¿Qué perturba a las autoridades del tenis femenino?: ¿El gemido al golpear la pelota o su resonancia en la expresión del orgasmo femenino estentóreo?

 

 

 

Escribe

AMÍLCAR MORETTI

Miércoles 1 de agosto 2012.
Argentina, La Plata

 

                 

 

                       Que me disculpen -u ojalá sepan comprender- las compañeras del feminismo y de organizaciones de defensa de los derechos de la mujer. Desde hace un tiempo creo observar y manejo la duda en torno a  ciertos reclamos y protestas para proteger y ampliar el respeto igualitario al género femenino, que por momentos y en algunas expresiones de tendencias de dicho movimiento mundial, se acercan cada vez más a conocidas y tradicionales exposiciones y prácticas retardatarias en que se basa el más cerril puritanismo de los sectores profundamente reaccionarios encargados de la “moral pública” y en especial del control de la sexualidad de la ciudadanía, actividades “vocacionales” que suelen adjudicarse a reiteración muchas y las principales organizaciones religiosas. 

               Sabido es que el control de la sexualidad, o el menos del imaginario sexual y erótico de los pueblos, según las culturas, es un componente de regulación esencial sobre dichos colectivos. Quien maneja o incide en la sexualidad de los individuos y los pueblos -y hablo de sexualidad en un sentido muy amplio, mucho más allá que la genitalidad- tiene en sus manos la regulación de uno de los ordenadores cruciales, estructuradores y formativos de la subjetividad y afectividad humanas. Por eso es que el Poder (así, con mayúsculas) se esmera en tener y monopolizar dicho factor de control.

             El capitalismo financiero y de consumo, en coincidencia con las más grandes corporaciones religiosas institucionalizadas mundialmente, se ha compenetrado de una manera tan sutil como insana en la regulación del imaginario, y aún de las prácticas sexuales, de toda la cultura, lo que nos comprende a todos. La libertad sexual -aún con el reconocimiento legítimo de las aperturas logradas tras los años 60 del siglo pasado (la llamada Revolución Sexual)- suele desde hace tiempo ser confundida con el consumo de formas de sexualidad, genitalidad y erotismo. Incluso, me arriesgo a afirmar  que en determinados sectores de la ciudadanía, no precisamente pequeños, existe una asociación o confusión deleznable, que delata un alto grado de degradación y retroceso ideológico: creer que libertad o flexibilidad sexual guardan relación con la prostitución y su espectacular crecimiento mundial en las últimas décadas, justo después de 1989 y la llamada “crisis de las ideologías” antaño revolucionarias.

               El consumo maníaco mismo, su constante derroche y reciclaje de objetos y productos de nula o dudosa valía y necesidad, crece y ha llevado a la presente crisis económica mundial del capitalismo, que no es otra cosas que una crisis civilizatoria. No se trata ahora del término y reinicio de uno de los típicos ciclos del tradicional capitalismo.  Hay en curso un radical proceso de transformación de la civilización y las culturas.  Ello se asocia y ha de incidir cada vez más en una forma de concebir el sexo, la sexualidad, lo genital, el erotismo y la relación entre los géneros.

           Creo que la acumulación de capital y su indispensable supuesto -la plusvalía- han reinventado y planificado hace años procedimientos radicalmente distintos a los de cinco décadas atrás. Esto obliga a reprocesar no solo la comprensión de tal fenómeno de perduración del capitalismo mundial, más brutal y destructiva que nunca antes, sino a pensar de manera extraordinaria respecto a las formas y procedimientos alternativos para enfrentar y confrontar con esta nueva faz que amenaza con ser terminal para el humano. Es allí donde advierto desde hace bastante que algunas tendencias o reclamaciones del feminismo o lo que se denomine así, comienzan a coincidir o tener puntos de semejanza con los propósitos y exposiciones de los sectores morales del puritanismo más reaccionario.

 

 

 

 

 

 

Asociación Femenil de Tenis busca

penalizar los gemidos excesivos entre

las mujeres tenistas

 

 

 

28/06/2012

 

 

 

             “En una medida un tanto confusa en sus intenciones, la WTA (Asociación Femenil de Tenis) busca implementar dispositivos y reglas que penalicen los gruñidos que emiten las mujeres tenistas.

 

 

                 “Como todo deporte, el tenis tiene momentos en que sus practicantes demuestran la intensidad del encuentro, el calor emocional generado en una competencia en que el talento personal se encuentra a prueba y en entredicho frente al rival que pone todo su empeño en salir triunfante.

 

 

 

             “En el llamado “deporte blanco” es bastante frecuente que se escuchen exclamaciones, gritos espontáneos y en cierta medida primitivos que son una suerte de válvula de escape para el esfuerzo físico y emocional propio de un partido.

 

 

 

                     “Con todo, la Asociación Femenil de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés) ha planteado la posibilidad de que todas estas expresiones se regulen y, en su caso, se penalicen durante los encuentros oficiales, esto con ayuda de al menos tres lineamientos iniciales.

 

 

 

               “En primer lugar, un dispositivo que mida objetivamente el nivel sonoro de los gemidos femeniles; segundo, una regla que distinga los niveles aceptables de los no aceptables entre estos ruidos y, por último, un programa entre las academias de tenis que erradique con reducación esta práctica.

 

 

 

                “Pero quizá la pregunta central es por qué la WTA intenta imponer un control sobre estas manifestaciones de entusiasmo: ¿las considerará poco elegantes, poco propias de las atractivas mujeres que participan en los torneos de tenis?”

 

 http://pijamasurf.com/2012/06/asociacion-femenil-de-tenis-busca-penalizar-los-gemidos-excesivos-entre-las-mujeres-tenistas/

 

 

SOLO PARA ESCUCHAR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Martes 1 de agosto 2012. Argentina.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: