MARÍA DE LOS ÁNGELES ALEMÁN: blancura de una misionera vedette de teatro de revistas en su lar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                    María de los Ángeles Alemán no imagina la pregunta que no le hice. Es aquello de Anita Loos sobre que “Los caballeros las prefieren rubias” (1925), publicada en capítulos para la aún hoy famosa revista  “Harper’s Bazaar”. Sucede que Ángeles es rubia, aunque ella acepte que muchos la conocen como “La Colo” dado que, dice, fue… pelirroja. Viéndola es difícil creerle. Esta misionera de Posadas, hoy en Buenos Aires Ciudad, es vedette de teatro de revistas en su provincia, y luce rubia muy rubia sobre piel blanca muy blanca, de la que se enorgullece.

                Es probable que Ángeles Alemán pueda sospechar a sus 24 años que los hombres las prefieren rubias.  Pero también fue fácil percibir  durante la charla en la sesión de fotos que tuvimos ayer, que aunque no haya leído la novela corta de Loos (en un tiempo se conseguía edición en castellano), ella de algún modo sabe que hubo una segunda (“continuación”) obra de la guionista y escritora californiana: “Pero se casan con las morenas”, título que puede ser cierto o no, tampoco se sabe, pero que es, o puede ser, revelador.

               

         “Los caballeros las prefieren rubias” ha sido más recordada en Argentina, al menos por algunos, por su versión en cine, que a mediados de los años 50 del siglo pasado realizó el gran Howard Hawks, nada menos que con Marilyn como el modelo de rubia (y la algo olvidada Jane Russell como representante de las morenas). Las coincidencias pueden ser por azar, pero Ángeles tiene un nick que no le disgusta: Marilyn. En cualquier caso la semejanza entre rubias es que la presencia física de ellas se hace fantasmática, algo del orden de lo etéreo e inasible, la magia aunque uno sepa que en estas cosas no existe salvo para los sentidos, el visual o la mirada en primer lugar, el sentido intelectual o más intelectual según Platón.

             Y por allí, lo platónico que concentra la atención y se impone en la corporalidad concreta de Ángeles es su blancura, que cultiva y cuida con esmero. El inquietante tono de pureza, de lo angelical (que es celeste y no blancura). Cualquiera cosa fuese y signifique, cierto me resulta que ella tiene decisión y voluntad y ejerce sobre la imagen una incidencia que vale la pena mostrar, e interpretar. Como fotógrafo no es fácil reproducir el grácil estado que supone -aún como pura imaginación- esa supuesta fragilidad evanescente de la rubiedad angélica, ilusión de la belleza, la inocencia y la bondad, según el simbolismo de la mitología cristiana.

Fotos, texto y compaginación por AMÍLCAR MORETTI. Viernes 3 de agosto del 2012. Argentina, La Plata (a 60 kms. al sur de Buenos Aires). Cuatro minutos para la medianoche.

 

“LOS DIAMANTES SON LOS MEJORES AMIGOS DE LAS CHICAS” 

 

(Canción representativa de “Los caballeros las prefieren rubias”, en la versión cinematográfica de 1953 del maestro Howard Hawks)

      (DICEN QUE “LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS”, APARECIDA COMO NOVELA EN 1925 Y LUEGO COMEDIA MUSICAL EN BROADWAY Y DOS VECES LLEVADA AL CINE, ES EL PRIMER TEXTO QUE SE ANIMÓ A REÍRSE DE LA CONCEPCIÓN DEL SEXO DE LOS NORTEAMERICANOS. DICEN TAMBIÉN QUE GEORGE SANTAYANA -AUTOR DE LA CONOCIDA SENTENCIA “AQUELLOS QUE DESCONOCEN SU PASADO ESTÁN CONDENADOS A REPETIRLO”- ADVIRTIÓ QUE SE TRATABA DEL MEJOR LIBRO DE FILOSOFÍA JAMÁS ESCRITO POR UN ESTADOUNIDENSE.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: