LA DECADENCIA DE ESTADOS UNIDOS: LA PARTE DE ADENTRO. PREPARAN CAMPOS DE CONCENTRACIÓN EN TERRITORIO NORTEAMERICANO EN “PREVISIÓN” DE REVUELTAS SOCIALES. EL HORROR PLANIFICADO CIENTÍFICAMENTE (II)

 

 

CAMPOS DE DETENCIÓN EN EE.UU.:

Preparativos de cara a disturbios y desórdenes civiles

 

Miércoles 7 diciembre 2011

http://www.infowars.com/detention-camp-order-follows-preparations-for-civil-unrest/  (1)

           “La revelación de que la subsidiaria de Halliburton KBR está buscando subcontratistas para personal y equipo de campamentos “de emergencia medioambiental” ubicados en cinco regiones de los Estados Unidos continúa con los preparativos de los últimos tres años para hacer frente a los disturbios en los Estados Unidos, como los que ya se han propagado por toda Europa, Norte de África y Oriente Medio.

 

 

 

           “Como Infowars informó ayer por la noche, un documento enviado por un empleado del gobierno estatal confirma que Kellogg Brown & Root Services están buscando activar los campos construidos para la FEMA y para el Cuerpo de Ingenieros del ejército de los Estados Unidos.

 

 

 

           “Esto sigue a la aprobación del Senado de la Sección 1031 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional que permite que los ciudadanos estadounidenses sean arrebatados de las calles y enviados a campos de detención sin un juicio previo.

 

 

 

           “En 2006, KBR fue contratada por Seguridad Nacional para construir centros de detención diseñados para hacer frente a “una afluencia de emergencia de inmigrantes en los EE.UU.”, o para el rápido desarrollo de “nuevos programas” no especificados que requirieran que un gran número de personas fueran internadas.

 

 

 

          “Desde 2006, el mundo se ha visto afectado por los disturbios y el malestar social como consecuencia de las secuelas de la crisis económica. Desde el Reino Unido, Europa continental, Oriente Medio y África del Norte, casi todos los rincones del planeta ha experimentado la dislocación social.

 

 

 

          “Ahora las autoridades de los EE.UU. se están preparando para tales eventualidades en casa, con los departamentos de policía más importantes como la policía de Nueva York realizando “ejercicios de movilización”, puestas en escena para entrenar a la policía a prepararse para los desórdenes civiles en los Estados Unidos.

 

 

 

        “Las advertencias y la preparación para los disturbios civiles en los Estados Unidos se han mencionado ya en multitud de ocasiones.

 

 

 

        “Ya en 2008, tropas de EE.UU. que regresaban de Irak fueron destinadas a “patrullar en casa” con una de sus funciones que incluía la ayuda con “los disturbios civiles y control de multitudes”.

 

 

 

        “En diciembre de 2008, el (diario) Washington Post informó sobre los planes de estacionar 20.000 soldados dentro de Estados Unidos con fines de “seguridad interior” a partir de septiembre de 2011 en adelante, como expansión de la militarización del país en preparación de los disturbios civiles potenciales después de un colapso económico total o un ataque terrorista masivo.

 

 

 

            “Un informe elaborado ese mismo año por el Instituto Estratégico de la Escuela Superior de Guerra de EEUU advirtió que los Estados Unidos pueden experimentar disturbios civiles masivos a raíz de una serie de crisis a la que denominó “golpes estratégicos”.

 

 

           “La violencia generalizada civil dentro de Estados Unidos obligaría al establecimiento de defensa para reorientar las prioridades in extremis para defender el orden interno básico y la seguridad humana”, dice el informe, escrito por el retirado teniente coronel Nathan Freir, y agregó que los militares pueden ser necesarios para acabar con “la resistencia interna intencionada”.

 

 

          “Los Estados Unidos tienen una continuidad con los planes del gobierno en caso de instalar la ley marcial declarada por el Presidente. Sin embargo, los detalles de esos planes han sido tan bien guardados que ni siquiera el diputado y miembro del Comité de Seguridad Nacional Peter DeFazio, que tenía la habilitación de seguridad necesaria, pudo ver el material cuando así lo solicitó en julio de 2007.

 

 

                “Bajo los términos del la Ley de Centros de Emergencia Nacional o HR 645, introducida por primera vez en enero de 2009 y todavía en espera de pasaje, los campamentos de emergencia deben ser puestos a disposición para “cumplir otras necesidades apropiadas, según lo determine el Secretario de Seguridad Nacional,” un proceso abierto sin terminar que muchos temen podría significar la detención forzosa de ciudadanos estadounidenses en caso de disturbios generalizados después de una emergencia nacional o de un colapso económico total.

 

 

 

           “Con muchos estadounidenses convertidos ahora en “pre-revolucionarios” como resultado de su furia contra la administración Obama y los legisladores igualmente impopulares en Washington, los disturbios civiles potenciales no sólo brotan a partir de una clase marginada en la miseria, sino también de una clase media en declive.

 

 

 

          “De hecho, el elitista Zbigniew Brzezinski advirtió a principios de este año que el descontento de la clase media causada por el descalabro económico pronto alcanzaría a los Estados Unidos.

 

 

 

            “Tal vez por eso el Departamento de Seguridad Nacional está centrando cada vez más su aparato anti-terrorista en el estadounidense de clase media, presentándolo como terroristas domésticos en una serie de videos. Además, los manifestantes de los movimientos “ocupar” también se están caracterizando como terroristas.

 

 

              “El hecho de que los campos de detención han sido construidos dentro de Estados Unidos y ahora están siendo equipados y preparados para situaciones de “emergencia” ya no puede ser ignorado o ridiculizado como una teoría de la conspiración.

 


              “Kellogg Brown & Root deben ser totalmente transparentes y explicar donde están situados los  campamentos, lo que contienen, y en qué tipo de “emergencias” está previsto que se utilicen.”

 

 

 

(1)  LO REAL, LO PARANOICO, LO

CONSPIRACIONAL, TODO IGUAL

 

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

Domingo 19 de agosto 2012.
Medianoche, apenas pasada, del sábado.
Argentina. La Plata.

 

 

 

            “Infowars”  es el sitio digital del norteamericano Alex Jones. Alexander Emerick Jones (1974) es un  presentador de radio y cineasta norteamericano. Su programa radial “The Alex Jones Show”, más conocido como “Infowars”,  se irradia en más de 50 radios AM, FM y de onda corta, en Estados Unidos y en internet. Cualquiera puede suscribrse a su “newsletter”, boletín de novedades con informaciones para tener muy en cuenta, aunque haya que reencuadrarlas. De cualquier modo, casi siempre es información que no se lee en los medios convencionales llamados “serios”. En Estados Unidos Jones es un “teórico de la conspiración”, es decir, de las interpretaciones del mundo -en especial en sus aspectos político, económico, social y cultural- como resultado de conspiraciones elaboradas por poderes de elites económicas y sociales o de sectas o sociedades secretas, en general gente muy rica. Se lo subestima, se lo mira como a un “loco”, no se le presta (o se simula ello) demasiada atención, y a veces sus anotaciones públicas irritan. Se lo sospecha miembro de algún servicio de inteligencia. Es probable. En rigor, creo que es así, y aún de ese modo hay algo en su material informativo que toca aspectos o se acerca a detalles a los que hay o debiera prestársele mucha atención. Jones puede ser loco o “servicio”, pero no es bobo.

                 Jones es un hombre de derecha. Un -si se quiere- analista de derecha  de ideas radicalizadas, aunque tal vez no de las más extremas en Estados Unidos. He visto de allí gente de un extremismo político tal que horroriza, personas y grupos de demencial politización criminal y obscena, y todo se presenta como “normal”, “natural” y rutinario, como “patriótico”.

                  Jones saca jugo y aprovecha los aspectos conspiracionales de su discurso, que más que en un desarrollo expositivo parece o es una actuación, una representación. Una idea representada.  Esto le otorga un fuerte matiz entre escandaloso, sensacionalista y de misterio y “esoterismo político” a sus denuncias y conclusiones. Por otra parte, integra el amplio espectro de periodistas  “a la norteamericana”, que presentan y desarrollan las noticias e información política como un show, como un espectáculo más, lo que le sirve para atraer espectadores y a la vez le granjea la subestimación de los académicos y de los que ejercitan un periodismo serio, o al menos así llamado.

           

           Las teorías conspirativas, sobre todo en política, suelen tener, desde hace siglos, un formalización real paranoica, imaginativa y demente. Pero a veces, no. Muchas veces, no. No solo por aquello de que “los locos (y los niños) siempre dicen la verdad”, algo que puede ser cierto o no, un aforismo vulgar. Las interpretaciones conspirativas en más de una ocasión comprenden áreas o espacios enteros de significación y sentido bien reales, es decir, no paranoides o enfermos, no puramente fantasiosos, tanto que deformen la estructuración racional y ética de un discurso informacional sobre el acontecer.

            No es fácil desmentir que lo “conspiracional” forma hoy parte del mundo como espectáculo: basta ver un común y convencional informativo de la televisión, o aquello que suelen exponer las más grandes cadenas de medios y diarios parta darse cuenta que lo conspiracional también está incorporado por los “normales” y “sanos” y por el gran negocio industrial de la comunicación e información, muy desarrollado en la sociedad de masas y de consumo capitalista de los últimos 60 o 70 años, o bien de todo el siglo XX. La televisión, después de 1945 (término de la Segunda Guerra Mundial) dio gran impulso a la imposición de lo conspiracional dentro de la comunicación como show. Es probable que lo informado y comunicado de este modo escénico e histriónico haya ganado tanto en liviandad para ser digerido y creído por el espectador común (y no ciudadano o individuo formado en información)  como en credibilidad, aún cuando lo informado tuviera la manera propia de la ficción.

             El nazismo sentó las bases y llevó a cabo de manera planificada y con éxito este tipo de imposición mental colectiva, y convirtió lo “conspiracional” en realidad. Lo fantasioso y paranoico cuando es incorporado, creído, sostenido y defendido por gran parte o la mayoría de la población se convierte en Real. De allí que la llamada Realidad tenga a veces aspectos increíbles, casi inverosímiles. Hay indiscernible y nebuloso espacio entre una cosa y otra. Un ejemplo, real y acontecido: es relativamente fácil reconocer una fotografía de las víctimas de los campos de exterminio nazi. Pero la vista de un amontonamiento incontable de cadáveres famélicos de prisioneros políticos o de judíos, una simple y veraz imagen sobre ello, tiene también cualidades que funden con lo fantástico, con la fantasía. Es como un invento paranoico y fantasioso, quizás porque tiene las características de lo intragable, de lo casi imposible de elaborar. Por su crueldad increíble, para quien escucha puede resultar fantasioso y paranoico, “conspiracional”, relatar detalles de las perversiones “increíbles” (reitero el adjetivo) cometidas por militares, policías y civiles contra prisioneros políticos durante la última dictadura cívico-militar argentina.

                     Ayuda a la descalificación de las llamadas teorías conspirativas la frecuente mezcla que dentro de ellas se hace con asuntos inverosímiles, como criaturas monstruosas o ascendencias mágicas que tienen que ver casi exclusivamente con seres o aspectos equivalentes a dragones o al olor a azufre como signo y evidencia del diablo cristiano. Casi todo esto paranoico, loco, demente, fantasioso y esotérico, aún normalizado por el uso vulgar. Contra esto, como especie de contrapeso de realismo, basta pensar que ciertos acontecimientos que ocurren hoy -y han ocurrido casi siempre- están en el orden de lo no creíble. Más de lo deseado, la crueldad y perversión del humano tienen tal intensidad y capacidad de pasar desapercibidas pese a su notable evidencia, que lo más REAl se convierte en Imaginario, en producto de fantasías sin sustancia terrenal, por decirlo así.

            Lo cierto, y creo que esto resulta central para abordar con seriedad el grado de Verdad de las intepretaciones conspirativas, es que lo conspiracional forma parte crucial de la política no solo imaginada sino de la llevada a cabo. La Política tiene un alto grado de conspiración. Su manejo exitoso mismo depende en buena medida de una ejecución sutil que es o se acerca mucho a lo conspirativo, es un tramar y tejer muy importante -en sus más precisas expresiones- que el otro no puede siquiera observarlo, notarlo.

             Los servicios de inteligencia e espionaje, con ayuda de muchas disciplinas de la ciencia, como la psicología clínica, la biología, la medicina, las matemáticas, las neurociencias, la comunicación, todas las ciencias exactas, la ingeniería, la economía, el diseño digital, las prácticas audiovisuales y muchas especialidades más, han construido, planificado y llevado a cabo no solo teorías hipotéticas muy locas, y muy creíbles, sino que las han aplicado muchísimas veces con notable éxito y efectividad. Grandes guerras se han iniciado en función de hechos producto de elaborados planes de características bien conspirativas, casi pura ficción, aún con los hechos sucedidos. No hace falta ir muy atrás en la historia: por ejemplo, la nunca declarada de modo oficial pero ejecutada Guerra de Vietnam, como lo dicen los mismos libros de historia, desencadenada por el “incidente del golfo de Tiomkin”, una escenografía. Algo similar sostienen o piensan muchos intérpretes con el choque de aviones el 11 de setiembre del 2001 contra grandes edificios de Nueva York. Es probable que allí haya comenzado una nueva era. Y el origen, en tal caso, fue una conspiración, evidente para muchos desde la primera transmisión por televisión y, por otro lado, impensable para la mayoría. Que suceda y no se crea es una de las características principales de lo conspiracional. O bien que algo suceda y se crea otra cosa. O que ocurra y que se lo crea no por lo que ve uno mismo sino por lo que dicen los comentaristas de los medios. Todo esto es, desde la base, paranoico por esencia y construcción. Desde al menos hace décadas la política es paranoica, es lo paranoico hecho ciencia, pensamiento preciso, claro y efectivo y ,tal vez, altamente amoral que construye realidad, o una nueva forma de realidad.

 

 

 

 

 

                OBLIVION

 

Oblivion es una palabra del idioma inglés para describir un estado de inconsciencia o de olvido, como por ejemplo, cuando estamos dormidos.
 
“he sought the great oblivion of sleep”
 
“He knows that everything he writes is consigned to posterity (oblivion’s other, seemingly more benign, face)” (Joyce Carol Oates).
 
Lovecraft tiene una obra llamada Ex Oblivion, aunque nunca hallé el texto en castellano.
 

(ambas de Yahoo! Respuestas, hace seis años)

 
 
 
Para los angloparlantes la palabra oblivion significa olvido.
 
Oblivion puede referirse a:
 
Oblivion: Tango de Astor Piazzolla, compositor argentino.
 
Los planos de Oblivion o el río Oblivion, para los angloparlantes, siendo Lete, parte de la mitología Griega.
 
Oblivion (atracción), la primera montaña rusa vertical del mundo localizada en Alton Towers, Inglaterra.
 
Oblivion película de Full Moon Entertainment.
 
Oblivion: The Mystery of West Point Cadet Richard Cox, un libro de Harry Maihafer.
 
Oblivion: Stories, un libro de David Foster Wallace.
 
Oblivion (comics), un personaje de Marvel Comics.
 
Oblivion Dust, una banda de rock japonesa.
 
The Elder Scrolls IV: Oblivion en la saga de videojuegos The Elder Scrolls.
 
Turok 3: Shadow of Oblivion, un videojuego.
 
Wraith: the Oblivion, un juego de rol.
 
Oblivion (canción), interpretado por la banda 30 Seconds to Mars.
 
Oblivion: Canción Deep House de Kerri Chandler.
 
Oblivion: Canción del grupo MASTODON.
 
Oblivion: Canción Consing to Oblivion de Epica.
 
Oblivion: Llave espada del videojuego Kingdom Hearts
Oblivion: Canción Indie de Grimes (Claire Boucher).
 
Oblivion: Grupo de Rock Alternativo Chile.
 
Oblivion: Novela de Francesc Miralles editada en 2011.

 (de Wikipedia)

4 comentarios to “LA DECADENCIA DE ESTADOS UNIDOS: LA PARTE DE ADENTRO. PREPARAN CAMPOS DE CONCENTRACIÓN EN TERRITORIO NORTEAMERICANO EN “PREVISIÓN” DE REVUELTAS SOCIALES. EL HORROR PLANIFICADO CIENTÍFICAMENTE (II)”

  1. Oblivion, he escuchado varias versiones del tango de Astor Piazzolla, interesante saber las bifurcaciones de su uso. Me estaciono entonces en la magia de lo que me enseñó Oblivion de Astor, una composición fabulosa, inagotable silencio, me ha inspirado dibujos, sueños e incluso me he permitido dormir con la música de fondo durante toda la noche.

    Me gusta

    • Gracias, Henry.

      Yo la redescubrí en sus resonancias -connotaciones. no hace mucho.

      Piazzolla, siempre, me suscitó no sólo la comprensión de una parte básica, tensa y dramática, de la Argentina, que es Buenos Aires Ciudad, como síntesis, como soberbia y como diferencia de un país -me animo a decir- que al menos en sus últimos 50 años parece supervivir y autoorganizarse sin que gran parte de sus ciudadanos sepa qué tienen entremanos.

      Más allá de esa extensión, de por sí inmensa en términos emocionales e intelectuales, Piazzolla y quizás Oblivion me ha llevado a hacer contacto, rozar quizás, cuestiones fundamentales que hacen a la condición humana. El dolor, la espera, el tiempo, la tragedia, el drama, la armonía, el miedo, el sexo, el conflicto, la tensión, todo eso que es únicamente humano porque solo la humanidad, hombres y mujeres, puede hacerlo conciencia, subjetivarlo, pensar y sentir en y con ellos. Una paloma puede temer pero no puede pensar su temor, la paloma tiene miedo, puede sentirlo pero no es en ella afectividad ese miedo. Ni lo razona ni lo afectiviza. En la paloma, el miedo, simplemente, es. En el hombre, no. Es parte integrante de su condición humana.

      Hace mucho tiempo que pienso y siento que Piazzolla captó eso de la “argentinidad” y, por eso, se universalizó. Por eso músicos de lugares lejanos lo interpretan: porque sienten, a su manera, con sus condicionantes, que los temas universales son de todos. Y Piazzolla hace eso.

      Gracias, Henry.

      Me gusta

  2. Néstor O. Fernàndez Says:

    Lo expresado en este interesante texto me recuerda una de las opiniones de Dostoievsky, el gran escritor ruso: “Nada hay màs fantàstico que la realidad”.

    Me gusta

    • Sí, así impresiona. Tal vez porque lo evidente (la base mafiosa de la acumulación de capital) solo se muestre como una ensoñación publicitaria, al menos ante la mayoría creyente. Y llega un momento en que el simulacro no se puede sostener. Hay que mostrarse tal cual cada uno es.

      Otra: también es probable que, al dejar de lado cualquier apariencia o simulación, el fuerte en este caso muestre su psicopatía y enfermedad de base: el horror, el horror… (Conrad, Coppola, Brando: “Apocalypse now”)

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: