado de Nora por más de una década, pero que al vivir en el mismo edificio han continuado con la convivencia. Nora ha muerto y él con mucha renuencia ha decidido darle sepultura, la situación se complica cuando debe apegarse a las normas de una religión que no profesa, y al rencor presente que desató su separación de ella.

 

 

 

“La doble moral, los engaños y la intolerabilidad de las instituciones religiosas sale a flote al descubrir la forma en que ha muerto Nora. Así como en este momento la iglesia católica continúa emitiendo juicios en contra del aborto y el matrimonio homosexual, la judía condena a sus devotos hasta en el cementerio, mostrando la hipocresía que no los exenta como seres humanos.

 

“Buen comienzo para Mariana Chenillo, hoy cuenta con varias nominaciones en ALCM, lo que refleja talento para esto del arte fílmico.”

(Coleccionista Visual, de Mexico)

 

 

 

 

Más allá de la muerte

 

22 de Julio de 2010

 

 

“Una excelente comedia de humor negro, ópera prima de la guionista y directora mexicana Mariana Chenillo. En una familia judía José Kurtz (insuperable Fernando Luján) y Nora (Silvia Mariscal) se han separado hace mucho tiempo y también divorciado, por lo cual José se ha mudado a otro departamento, enfrente, en la ciudad de México. Nora es una mujer manipuladora que siempre estuvo preparando su propio suicidio y luego de intentarlo muchas veces, lo ha logrado, no sin antes preparar la celebración de Pésaj (Pascua judía). Un hombre maduro, José se ha cansado de la religión y se ha vuelto ateo y socarrón (“Dios no existe”). La Pascua y el suicidio de Nora complican la obtención de un lugar donde sepultarla, por razones religiosas, y obligan a esperar cinco días para realizar el sepelio, resultado de un plan cuidadosamente preparado por Nora. Notablemente, es una comedia muy agradable en la que, incluso, por un descuido de Nora, se descubre un inesperado secreto.”

(Leonel, de Buenos Aires)

 

Una respuesta to ““CINCO DÍAS SIN NORA”, buena película mexicana este miércoles 19, a las 22”

  1. juancitoallen Says:

    LA HE VISTO. EXCELENTE PELICULA!!. NADA PUEDE AGREGAR UN SIMPLE ESPECTADOR ANTE TANTOS ESPECIALISTAS.
    SOLO RECOMENDAR “LE PETIT JERUSALEN”, SOBRE LA PROBLEMATICA JUDIA EN FRANCIA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: