“VÉRTIGO”, DE HITCHCOCK, FUE ELEGIDA COMO MEJOR PELÍCULA DE LA HISTORIA. Según “Sight and Sound”, publicación especializada británica, una de las mejores del mundo junto a “Cahiers du cinéma”

 

 

 

 

James Stewart y a su alrededor Kim Novak: “Vértigo”, de A. Hitchcock

 

 

 

 

“Vértigo”, de Alfred Hitchcock, es

la mejor película de todos los tiempos,

según los expertos

 

 

 

La publicación perteneciente al Festival de Cine Británico  ha realizado un nuevo sondeo entre distribuidores, críticos, académicos y guionistas.

 

“Vértigo” desbanca así a “El ciudadano”, que fue la más votada por el jurado de la misma organización diez años antes.

 

 En el listado no figura ninguna película hecha en las últimas décadas.

 

http://www.20minutos.es/noticia/1556020/0/mejor-pelicula/vertigo/hitchcock/

 

 

 

“Vértigo” de Alfred Hitchcock ha sido designada “mejor película de todos los tiempos” superando a “El ciudadano” de Orson Welles, según la última encuesta de la revista “Sight and Sound” del Festival de Cine Británico (BFI).

 

 

 

            “Esa publicación especializada lleva a cabo ese tipo de sondeos cada diez años y la cinta dirigida por Welles había copado el primer puesto en esa lista de 50 mejores películas durante las últimas cinco décadas.

 

 

 

             “Vértigo” recibió críticas contradictorias cuando se estrenó En la última encuesta, los expertos situaron en primera posición a Vértigo, el filme de suspense que el director británico dirigió en 1958, superando por 34 votos a “El ciudadano”, y no incluyeron en la lista ningún filme rodado en la última década.

 

 

 

           “A esos expertos en cine -un total de 846 entre distribuidores, críticos, académicos y escritores- se les pidió que valoraran los trabajos en función de su relevancia en la historia cinematográfica, sus hallazgos estéticos o el impacto que tuvo cada filme a nivel personal en base a su propia visión del cine.

 

 

 

         “Con un reparto que incluye a los actores James Stewart y Kim Novak, “Vértigo” versa sobre un agente de policía jubilado, Scotty Ferguson, que siente pánico a las alturas. (1)

 

 

 

         “En el último sondeo que la revista llevó a cabo hace una década, la película de Hitchcock, a la que el propio director británico se refirió como su “cinta más personal”, se había quedado a solo cinco votos de “El ciudadano” (1941).

 

 

 

         “Al igual que con la película de Welles, Vértigo recibió críticas contradictorias cuando se estrenó aunque ha ido ganando prestigio con el paso del tiempo.

 

 

 

          “El resultado refleja los cambios ocurridos en la cultura de la crítica en la clasificación del BFI, la cinta de Yasujiro Ozu Tokyo Story (“Historias de Tokio”) (1953) pasó de la quinta a la tercera posición, mientras que “La Regle du Jeu” (“La regla del juego”), de Jean Renoir, perdió un puesto hasta el cuarto.

 

 

 

           “Entre las diez primeras películas hubo dos nuevas entradas: “Man With a Movie Camera” (“El hombre de la cámara”) (1929) de Dziga Vertov, en el número ocho, y “The Passion Of Joan Of Arc” (“La pasión de Juana de Arco”) (1927) de Carl Theodor Dreyer, en novena posición.

 

 

 

          “De los trabajos seleccionados, el más reciente fue “2001: A Space Odyssey” (“2001: Una odisea del espacio”) (1968) de Stanley Kubrick, en sexto lugar.

 

 

 

             “El director de la revista “Sight and Sound”, Nick James, indicó a los medios británicos que el resultado de la clasificación “refleja los cambios realizados en la cultura de la crítica cinematográfica” en los últimos años.”

 

 

 

 

 

“Este es el Top10 del ranking, que mira con intensidad a los años 20 y 50:

 

 

 

1. Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958)

 

2. El ciudadano (Orson Welles, 1941).

 

3. Historias de Tokio (Yasujiro Ozu, 1953).

 

4. La regla del juego (Jean Renoir, 1939).

 

5. Amanecer (F. W. Murnau, 1927).

 

6. 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968).

 

7. Más corazón que odio (John Ford, 1956).

 

8. El hombre de la cámara (Dziga Vertov, 1929).

 

9. La pasión de Juana de Arco (Carl Dreyer, 1927)

 

10. Ocho y medio (Federico Fellini, 1963).

 

 

 

 

 

 

 

(1) En efecto, “Vértigo” es una película cuyo protagonista, un policía jubilado (James o Jimmy Stewart) tiene fobia a las alturas. Es complejo decir de “qué trata” o cuál es el “tema” del clásico de Hitchock, pero ciertamente no lo es la cuestión del rechazo a las alturas, al menos no desde una acepción clínica, limitadora, claro. En cualquier caso, la fobia es otro sentido y proyección simbólicos del filme.

         Expongo algo apresurado sobre “Vértigo”, algo muy estudiado por la crítica e historiadores. Incluso hay libros dedicados a esta pieza maestra. Digo que lo central y circundante en “Vértigo” es la culpa, el tiempo, la memoria y otras cuestiones de las que mucho se han ocupado numerosos especialistas con respecto a este inquietante y misterioso relato. También está la cuestión de la Mujer (con mayúscula) y el Deseo en el varón, dentro de una cultura y civilización que ubica al género femenino como una incógnita, una inexistencia pura o bien un objeto que no admite posesión, salvo si se la transforma -socialmente- en objeto-mercancía. No es casual que el maestro haya elegido a una actriz-estrella como Kim Novak para representar a la Mujer fantasma, a la Mujer doble y automutiplicada, la Mujer Espejo, la Mujer obsesión, la Mujer que no puede poseerse porque la Mujer, simple, complejamente, no puede ser poseída en los términos del varón. El rostro mismo de Kim Novak es de una belleza que no puede ser interpretada con certeza. La extraordinaria capacidad dramática de Kim Novak reside en su rubia belleza. El “fenómeno” Kim Novak es una pura creación, una creación pura que sólo puede darse en la plástica audivisualidad del cine. 

                La complejidad de “Vértigo” se debe a su profundidad, que admite muchas y siempre multiplicadas interpretaciones. En sólo aparente paradoja, es de una claridad expositiva que armoniza y equilibra el todo para desarrollar de modo más detallado la “oscuridad” de ese todo en entramado. Podría decirse que la claridad de “Vértigo” funda, precisamente, su “oscuridad”, no otra cosa que un pensamiento complejo estructurado en forma estética. Para decir algo de lo ya mencionado: la cuestión de la “culpa” en el protagonista, si bien admite ascendencias interpretativas del pensamiento psicoanalítico, no se reduce sólo a ello. Hasta podría decirse que en su elaborada estructuración de relato psicoanalítico “Vértigo” corre paralelo pero no detrás de Freud. Y además, “lo freudiano” sería sólo un aspecto.

            En verdad, “Vértigo” es una reflexión filosófica del cine. O es el cine como pensamiento complejo. Hay en la película de Hitchcock, como en “El ciudadano” de Orson Welles, una teoría, reflexión e interpretación de lo humano en determinada cultura y etapa civilizatoria. Es una manera de contar el mundo. De hacer al mundo y a los humanos la cuestión central del relato del cine. Y es tal su claridad que permanece en reduplicada “oscuridad”. “Vértigo” no se agota. Es la luz que está detrás de la oscuridad. Es la negritud que reside detrás de cualquier aparente claridad.

 

 

Por AMÍLCAR MORETTI, sábado 4 de agosto del 2012. Las 3 de la madrugada. Argentina. (A 60 kms. de Buenos Aires) 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: