lo que veo Desde el Jardín

(Escena final de “Desde el jardín”, película de 1979 de Hal Ashby, con Peter Sellers)

 

 

 

 

El Jardinero (título en España de “Desde el jardín”, en Argentina)

 

Por Miguel.
Palma de Mallorca (España)
1 de Marzo de 2009

 

 

 

          “Para algunos es el mejor film del realizador Hal Ashby (Utah, 1938). El guión, de Jerzy Kosinski, adapta la novela breve “Being There”/”Desde el jardín” (1971), del propio Kosinski, que constituye una nueva versión de “Cándido” (1759), de Voltaire. Se rueda en escenarios reales de Carolina del Norte, California, Maryland y Washington D.C. Nominada a 2 Oscar (actor y actor de reparto), gana uno (actor reparto, M. Douglas). Producido por Andrew Braunsberg (“Macbeth”, Polanski, 1971) para BSB, Lorimar y otras, se estrena el 19-XII-1979 (EEUU).

 

 

                “La acción dramática tiene lugar en Washington D.C. Chauncy “Chance” Gardner (Sellers) es un infeliz, afectado posiblemente por una ligera discapacidad mental, que no sabe leer ni escribir. Acogido en casa de un potentado, el senador Benjamin “Ben” Rend (Douglas), a lo largo de su vida no ha hecho más que cuidar del jardín de la casa adosada de Rend y ver televisión con el mando a distancia en la mano. Durante la enfermedad de Rend, conoce al presidente “Bobby” (Warden) de los EEUU. Viste con corrección y sobria elegancia. Es de media edad.

 

 

 

                   “El film suma comedia y drama. Sobresale la interpretación de Sellers, secundado por una convincente Shirley MacLine en el papel de Eve Rend. Es la penúltima película de Sellers. Encarna a un personaje singular, simple, sin afectividad y sin emociones, solitario, de insólita pasividad, que no es consciente de sus limitaciones en conocimientos y capacidades. Habla de manera monótona y cauta, parecida a la Stan Laurel, en quien se inspira. La simplicidad de sus respuestas es confundida con profundidad, su serenidad es tomada como prueba de seguridad e inteligencia, su franqueza es entendida como manifestación de lucidez. La ausencia de datos sobre su biografía es tomada por los servicios presidenciales como una consecuencia de la destrucción de documentos y antecedentes por parte de la CIA y el FBI. A las preguntas de los reporteros de la TV ofrece respuestas, obvias, generalistas y casi siempre relacionadas con la jardinería, que se ajustan a los cortes de 10 segundos propios de los telediarios y a los hábitos de fijación de la atención de os televidentes.

 

 

 

                   “La fama y el prestigio le permiten aspirar a puestos cada vez más relevantes dentro de la escala política. El nombre que se le atribuye deriva de la respuesta que ante los medios da a la pregunta sobre cuál es su nombre. Dice: “Chance, el jardinero” y todos entienden “Chance Gardner”. Los malentendidos verbales juegan un importante papel en el desarrollo del relato. Para algunos el encanto personal de Chance radica en su conformismo, su carácter retraído y dócil, su pasividad y debilidad. No molesta, no empuja, no da codazos, no inquieta. Se deja llevar por los acontecimientos y por los que mandan. Hace uso de toques surrealistas, que suelen ser vistos con ojos de humor e ironía.

 

 

              “El film satiriza la importancia que en la vida pública tienen las apariencias, el peso de la superficialidad en el discurso de los políticos y en prácticamente todos los ámbitos de la vida moderna, el sometimiento del poder legal a las manipulaciones de los poderes fácticos o de intereses, el carácter adictivo de la TV, la influencia de la TV sobre el pensamiento y el comportamiento de los ciudadanos, las sospechas sobre los manejos oscuros de los servicios de seguridad del Estado (CIA y FBI), etc. El final, sorprendente e inesperado, extiende la sátira a otros ámbitos.

 

 

                “La música, de Johnny Mandel, ofrece una partitura original espléndida por su expresividad y sencillez. Añade como música adaptada una versión jazzística de “Así habló Zarathustra”, de Richard Strauss (arreglos de Eumir Deodato), dos composiciones de Erik Satie (“Gnossiennes”, nº 4 y 5) y canciones ambientales, como “Differents Ways”. La fotografía, de Caleb Deschanel (“Una mujer bajo la influencia”, Cassavetes, 1974), en color (technicolor), crea composiciones de excelente dibujo, con añadidos virtuosos, como planos cenitales, contraluces y planos exteriores de gran belleza (como los finales). Cuida los lances de humor visual, sutiles e imaginativos.

 

 

 

                    “Película de culto sobre los efectos de la televisión sobre las personas.”

 

 

                                                 0-0-0-0-0-0

 

 

 

 

 

“Desde el jardín”

Por Fej Delvahe
 Ladera del Monte Titano (San Marino)
7 de Diciembre de 2007

 

 

 

“DEL NECESARIO Y TAMBIÉN VITAL: ATONTADO TELEVIDENTE

 

 

                  “Sorprendente el director Ashby, sobre todo por el acabado, por el final, que es siempre lo más difícil de hacer en un film y que cuando esto se logra es la más clara señal de que un director es excelente y no uno más del montón. También resulta brillante Peter Sellers, en uno de sus papeles más maduros y tranquilos de su larga trayectoria cinematográfica.

 

 

 

               “La película cuenta una historia de lo imposible, de lo absurdo, que a veces transmigra extraña e incluso milagrosamente hasta considerarse lo más real: un hombre niño, probablemente con cierto grado de subnormalidad, que se ha pasado toda su vida protegido y tratado como lo que da síntomas de ser, sin salir a penas de su casa, viendo muchísima televisión y cuidando de su pequeño jardín, de repente se ve solo en la vida, sin su protector y obligado a abandonar el hogar. Ahí nos identificamos todos con el personaje, que representa al ser humano común destechado de repente; pues de la noche a la mañana a cualquiera se le desinflan las seguridades más sólidas que poseía y tiene que comenzar de cero frente a la tremenda incertidumbre, y entonces el gran valedor será lo que eres desde tu interior más auténtico y verdadero.

 

 

 

 

                    “Ahí, con esa forma de ser, Mr. Chance será bienvenido en la cúpula de artificialismo social, donde caerá como un rayo de luz, donde entrará como una bocanada de aire fresco; porque representa al puro idiota o filósofo inofensivo, a la necesidad vital de idiotez, al subintelectualismo que escucha, no se impone y no es pretencioso.

 

 

 

                         “Un film maravillosamente crítico, todo él es una denuncia irónica de lo inauténtico generalizado sobre todo en las altas capas del poder; contra ese modo endiosado de vivir competentemente, el cual nos arruina en gran medida la felicidad; contra lo artificioso y sabio de este mundo que suele ser confundido por la simpleza de lo inocente y supuestamente no apto, imbécil o subnormal; contra lo correcto, triunfante, cadavérico, que a la hora de la verdad sólo puede ser salvado por lo simplemente natural, tontucio y sin doblez.

 

 

 

                    “Mr. Chance es como la matita verde y pletórica de fuerza trascendentemente débil, de esas que nunca son tenidas en cuenta, pero que se abren paso a través de cualquier grieta del más brutal hormigón, asfaltado o granito.

 

 

 

               “Quien no haya visto aún esta película de Hal Ashby que intente visionarla, pues no se arrepentirá; por ser éste un film de positiva simpatía, orientado a hacernos pensar lo poco extraordinarios que somos; lo necesitados que estamos de una cierta idiotez, incluso de la que nos meten por los ojos en las distintos canales de televisión, en las salas de cine y otros medios. Recuerdo que cuando esta película fue estrenada en España, asistí a verla y me encantó, tanto que decidí ir a verla de nuevo a los cuatro días, pero ya la habían retirado, no duró ni media semana su exhibición. Resultaba tan poco racionalista que había que barrerla cuanto antes de las salas.”

 

(críticas reproducidas del sitio español Film Affinity)

 

 

Miércoles 4 de julio 2012. Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: