JIM JARMUSCH, GUS VAN SANT Y ALGO TRAÍDO DE CASSAVETTES: de lo mejor y nuevo -vía USA- en la TV. de cable, esta semana

 

 

 

 

 

 

Jim Jarmusch, el prestigioso realizador de Nueva York

 

 

Cine en TV

 

 

Estrenos: Jarmusch, Van Sant y (símil)

Cassavettes

 

 

Por

AMÍLCAR MORETTI

 

(publicación simultánea con la que puede leerse hoy miércoles 15 en la sección Espectáculos del diario EL DIA, de la ciudad de La Plata, capital de l provincia de Buenos Aires, la mas extensa y poblada de Argentina. www.eldia.com.ar )

 

 

               Un estreno, esta noche de miércoles 15. En la televisión de cable. Dos hermanos en Nueva York, hoy; padres divorciados; conflictos fraternales; el amor o los amores de cada uno, él mayor, ella más chica y en abandono y permanencia de la adolescencia, la sexualidad; las cuestiones no resueltas de ayer, a veces no muy concientes; la vieja huida de los conflictos; la búsqueda de un lugar y trabajo en el mundo; el mayor, en esfuerzos por ser artista, ella en jugueteos con la sexualidad y las emociones, esas cosas pavas y dolorosas, hechas un poco al boleo y no tanto por placer genuino. Parece una típica película norteamericana de chicos en estructura familiar clasemedia. No es así, o no del todo.

 

 

        Sucede que “Gabi on the Roof in July”, presentada el año pasado en al BAFICI (Festival Cine Independiente Bs.Aires) es un filme que fuera de las convenciones del cine industrial de Hollywood, toca o roza cuestiones más o menos típicas de la pantalla de Estados Unidos. Hay toques cassaveteanos (de John Cassavettes, equivalente y par en USA de Godard en Francia. Ambos, en el mundo entero). El relato fílmico de Cassavettes no es fácil de emular, o de sobreimprimir. Pero el intento está hecho.

 

 

         Además, el realizador, Lawrence Michael Levine, a lo cassaveteano (puesta en escena casi espontánea y diálogos y acciones de personajes naturales, cotidianos, sin sobreactuaciones ni academias rígidas), a los cassavetteano se le añaden algunos toques de humor diferentes. El filme tiene lo suyo y ayuda a refrescar la cabeza en materia de ver e indagar nuevas formas de contar en el cine.

 

         Hoy miércoles a las 22 por ISA.

 

 

 

Una de Jim Jarmusch

 

Después de tanto insistir el cable con “Flores rotas”, Jim Jarmusch se renueva mañana jueves con un estreno en televisión: “The Limits of Control”. Jarmusch, para los que no están al tanto, es algo así –aún, después de unos cuantos años- como el talento “independiente” del cine norteamericano de Nueva York. En buena parte del mundo, también, claro, en la Argentina de clase media urbana poblada de pibes que han estudiado en escuelas de cine privadas o públicas, Jarmusch es el nombre a seguir para tener cierto confort de vida y a la vez ser culto y hacer las películas que cada uno quiere hacer aunque les gusten a pocos.

 

 

       Así, las opiniones y juicios son distintos, opuestos. A la gran mayoría, Jarmusch no les gusta, no lo entienden, no lo disfrutan. Una minoría sí. Su cine es interesante, pero hay que estar en esa frecuencia, una manera alternativa (no la de la televisión y medios tradicionales) de ver la vida. La crítica mundial, consigna el sitio digital Film Affinity, tuvo también valoraciones dispares: de genialidad a aburrimiento. “Un hombre misterioso, desconfiado y solitario (Isaach De Bankolé) que vive al margen de la ley y lleva siempre un violín bajo el brazo, llega a España con la intención de terminar un trabajo. En su camino se cruzarán los más peculiares personajes”, es la sinopsis argumental.

 

 

            Agrega en seguida: “Un ejercicio minimalista (…) Un trabajo no dramático que se aprecia mejor como un evento de pura imaginación y sonido.” “Creo que lo que [Jarmusch] quiere decir es que si despojas a una historia hasta lo más esencial, te queda muy poco.” “Pausada, casi en silencio, el director propone la precisa disección de un tiempo, éste que nos toca, ausente; vacío del privilegio del sentido. ¿Suena absurdo? Pues sí, lo es. Inmejorable y metódicamente absurdo. De otro modo, imprescindible.” “Una pequeña joya deliberadamente anticomercial”. “Esta es la versión Jarmusch de ‘una de espías’: un thriller envasado al vacío. Los fans del género pueden sentirse estafados pero los de Jarmusch se sentirán tan fascinados como este cronista.”

 

 

        En “Los límites del control” hay como una especie de superhéroe que viene a salvar a “la gente del arte y la cultura”, o algo así. La presencia de Bill Murray, la insuperable Tilda Swinton y Gael García Bernal y otros actores de diferente palo hacen heterogénea y casi burlona la idea. La idea está bien pero su concreción es dudosa. De todos modos, es clara, si se capta el código. “Debajo de su fachada hermética y silenciosa (no olvidemos que es el ideal de Jarmusch), el único superpoder que posee (el protagonista salvador)es el de la imaginación. En la realidad no es gran cosa, en la ficción lo es todo. Para salvaguardar a los músicos, cineastas, científicos, bohemios y drogadictos, es el superpoder idóneo.” “No viene a salvarnos a nosotros, entonces, sino al arte. Y para hacerlo hay que eliminar a la realidad. Sin armas, sin fuerza, sin planes estratégicos. Sólo con una simple cuerda de guitarra. Con arte”, han dicho.

       

      Mañana jueves a las 22 por ISA.

 

 

 

Tilda Swinton en la película de Jim Jarmusch que dan mañana

 

 

 

Otra imagen de “Los límites del control”, de Jarmusch.

 

 

Viernes con Gus Van Sant

 

         Ahora que en Estados Unidos han rebrotado los asesinos seriales espontáneos y de barrio, gente hasta ahí rutinaria, viene bien recordar la obra mejor (no de la Michael Moore) sobre el tema. “Elefante”, el viernes a las 23. Imperdible, imprescindible. Estados Unidos en carne viva. El otro lado. La verdad. Lo escondido.

 

 

        Pero la novedad es que el viernes parece un “mini” festival Gus Van Sant, a mi entender más sólido que Jarmusch, también más amargo, en el cine independiente, con vocación realista y también poética (negra).

 

 

        Mucha atención: a las 21, va “Drugstore Cowboys”, de 1989, de las primeras del realizador, con Matt Dillon. No es fácil de conseguir. No circula mucho. Triunfo del cable TV: chicos que asaltan farmacias, pero lo central es otra cosa: el universo de esos pibes que, en muchos casos, al no saber que hacer, se enrolan y van a asesinar gente a alguna parte del mundo, sin saber porqué ni para qué. Dicen que en el caso de Irak y Afganistán han muerto más soldados de EE.UU. por suicidio que por combate en el frente.

 

  “Elefante”, Cinemax, viernes a las 23. “Drugstore Cowboy”, Cineamax a las 21, viernes, también Cinemax.

 

 

 

Matt Dillon con la aún bella Kelly Lynch en 1989 (“Drugstore

Cowboys”)

 

 

 

 

 

 

 

 

Gust Van Sant, director prestigiado en los festivales internacionales

 

 

 

Afiche que aún aprovecha a la mítica “Drugstore Cowboys”

Una respuesta to “JIM JARMUSCH, GUS VAN SANT Y ALGO TRAÍDO DE CASSAVETTES: de lo mejor y nuevo -vía USA- en la TV. de cable, esta semana”

  1. Néstor O. Fernàndez Says:

    Agradezco la informaciòn, aunque no he podido veer las películas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: