LA DECADENCIA DE ESTADOS UNIDOS: LA PARTE DE AFUERA. SIRIA Y EL HORROR PLANIFICADO CIENTÍFICAMENTE (I)

 

 

EL GUIÓN ISRAELÍ-EE.UU: DIVIDE SIRIA, DIVIDIRÁS EL RESTO

(Israeli-US Script: Divide Syria, Divide the Rest)

 

(fragmentos de la nota original) 

 

Por Mahdi Darius Nazemroaya (1)

 

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=32351

 

 

                “Los árabes, Irán y Turquía están siendo alineados para (desatar) un conflicto mayor, porque los EE.UU. están perdiendo su estatus de superpotencia. Todo lo que queda de la condición de superpotencia de Washington es su poder militar. Hacia el final de su vida útil relativamente corta, la Unión Soviética sólo tenía el poder militar también. La Unión Soviética experimentó malestar social y estaba en decadencia económica antes de que se derrumbara. La situación de los EE.UU. no es muy diferente, si no peor. Washington está roto, dividido socialmente, convirtiéndose en racialmente polarizada, y disminuyendo rápidamente en su influencia internacional. Las elites de EE.UU., sin embargo, están decididas a resistir lo que más se parece a la pérdida inevitable de la condición de superpotencia de su país y su imperio.”

 

 

 

 

 

            “Lo que está sucediendo en Siria es un signo de lo que vendrá para la región. El cambio de régimen no es la única meta de los EE.UU. y sus aliados en Siria. La división de la República Árabe Siria es el objetivo final de Washington en Siria.

                 “Maplecroft de Gran Bretaña, que se especializa en la consultoría sobre el (llamado) riesgo estratégico, ha dicho que estamos asistiendo a la balcanización del Estado sirio: “Los kurdos en el norte, los drusos en las colinas del sur, alauitas en la región noroeste montañoso costero y la mayoría sunita en otra parte.”

 

                  “Ya estamos escuchando a gente como el asesor de la Casa Blanca, Vali Nasr, hablando de todo esto. Las divisiones religiosas y étnicas en Siria no están demarcadas en términos puramente geográficos y el proceso de balcanización podría jugar como un proceso libanización, lo que significa que Siria se divide a lo largo de las líneas de ruptura de violencia sectaria y se enfrenta a un estancamiento político como el Líbano durante la guerra civil sin romper formalmente. La libanización, una forma suave de balcanización, ya ha tenido lugar en Irak bajo el (actual) federalismo.

 

                    “Los acontecimientos en el Oriente Medio y el Norte de África muestran la animación de movimientos de masas contra los tiranos locales, como en Bahréin, Jordania, Marruecos y Arabia Saudí, pero también está el guión vicioso del Plan Yinon de Israel y sus ramificaciones. El Plan Yinon y los esquemas similares quieren una artificiosa guerra de shiitas  y sunitas entre los musulmanes como la pieza central de las divisiones sectarias -o Fitna en árabe-,que debe incluir a cristianos y musulmanes, árabes, bereberes, árabes e iraníes, árabes, turcos, e Irán y Turquía animosidad.

 

           “Lo que este proceso tiene como intención hacer es crear el odio sectario, las divisiones étnicas, el racismo y las guerras religiosas. Todos los países que los EE.UU. y sus aliados están desestabilizando tienen líneas divisorias naturales, y cuando la animosidad tribal, étnica, confesional y religiosa se enciende en un país, se extiende a otros países. Los problemas en Libia se han derramado en el Níger y el Chad y los problemas en Siria se extienden a Turquía y el Líbano.”

 

(……………………………………………………………………….) 

 

 

            “El asedio de Siria patrocinado  por Estados Unidos es parte de sus intentos de dividir Eurasia y mantener su primacía mundial como una superpotencia. Washington no tiene piedad por sus enemigos y por sus amigos tampoco y países como Turquía y Arabia Saudita eventualmente son utilizados como carne de cañón. Los estrategas estadounidenses quieren que la zona que va desde el norte de África y Oriente Medio hasta el Cáucaso, Asia Central y la India para convertirlo en un agujero negro de la lucha, a la que Brzezinski (2) (ha llamado)  “Balcanes euroasiáticos”.

                “Los árabes, Irán y Turquía están siendo alineados para un conflicto mayor, porque los EE.UU. están perdiendo su estatus de superpotencia. Todo lo que queda de la condición de superpotencia de Washington es su poder militar. Hacia el final de su vida útil relativamente corta, la Unión Soviética sólo tenía el poder militar también. La Unión Soviética experimentó malestar social y estaba en decadencia económica antes de que se derrumbara. La situación de los EE.UU. no es muy diferente, si no peor. Washington está roto, dividido socialmente, convirtiéndose en racialmente polarizada, y disminuyendo rápidamente su influencia internacional. Las elites de EE.UU., sin embargo, están decididas a resistir lo que más se parece a la pérdida inevitable de la condición de superpotencia de su país y su imperio.

 

            “Encender el fuego de la sedición en Eurasia parece ser la respuesta de Washington a la prevención de su propia decadencia. Los EE.UU. tienen planes de iniciar un gran fuego en Marruecos y el Mediterráneo hasta las fronteras de China. Este proceso ha sido iniciado esencialmente por los EE.UU. a través de la desestabilización de tres diferentes regiones: Asia Central, Oriente Medio y África del Norte. Los primeros pasos que los EE.UU. y sus aliados de la OTAN y árabes tuvieron que hacer no comenzaron en Siria.

 

                   “En el Oriente Medio, a través de este proceso se inició el asedio de Irak que con el tiempo dio paso a la invasión anglo-estadounidense y la ocupación de ese país en 2003. En Asia Central, el proceso se inició con la desestabilización de Afganistán durante la Guerra Fría y el apoyo de EE.UU. para la lucha entre fracciones diferentes, incluyendo lo que sería el Talibán; 9/11 sólo dio los EE.UU. y sus aliados de la OTAN la oportunidad de invadir. En el norte de África, finalmente los EE.UU. e Israel balcanizaron Sudán a través de años de presión y operaciones encubiertas.

 

               “En las tres regiones mencionadas anteriormente estamos viendo ahora la segunda ola de desestabilización. En Asia Central, la guerra en Afganistán se ha extendido a Pakistán por la OTAN. Esto ha dado lugar al término “AfPak” para describir a Afganistán y Pakistán como un teatro.

           “En África del Norte, Libia fue atacada en 2011 por la OTAN y la Jamahiriya esencialmente ha sido dividida por varios grupos.

       “En el Oriente Medio, esta segunda oleada de operaciones de desestabilización se dirige a la República Árabe Siria como una continuación de lo que sucedió en Irak.

                “Washington parece estar soñando con este escenario: las revueltas kurdas que tienen lugar en Siria, Turquía, Irak e Irán; las sectarias guerras civiles que consumen Irak, Líbano, Siria, Turquía; Yemen en el fuego; la inestabilidad y la lucha contra Argelia desangrada; Egipto, Libia, Pakistán y Sudán, bereberes y árabes luchando entre sí por el norte de África; la inseguridad y la incertidumbre política propagadas en Asia Central; una guerra en el Cáucaso del Sur que consume a Georgia, Armenia y la República de Azerbaiyán; revueltas encendidas entre los Balkars, chechenos, circasianos, Dagestanis, Ingushetia y otros locales de pueblos del Cáucaso contra Rusia en el Cáucaso del Norte; el Golfo de Pérsico como una zona de inestabilidad y Rusia en desacuerdo con la Unión Europea y Turquía. Esta conflagración no deja de ser impulsada por Washington.

               “En definitiva todo esto está destinado a interrumpir algunas de las rutas mundiales de energía más importantes y útiles para lastimar a los importadores de energía para las economías de China, las potencias europeas, la India, Japón y Corea del Sur. Esto podría obligar a la Unión Europea a que convierta más hacia el militarismo en la desesperación para salvar su economía.

                  “Tal escenario podría ser peligroso para Rusia proveedora  de energía, así como para los Estados de la OPEP, que tendrían que elegir entre la UE y China, si hay escasez de energía. Una guerra de recursos -como la Primera Guerra Mundial- podría ser encendida, lo que traería la ruina a una gran parte de África y a todas las regiones industrializadas de Eurasia. Esto sucedería mientras que los EE.UU. apoyarían al Hemisferio Occidental, mientras observa desde una distancia segura al igual que lo hizo durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, antes de que interviniese para recoger los pedazos como el benefactor económico de un guerra devastadora.”

 

(1)   “Autor galardonado y analista geopolítico, Mahdi Darius Nazemroaya es el autor de “La Globalización de la OTAN” (Clarity Press) y un libro de próxima aparición “La guerra contra Libia y la recolonización de África”. También ha contribuido a varios otros libros que van desde la crítica cultural en las relaciones internacionales. Es un sociólogo e investigador asociado en el Centro para la Investigación sobre la Globalización (CRG), colaborador en la Fundación Cultura Estratégica, de Moscú, y miembro del Comité Científico de la Geopolítica, Italia. También ha dirigido el Medio Oriente y los problemas de relaciones internacionales en varias cadenas de televisión de noticias como Al Jazeera, Telesur y Russia Today. Sus escritos han sido traducidos a más de veinte idiomas. En 2011 fue galardonado con el Primer Premio Nacional del Club de Prensa de México por su trabajo en el periodismo de investigación.”

 


(2)  Zbigniew Brzezinski es uno de los más lúcidos analistas y asesores de la derecha de Estados Unidos en materia de política exterior. Nació en Polonia en 1928, se graduó en Harvard y fue Consejero de Seguridad Nacional del Presidente Jimmy Carter (1977-1981). Brzezinski, con gran precisión, previó y concibió el derrumbe de la Unión Soviética y del socialismo mundial  “a la rusa”, en un momento en que la izquierda mundial no imaginaba ni creía en semejante disolución y mucho menos en que fuera tan abrupta. De este dato el progresismo hoy debe aprender mucho, dada tal claridad –desde la derecha- en un teórico y práctico de la politología. (por AMÍLCAR MORETTI)

 

 

   

           “(…) A finales de diciembre de 1979, el Ejército Rojo de la URSS invadió Afganistán con 110.000 tropas terrestres, después de aceptar la petición del PDP (Partido Democrático Popular) de que interviniera en su ayuda, pues la movilización muyahidines (Talibanes) provenientes de Pakistán, Arabia Saudí, Irán e incluso Argelia, armados y asesorados por la CIA, amenazaba la estabilidad y viabilidad del gobierno. (…) Brzezinski recomendó al (presidente) Carter que pidiese al Senado que postergara el estudio del tratado SALT II, cancelara la venta de cereales a la URSS, suspendiera los privilegios pesqueros de los barcos soviéticos, y congelara los intercambios económicos y culturales.

 

 

           “Apoyó la venta de armamento moderno a Pakistán, y aseguró el acuerdo con Arabia Saudita para financiar operaciones de ayuda encubierta a los muyahidines afganos. Cabe resaltar que la intervención de los muyahidines, financiados por Arabia Saudí Osama Bin Laden a título personal y la CIA y entrenados por esta última, comenzó bastante antes de la invasión soviética. Así, el 3 de julio de 1979, bajo supervisión del Consejo de Seguridad Nacional de Brzezinski, se había firmado ya la primera directiva sobre la asistencia clandestina a los opositores del régimen izquierdista de Kabul. Sin embargo, hay que subrayar que incluso la CIA había reconocido el carácter popular y autónomo del PDP y nunca se refirió al PDP como “agente de Moscú”.” (sobre la base a reseña de Wikipedia)

 

 

 

 

        En cuanto a la situación actual de expansión militarista de Estados Unidos cabe tener muy en cuenta declaraciones de Brzezinski ya en el 2006 cuanto  fue convocado por el Senado de Estados Unidos para que explicara su pensamiento sobre el panorama de ese momento y el futuro próximo. “Explicó que se podría dar un atentado terrorista como el del 11 de septiembre del 2001, para iniciar la guerra contra Irán. Afirmó esto: “Un escenario posible para un enfrentamiento militar con Irán implica que el fracaso iraquí (en la guerra que sostuvo contra la república iraní) alcance los límites norteamericanos; seguido de acusaciones norteamericanas que hagan a Irán responsable de ese fracaso; después, por algunas provocaciones en Irak o un acto terrorista en suelo norteamericano, del cual se haría responsable a Irán. Esto podría culminar con una acción militar norteamericana “defensiva” (“preventiva”) contra Irán que sumergiría a una Norteamérica aislada en un profundo lodazal en el que estarían incluidos Irán, Irak, Afganistán y Pakistán.” (sobre la base de reseña de Wikipedia)

 

 

 

2 comentarios to “LA DECADENCIA DE ESTADOS UNIDOS: LA PARTE DE AFUERA. SIRIA Y EL HORROR PLANIFICADO CIENTÍFICAMENTE (I)”

  1. Néstor O. Fernàndez Says:

    La Unión Soviètica se derrumbó sin provocar mayores cataclismos, más allá de las apreciaciones de cada uno de nosotros sobre causas y consecuencias. El caso de Estados Unidos es muy distinto: su declinaciòn puede significar una mayor tragedia, no sòlo para su pueblo, sino para una gran parte de la Humanidad.

    Me gusta

    • Sí, estoy de acuerdo. Y es paradójico: aquello de bueno e de ilusión que se derrumbó, pasó casi desapercibido. No hubo dolor generalizado. Esto otro que es un gran simulacro, una vidriera perversa, al caer va a producir mucho dolor, y sangre.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: