Jeringa, vas a tener que parar… Por Daniel Melingo y Alberto García-Alix. Narigón, compadre, ¡andá a la concha de tu madre!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

           Fue el blog es.wordpress.com el que me inspiró con el español Alberto García-Alix, cineasta y fotógrafo, al que conocía pero no reconocía por apellidos. Y junto a García-Alix qué mejor que traer a colación a Daniel Melingo y el nuevo tanguerío porteño de Buenos Aires, nuevo pero no tan flamante flamante, por cierto. (y digo “porteño de Buenos Aires” porque trabajo con una modelo de desnudo, actriz chilena ella, que se dice “porteña” cuando le pregunté cómo se les dice a los habitantes de Valparaíso, de donde es y ha nacido. Valparaíso es un puerto. Para ella, el “porteño” (de Buenos Aires) es lo mismo, porque ambas ciudades son lugares de embarque y desembarco. Yo no le expliqué; al fin y al cabo, soy mediterráneo, del interior bonaerense).

 

           A Alberto García-Alix, ya dije, lo conocía por el documental “El honor de las injurias”, del 2007. Fuerte, potente, cuestionador, de dilemas éticos para el espectador crítico y más aún para el de izquierda crítica. Cuenta del anarquista español Felipe Sandoval, con algo de bandolero igualitarista e idealista de la violencia, que pasa tanto por las cárceles y torturas de la España monárquica como de las republicanas. Hombre de gran coraje por obcecación y testarudez, un inflexible de las convicciones, esas que poco a poco se le convierten en su propia prisión y autotraición. 

 

          En la República jaqueada y destruída por el golpe y guerra del dictador Francisco Franco, con apoyo de la iglesia católica y los terratenientes, durante la Guerra Civil Española Felipe Sandoval se desliza “de bando”: ya era hombre de ejecuciones sumarias de “enemigos de clase e ideología”, pero ahora pasa de víctima de los interrogatorios a interrogador. “Especialista” en interrogatorios violatorios por ser él mismo muchas veces el objeto de dolor y escarmiento, se transforma en un interrogador implacable, y temido. Hombre de Inteligencia y espionaje, “batidor” o espía, según se quiera, no duda un sólo segundo en ser un durísimo hombre de acción, valiente como pocos de cualquier bando. Une así la “teoría y la praxis” de la vida revolucionaria.

             Figura conocida y pública en su tiempo, antes y durante la Guerra Civil Española (1936-1939), en algunos años la existencia de Sandoval cae en el olvido histórico, hasta que “El honor de las injurias” lo rescata como humano de inclaudicable coraje, implacable accionar y, de tanta pureza ideológica, en un rígido idealista convertido por ello en un ser impiadoso.

                     Pero este es solo un García-Alix (León, 1956); el otro, anterior y posterior al documental es el gran fotógrafo, aunque también escritor y pintor. Su producción, realista y a la vez con dosis paradójica de irrealidad muy veraz es reconocida por revistas fashion como “Vogue” y “Vanity Fair” y como el específico  British Journal of Photography. Ha retratado a conocidos artistas españoles e internacionales y en su producción se advierte la repetición de algunos temas más salientes que otros:  los autorretratos, los tatuajes, la vida nocturna, los actores porno, las motos, la música y una larga serie de personajes “extraños”.

 

 

 

Alberto García-Alix. Autorretrato.

 

 

 

 

 García-Alix. Autorretrato

 

 

 

 

Francis

 

 

 

 

 Fábrica. García-Alix

 

 

 

                        LO DE DANIEL MELINGO -que acompaña el clip con las imágenes de García Alix- ES OTRA HISTORIA.  Melingo es un reconocido músico, cantante y ejecutante de varios instrumentos nacido en Parque Patricios, CABA, en 1957. Trabajó junto a Charly García, Los Abuelos de la Nada y fue cofundador de Los Twist. Es autor de canciones como “Chalaman”, “Hulla hulla” y “Cleopatra (la reina del Nilo)”. Acompañó al músico brasileño Milton Nascimento entre 1975 y 1980. Integroó Los Abuelos de la Nada de Miguel Abuelo, al lado de Andrés Calamaro, Gustavo Bazterrica y Polo Corbella. 

 

 

 

               Creó el grupo Los Twist junto a Pipo Cipolatti y en 1984 integró la banda de Charly García junto con Alfredo Toth (bajo), Willy Iturri (batería), Pablo Guyot (guitarra), Fabiana Cantilo (coros) y Fito Páez (teclados). A mediados de los años 90 organizó su banda propia y editó su primer disco solista, H2O.

                     En 1997 Melingo se inició en el tango y condujo un programa, “Mala Yunta”, por la señal de cable “Sólo Tango”, en el que músicos de rock ejecutaron tangos. Publicó después otros álbumes, Tangos bajos (1998), Ufa (2003), Santa milonga (2004) y Maldito tango (2007).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

García- Alix

 

 

 

 

Encadenada. García-Alix

 

 

 

 

El portero del cielo. García-Alix

 

 

 

 

 

 

 

 

                    Nacho y Michelle, actores porno.        

 

 

 

 

 Camarón de la Isla, por García-Alix

 

 

 

Texto explicativo y compaginación por AMÍLCAR MORETTI. Domingo 24 de junio 2012. Argentina (a 60 kms. de Buenos Aires)

3 comentarios to “Jeringa, vas a tener que parar… Por Daniel Melingo y Alberto García-Alix. Narigón, compadre, ¡andá a la concha de tu madre!”

  1. Néstor O. Fernàndez Says:

    Como tanguero que soy. Melingo me parece un pèsimo cantante. En tèrminos futbolìsticos, no puede ni siquiera estar en un banco de suplentes. Gardel, Rivero, Goyeneche, Marino Ruiz, Sosa, Castillo, Moràn, Chanel, Casal, Vargas, Fiorentino y tantos màs, con sus diversos temperamentos y estilos, son cantores. Melingo, volvè al rock y adonde quieras, pero el tango tenelo sólo para tus ìntimos.

    Me gusta

  2. RICARDO Says:

    Recuerdo haber visto la película EL HONOR DE LAS INJURIAS en la TV pública, me gustó mucho. SALÚ2

    Me gusta

    • Sí, a mi me sacudió y me sometió el rigor del planteo ético del revolucionario que, por “ideales”, por “asaltar el cielo”, se vuelve contra sí mismo y cae en barbaridades semejantes a las que combate. Un personaje histórico, el de “El honor de las injurias” que, por un lado, se sale de las normas convencionales, y por otro parece hacerse cargo de todo lo rutinario y ruin que puede tener un humano mediocre.

      Gracias, Ricardo, por tu acompañamiento.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: