Golpes de estado “blandos” o “blancos”, de cualquier forma el dado en Honduras en el 2009 -como en Paraguay hace unos días- computa ya el asesinato de 23 periodistas y 70 abogados, por lo menos

             

 

 

 

             

                  “La frutilla del postre argumentativo prêt-à-porter roza un cinismo sin precedentes: señalan que lo de Paraguay “no fue realmente” un golpe de Estado porque no hubo violencia, y que no la haya habido es una prueba –según aseveran editorialistas en la Argentina– del consentimiento del pueblo a la destitución del presidente. A ver si ponemos esto en caja, porque están yendo muy lejos. Puede que a mucha gente no le importe Honduras, pero en ese país, desde el golpe de 2009, fueron asesinados en número impreciso centenares de miembros de la resistencia, la mayoría de ellos campesinos.

           

       “Reporteros sin Fronteras informó esta semana que en los tres años que pasaron desde el golpe, fueron asesinados 70 abogados que llevaban causas por muertes violentas de campesinos. Otro dato que no le importó a nadie porque nunca figuró en las agendas de los grandes medios, ni de la SIP: en el primer año del golpe fueron asesinados 23 periodistas de medios alternativos vinculados con la resistencia.

 

 

 

                     “Entonces, ¿qué tenemos? Un golpe de Estado quirúrgico, un marketing político planificado, y medios de comunicación concentrados y listos para multiplicar al infinito los argumentos golpistas prêt-à-porter: si el pueblo resiste, se le dice al presidente depuesto que está polarizando al país y que por amor a la patria debe dejar de “dividir al pueblo”, y alejarse. Si el pueblo no resiste porque su líder lo quiere preservar de un baño de sangre, se le dice que eso es una prueba de que el pueblo está de acuerdo con el golpe.

 

 

 

                         “El golpe de Estado en Paraguay desenmascara la creciente insistencia de la derecha en llevar adelante “golpes blancos” en la región, y un perfeccionamiento de la metodología para adecuarla a estos discursos prêt–à-porter que salen a repetir en manada políticos golpistas locales, en este caso paraguayos, y que amplifican los medios dominantes. Y no, no nos cansaremos de hablar de los medios dominantes. Nos sobrepondremos a nuestro propio hartazgo, porque juegan al desgaste.”

 

(“¿Fue realmente un golpe?”. Nota en diario Página12. Buenos Aires.  http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-197602-2012-06-30.html)

 

(Aclaración: un fragmento de la nota aquí consignada, transcripta con punto aparte y con fuente más destacada, es un subrayado del A.deB. que no forma parte del escrito original)

 

 

Domingo 1 de julio 2012. Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: