BOLIVIA: otro intento de golpe de estado mediante policías

 

 

 

 

  ¿”Carapintadas” estilo argentino, insurgentes de Al Qaeda, miembros de XE (ex Blackwater, ejército privado contratado por Estados Unidos, 50 mil mercenarios en Irak y Afganistán, o policías en reclamo salarial?)

“Gobierno denuncia nuevo plan golpista en

Bolivia”

 

 

Actualizado al lunes 25/06/2012 – 09:58
(sitio informativo digital chino Spanish.People.com.ar
http://spanish.peopledaily.com.cn/31617/7855081.html

 

 

 

 

LA PAZ, 24 jun (Xinhua) — El gobierno de Bolivia denunció hoy un nuevo plan “golpista” contra el mandatario Evo Morales, urdido por la derecha infiltrada en el motín policial que lleva cuatro días de conflicto y la protesta indígena de la amazonia que marcha hacia La Paz desde hace 59 días.

 

 

Palabras clave:

LA PAZ, 24 jun (Xinhua) —” El gobierno de Bolivia denunció hoy un nuevo plan “golpista” contra el mandatario Evo Morales, urdido por la derecha infiltrada en el motín policial que lleva cuatro días de conflicto y la protesta indígena de la amazonia que marcha hacia La Paz desde hace 59 días.

 

 

 

               “La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, reveló este domingo informes del servicio inteligencia que advirtieron este proceso “desestabilizador” tras la firma del acuerdo entre el gobierno y los representantes de los policías, que luego de unas horas fue rechazado en un ampliado por los uniformados de base.

               “Tenemos informes evidentes de un plan TIPNIS (marcha indígena de la Amazonia) que se activó para forzar a diversos policías de base (los de más baja escala salarial) a rechazar este convenio, con el objetivo de unir el motín policial con las demandas de los indígenas de la novena marcha, todo para desestabilizar al gobierno de Evo Morales”, dijo Dávila.

 

 

 

         “Según la portavoz del gobierno boliviano, existe un grupo de oficiales “de la derecha opositora” infiltrado en el motín policial, que no le perdonan al gobierno de Morales el haber trasferido el Servicio de Identificación Personal y Licencias a manos de la administración civil.

 

 

 

 

          “El objetivo de estos infiltrados de la derecha es propiciar un golpe de Estado mediante un enfrentamiento armado con los militares, y juntar la marcha de indígenas que tiene previsto llegar a la ciudad de La Paz la próxima semana”, advirtió.

 


—————————————————————————–

                     

                  “Dávila lamentó la posición de la dirigente de las esposas de los policías, Guadalupe Cárdenas, quien tras firmar el acuerdo de ocho puntos con el gobierno a las 05:30 de la madrugada (9:30 GMT), horas más tarde declaró a una emisora de alcance nacional que fue forzada a suscribir ese convenio, por lo que ahora rechaza el acuerdo.

 

 

 

                  “Guadalupe Cárdenas puede formar parte del esquema destinado a realizar un golpe de Estado, que algunos grupos de la Policía están poniendo en marcha desde el día jueves”, manifestó la ministra de Comunicación.

 

 

 

               Asimismo, declaró que existe un traslado de armas y municiones a diferentes unidades de la Policía, y el acuartelamiento ante la posibilidad de un enfrentamiento con los militares que custodian el Palacio Quemado, sede de operaciones del gobierno boliviano.

 

 

 

                “En ese marco, la autoridad señaló que en el conflicto de la Policía existe un interés político, al señalar que existen imágenes de televisión de Juan Carlos Alzalde, ex candidato a diputado de Unidad Nacional (UN) y actual asesor de Guadalupe Cárdenas, levantando una ametralladora en la toma de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), quien formó parte de esa acción violenta.

 

 

 

            “La autoridad exhortó a los representantes de los policías a realizar una lectura adecuada de la magnitud del conflicto que se agrava en Bolivia por la falta de seguridad pública, y el evidente riesgo de golpe de Estado contra la administración del presidente Evo Morales.”

 

 

 

INDIGENAS SE ACERCAN A LA PAZ

                       “A la par del conflicto policial, la IX marcha de indígenas de tierras bajas en contra de la construcción de una carretera por el corazón del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS) prevé llegar a la sede de gobierno entre el miércoles y jueves, dijo Miriam Yubanuré, una de las dirigentes que encabeza la movilización.

 

 

 

Marcha indígena que reclama autonomía y derechos en sus antiguas tierras se dirige hacia La Paz. La policía boliviana amotinada los espera para desatar disturbios que deriven en matanzas para efectivizar un golpe de estado institucional como el de Paraguay.

               “El gobierno denunció en reiteradas oportunidades que esta caminata indígena está siendo financiada por partidos opositores de derecha como el MSM de Juan del Granado, cuya esposa, la legisladora Marcela Revollo, fue denunciada por instigación pública a delinquir, bajo el argumento que la asambleísta está financiando la IX marcha indígena.

 

 

 

                    “Los marchistas llegaron el sábado a la población de Pongo, a 37 kilómetros de La Paz, con una altura de 1.500 metros, donde descansaron y hoy continúan en su ascenso hacia la sede de gobierno.

 

 

 

         “La movilización comenzó hace 59 días, en Trinidad, con cerca de 100 indígenas, pero a medida que avanzó varias delegaciones se sumaron.

 

 

 

                   “Ahora son un millar de personas que piden el respeto a la Ley 180, que protege al TIPNIS de la destrucción de cualquier índole.

 

 

 

            “La aprobación de la norma se logró en 2011 con una movilización similar, que duró 64 días.

 

 

 

                        “Después, el gobierno retrocedió en su decisión, cuando la marcha de los colonizadores y otro sector de indígenas amazónicos llegó a La Paz en favor de la carretera, y el Ejecutivo promulgó la Ley 222 de consulta, que abre la posibilidad de construir la ruta.

 

 

                 “Los indígenas de tierras bajas le pidieron al gobierno derogar la Ley 222 para instalar un diálogo sincero y buscar solución al conflicto por el TIPNIS.

 

 

                   “La agenda de demandas de los indígenas tiene nueve capítulos y comienza con la defensa del TIPNIS, pero también se incluyen demandan legislativas, políticas, territoriales y económicas. Además, existen 13 proyectos de leyes en la columna de la marcha.

 

 

                   “A través de ellos, se plantea una reforma del Estado Plurinacional para aplicar derechos indígenas que aún no han entrado en vigencia.

 

 

 

                   “Quieren representación directa en los gobiernos y a través de sus propios procedimientos, según su pliego.

            “Plantean cambiar la ley de autonomías para acceder de manera directa a la autonomía indígena. Asimismo, exigen participación directa de las regalías por explotación de recursos.”

 

 

 

 

                                                 LOS UNOS

 

 

 

                                       LOS OTROS

–                                  

                                               o-o-o-o-o-o-

 

 

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

Lunes 25 de junio 2012.
Argentina. La Plata (a 60 kms. de Buenos Aires)

 

 

             Cualquier ciudadano relativamente bien informado, que acude a fuentes de noticias y periodismo que no son las de la gran prensa y menos aún la televisión, sabe que la realidad no es como se muestra en esos espacios. Puede ser que no coincida con la que muestra el gobierno actual en sus medios -de poca llegada, además- pero en todo caso, sobre todo, no es como dice la cultura mediática dominante.   Es diferente, o bien siempre falta una gran parte de ella.

 

 

 

                 Por ejemplo -ya lo he dicho varias veces aquí-, hay una tendencia mundial a desentenderse de modo progresivo de los ejércitos profesionales del siglo XIX y XX y apelar a “ejércitos de empresas privadas”. Esto lo relato de nuevo con relación al “golpe de estado institucional parlamentario” que sacó a Lugo pocos días atrás. Las mencionadas  empresas privadas que arman ejércitos poderosos mediante contratos multimillonarios con el Estado (que pagan los contribuyentes más chicos), toman por bajos salarios en dólares a mercenarios de todo el mundo (ex militares y ex policías) para hacer guerras en diversos sitios del planeta sin respetar ninguna regla humanitaria.

                Todas las violaciones humanas son posible con estos nuevos ejércitos privados. La guerra pasa a ser un delito privado, individual si se quiere. Y en todo caso, sólo es el responsable el autor del delito, un mercenario o dos, y no la empresa y menos el Estado que la contrató. Esto ya está muy desarrollado en Estados Unidos: LA PRIVATIZACIÓN DE LOS EJÉRCITOS Y LA GUERRA. LA GUERRA Y LA MILITIRIZACIÓN COMO NEGOCIO CAPITALISTA, COMO FORMA NUEVA DE ACUMULAR CAPITAL CON EL APORTE DE LOS PEQUEÑOS CONTRIBUYENTES, QUE PONEN SUS IMPUESTOS PARA SOSTENER LOS GRANDES EJÉRCITOS PRIVADOS PROPIEDAD DE LOS MAYORES CONTRIBUYENTES, O CLASE RICA, GRANDES EMPRESARIOS.

 

 

 

               Otro tanto sucede, en menor escala, con la policía y la seguridad. Ahora las agencias, empresas (pequeñas o grandes) o emprendimientos de seguridad policial son privados. En muchos países la cantidad de contratados que tienen estas agencias privadas de seguridad es mayor que la de muchas policías y aún de las fuerzas militares. Sucede ya en Argentina. No es descabellado que, en el caso desgraciado de un intento de golpe de estado mediante la violencia, o de gran represión a una gran movilización social, se apele a estas agencias de seguridad privadas. Muchas de estas empresas pertenecen o tienen vínculos con policías o ex policías. Si se trata de una gran represión, el Estado o el gobierno no serían responsables de los “excesos” individuales. No habría reglas: un ciudadano (“privado”) eventualmente puede  -si se lo propone- hacer lo que quiera para destrozar a otros ciudadano.

 

 

                La ventaja de estas privatizaciones de la seguridad, los ejércitos y las guerras es que, si hay violación de derechos humanos, la responsabilidad no es del estado contratante, ni de la policía o fuerzas militares, además del gran negocio de una empresa privada que quita recursos que el ciudadano paga al Estado y que pueden destinarse a educación, salud, alimentación y vivienda.

                   Dado el cuestionamiento mundial y el desprestigio internacional de los ejércitos latinoamericanos por su intervención directa durante las últimas dictaduras y todas las que hubo en el siglo XX en América latina, los golpes de estado ahora no son militares sino de otro tipo, Como en Honduras, interviene el Poder Judicial y destituye a un presidente de modo sumario porque las elites económicos-sociales y sus vínculos con Estados Unidos lo consideran molesto para sus intereses. Sucedió en el 2009. Con Zelaya. Desde ese momento la represión en Honduras ha sido atroz, pero los medios no ubican como tema principal de tapa. La matanza de periodistas ubica a Honduras en el primer puesto mundial junto a México. Nada notable se ve en los diarios: claro, si se lo propone, cualquiera puede matar a cualquiera. “¿Como evitar que un loco cualquiera, desconocido, anónimo, asesine a un honesto ciudadano?” Es algo que sucede en las democracias desarrolladas más prolijas.

 

        

          Antes, hay que recordar en materia de golpes de estado “diferentes” a los de cuño militar tradicional, hubo un intento fallido en Venezuela, que dio más fuerza al gobierno de Chávez mediante una gran movilización popular. El “imprevisto” presidente al que  le habían regalado el sillón en la casa de gobierno, tuvo que retirarse, mientras Estados Unidos, impulsor del golpe, calló e inició la fuerte campaña antichavista que dura hasta hoy, no porque Chávez sea un dictador (fue votado unas diez veces) sino por su política nacionalizadora de recursos como el petróleo y sus acciones políticas de autonomía frente a la política de Estados Unidos. Una cosa es lo que quieren los nuevos gobiernos de América latina, después de los conservadores años 90, y otra cosa es lo que desea y está decidido a imponer Estados Unidos en América latina.

 

              En Bolivia hubo varios intentos desestabilizadores, aún con metas de magnicidio (asesinar a Evo Morales) y aprovechando justas movilizaciones sociales de los más desfavorecidos, la población originaria, indígena, más del 70 por ciento de la población. En Ecuador hubo no hace tanto una rebelión policial que, cuando comenzó a fallar, habilitó para que las fuerzas armadas intervinieran sin mayor costo. Los militares en estos casos suelen mantenerse expectantes: si los policías fallan, los militares salen a detenerlos. En otros casos, lo que se busca es que se enfrenten policías y militares para que haya muchos muertos y caos, lo que permite acusar al gobierno de descontrol y echar al presidente en juicio sumario, como se hizo días pasados con Lugo en Chile. En Paraguay hay una larga historia de matanzas de campesinos, militantes políticos sociales e indígenas, pero sólo a Lugo -que no tenía nada que ver con los procedimientos policiales sangrientos usados, ya que era algo ordenado judicialmente- se lo desalojó en menos de 24 horas. Recuerda de algún modo el caso del presidente radical Arturo Illia en 1966 en Argentina, al que echó de la Casa Rosada con un pelotón de la policía, como si fuera un barra brava.

 

 

                Ahora le ha tocado de nuevo a Bolivia. Hay un reclamo salarial de las fuerzas policiales, que puede tener argumentos razonables y justos. Pero una vez acordados o satisfechos se corre la línea y se exige más. Así se genera un desentendimieto permanente y creciente entre policías y gobierno, hasta que los policías se amotinan y generan disturbios y destrozos. En La Paz se atacó la Casa Presidencial para quemar todo el archivo de personal, algo muy significativo en un país con una larga serie de abusos horrendos contra democráticos y sobre todo contra los militantes sociales y los más pobres.

 

 

              EL DE PARAGUAY ES UN GOLPE DE ESTADO CON VARIOS OLORES, UNO DE ELLOS ES UN FUERTE OLOR A SOJA.

 

                      Las fuerzas militares hasta ahora no han sido convocadas a restablecer el orden en Bolivia. Convocarlas no siempre es efectivo y eficiente, por dos razones: o se demoran en su operativo de control de la policía amotinada hasta darles tiempo de destituir al presidente por “descontrol” y falta de gobernabilidad. O bien los militares salen a reprimir y hay muchos muertos, tragedia que genera otra situación en la que se acusa al presidente de la nación de no poder poner orden sin muertos o bien ser incompetente para gobernar sin muertos. Esto pese a que la derecha, casi siempre en los gobiernos de Bolivia y otros países hermanos, incluso mucho en Argentina, han tenido miles de muertos y torturados en gobiernos militares y no civiles democráticos.

 

 

                    Quiere probarse de nuevo en Bolivia lo que días atrás tuvo éxito en Paraguay. Es la “gran invasión” prevista por la estrategia geopolítica con centro militar-comunicacional en Estados Unidos. No hacen falta “subversivos”. No hacen falta aquí desembarcos de marines. No hace falta convocar a las Naciones Unidas o a la flota del Atlántico Sur. Basta con la policía y agencias de seguridad privadas, decenas de miles de hombres en Argentina, por ejemplo, si se da la circunstancia desgraciada que convoque a dichos protagonistas de estos sucesos en ensayo latinoamericano. La base, el inicio, es una situación provocada de descontrol social: una protesta justa puede ser derivada en un turbulento disturbio social urbano, o no control de las rutas (como sucedió con la protesta de los grandes propietarios rurales sojeros, que arrastraron a los más chicos, en el 2008 en Argentina, pero sin represión por parte de Kirchner). Por el descontrol se convocan a policías o fuerzas de seguridad, y hay muertos. Ya está dado el gran paso para el nuevo tipo de golpe de estado: entonces, hasta la derecha ultra que siempre ha matado y utilizado la justicia en favor de sus intereses sale a defender a las víctimas de la represión violenta y planificada con fines oscuros. Se rasgan las vestiduras los que siempre apelan primero a los garrotazos o a las  patotas y la violencia carnicera, e impelen el desalojo del gobernante que intenta o lleva a cambio medidas populistas (redistribucionistas) y/o de tinte nacionalista, volviendo al Estado lo que, en Argentina, por caso, es de todos los argentinos, tal como nuestro petróleo.

 

 

                        El petróleo que guarda Estados Unidos bajo su territorio es de Estados Unidos; el petróleo y gas que está bajo la tierra de nuestro país es argentino. El dinero que aportan los trabajadores privados en actividad para su jubilación puede utilizarse de manera racional para comprar computadoras para los pibes o levantar viviendas populares, pero no para que se lo roben los bancos privados, también extranjeros, mediante agencias de recaudación como las llamadas AFJP. He aquí, para cualquiera de derecha, un buen motivo para un golpe de estado “democrático”. ¿Cómo los bancos no van a poder apropiarse del dinero de los asalariados? ¿Cómo los ricos van a pagar impuestos?

 

2 comentarios to “BOLIVIA: otro intento de golpe de estado mediante policías”

  1. muy bueno el articulo, te paso un link con el discurso de Lugo en la ONU, es interesante lo que dice en relacion a lo que paso. un abrazo. pablo.

    Me gusta

  2. Néstor O. Fernàndez Says:

    Muy buena pàgina. Con argumentos irrefutables y textos bien escritos. No tengo mucho para agregar, ya que varias veces he expresado, en sìntesis, que “Estados Unidos es una desgracia para la Humanidad”, y que la “gran prensa” miente y tergiversa las informaciones, para anestesiar a los pueblos y beneficiar a sus corporaciones mandantes (corporaciones que, ahora, tambièn integran sus empresas)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: