ESAS FLORES COMO VAGINAS Y VULVAS CARNOSAS Y HÚMEDAS. Este domingo a las 18, en televisión de cable

 

       ¿Quién fue la señora de las flores?

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

 

(Nota publicada por el autor de Erótica de la Cultura en la edición del miércoles 6 de junio, sección Espectáculos, del diario El DIA, de la ciudad de La Plata, Argentina. La presente versión contiene algunas leves modificaciones:
http://www.eldia.com.ar/edis/20120606/flores-piscina-casa-blanca-espectaculos35.htm )

         

 

 

                 ¿Quién fue Georgia O´Keeffe? Una pintora (1887-1986) de paisajes rurales y -sobre todo- de (sus) célebres flores del desierto, que a excepción de su aprendizaje en Chicago vivió siempre en Nuevo México, Texas y Carolina del Sur, territorios conservadores, ruralistas y de piel “blanca” (salvo inmigración) si los hay. Esto es, sitios con una cultura pública en la que no se permite nada que signifique cuestionamiento a cualquier dogma moral o social de derecha ultra. Georgia O’ Keefe es considerada la primera pintora genuinamente norteamericana en Estados Unidos.

 

 

                 Sin embargo, su renombre -la hizo conocer su marido, gran maestro mundial de la fotografía, Alfred Stieglitz- se basa en su pintura “yónica”. ¿De qué se trata? Bueno, así como ha habido culturas fálicas, centradas en el culto al falo (Fellini hizo en “La ciudad de las mujeres” una memorable parodia sobre la decadencia del falocentrismo), parece haber habido (las hubo, en la India, Vietnam y el sudeste asiático) culturas o formas “iónicas”, de “ioni”, que en sánscrito -según las enciclopedias- significa útero, vagina, vulva o vientre en el sentido de fuente de vida.

 

 

                 Desde hace mucho las célebres flores abiertas de George O´Keeffe, que apreciaban las pacatas -quizás hipócritas- señoras texanas con total candidez, parecen ser otra cosa, y así lo interpretan los estudiosos: representan -o son lo más parecido- vaginas. Así, de este modo lo “innombrable” femenino, el “enigma” de la mujer se sublima -en términos “freudianos- en flores carnosas de impecable forma, color y sentido, y perfume, si se tiene la suficiente imaginación o sensibilidad.

 

 

           El que desee conocer una versión didáctica de la obra de pintora recibida en la Casa Blanca y distinguida en 1997 con la Medalla de la Libertad, de las de más alto grado honorífico en Estados Unidos, tiene que estar atento este domingo.

 

Study, domingo 10 a las 18.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viernes 8 de junio 2012. Argentina, La Plata. Otra madrugada fría de otoño, sin viento como la de ayer, pero que establece esa serenidad aplacada de lo gélido, como si la vida se limitara a la suerte de palpitar, disimuladamente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: