YA NO ESTOY MÁS EN FACEBOOK: ALIVIO POR NO PERTENECER A ALGO QUE NO SIRVE PARA NADA. Me fui porque me exigen que yo mismo me prohíba imágenes pues en caso contrario me prohibe la empresa.

 

 

 

 

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

 

 

          A partir de hoy no estoy más en Facebook. Lo elijo yo tanto como puede elegirse cuando a uno lo coaccionan, lo presionan, lo empujan a dilemas y elecciones excluyentes que no pidió, en las que se «elige libremente» porque «debe» elegir, porque lo obligan a elegir. Y uno elige: algo así como la «libertad» de optar entre un balazo en la cabeza o el garrote vil. No es que en mi vida y trabajo, feisbuc -pertenecer o no-, sea crucial, central o indispensable, o al menos conveniente. No estar en feisbuc no es una tragedia, ni siquiera un drama. Para nada. Los «dilemas» que puede proponer feisbuc son menores, vulgares, sin dignidad. Quitarte la libertad y querer hacerte suponer que elegís por libre albedrío lo que feisbuc dispone sin consultarte es pequeño, mezquino, baratura, ruindad de chapuza. Es porquería, basura, la miseria de las tecnologías comunicacionales.

         Desde ayer jueves a la mañana, según comprobé, no me dejan ingresar a mi perfil. Eliminaron una fotografía mía de una modelo en situación de desnudez. Una imagen para nada infrecuente, no audaz (¿desde dónde, por lo demás? ¿desde lo «sexual», lo «erótico»? ¿Desde lo «moral»?) y tampoco fuera de la evaluación habitual media que un profesional hace cuando publica a conciencia, es decir, sin dejar nunca de medir alcances y resonancias en determinado espacio público informativo. feisbuc, se supone, sería una red «informativa». Puedo concederlo, eventualmente. Un nuevo soporte de información y comunicación, una variante novedosa cuyo destino y duración se ignoran.

           Pero esta red social no sólo «eliminan» (ese es el concepto utilizado) una imagen de mi autoría de una bella muchacha en estado de desnudez, sentada. Va más allá en su arrogancia autoritaria y crasa. Kate Moss, Lara Stone, Candice Swanepoel, Daria Werbowy y muchas  más del territorio paquete internacional de las supermodelos y los fotógrafos fashion de París y Londres todas las semanas en las revistas prestigiosas de modas tienen fotos de mayor desnudez y sensualidad. feisbuc no se limitó «eliminarme» una foto discreta sino que me exigió en que «elimine» por mi adjudicada propia decisión y voluntad  otras fotos más que considerase no «conservan (mi) buena reputación» (esa es la frase, así como se lee). «Mi buena reputación». feisbuc se arroga el derecho de valorar mi «reputación». De lo contrario, dijo y sostiene, las imágenes no reputadas seríans eliminadas por decisión de la empresa. Como agregado siniestro, me amenazaron con la «inhabilitación de mi cuenta».

 

 

 

 

MÁQUINA DE DERROCHAR TIEMPO

          ¿Se entendió? ¿Se comprendió bien? Me dio a «elegir», cuando yo no pedí elegir ni lo creo aquí adecuado ni moral ni intelectualmente. Me obligaron a elegir (elegir y obligar, dos conceptos en antítesis, oxímoron, paradoja oscura) bajo la presión de la amenaza de que si no elege la empresa y hasta puede elegir «inhabilitarme». Inhabilitarme.  feisbuc no elige (elección, libre albedrío), no optó entre distinguirme o «inhabilitarme». «Eligió» entre dos «derechos» (¿suyos? ¿son derechos?) entre «eliminarme» o «inhabilitarme». Me cortan un brazo o si no me cortan la cabeza. Elija, ¿qué prefiere usted?, me presiona. Eso sí, le damos la «libertad» de cortarse usted mismo, elija el brazo o la cabeza.

          A mí me importa un cuerno feisbuc. Digo: no me interesa nada de nada aparecer o dejar de hacer en feisbuc. No es despecho. Lo explico con razones muy prácticas, utilitarias, porque feisbuc no tiene trascendencia: es como un globo de colores. Me da lo mismo un globo rojo que un globo verde. ¿Qué se yo? ¿Qué me importa? Las razones: 1) feisbuc me quita tiempo, me roba tiempo en zonceras, en bobadas, trivialidades, galanterías estúpidas, agresiones de baratija, informaciones sin profundidad, saludos falsos, elogios automáticos y en general no sentidos ni pensados, «amistades» que no existen, atenciones que se fingen, enojos y resentimientos de «amigos» que no pedí ni conozco.

           feisbuc es una máquina de malgastar tiempo, un tiempo que a mí me resulta fundamental, en principio porque cada vez me queda menos. Y me roba tiempo de modo adictivo, porque maneja modos y sistemas de captación que convierten en dependientes a sus adeptos y adictos. Adictos a la nada, la intrascendencia, lo frívolo, lo tonto, ocasional, sin ninguna importancia. En suma: me quita tiempo para acumular capital simbólico: para escribir, estudiar, fotografiar, informarme.feisbuc ni siquiera me sirvió para contratar a una sola modelo: en cualquier lugar específico un sólo anuncio resulta en una docena o veintena de ofrecimientos. feisbuc no sirve. No tiene ninguna utilidad, creativa o material, al menos para sus usuarios.

          Por ese lado, feisbuc me causó pérdidas. En meses no conseguí una relación o amistad estable, válida. La mayoría, a lo sumo, me ha pedido y no me ha proporcionado nada. Nada. Me he cansado de rechazar y borrar «amistades» con lo cual, es probable, sólo obtuve enemistades que no deseaba ni buscaba. Por añadidura, siendo feisbuc una agenda completa para los servicios de informaciones, es seguro que les proporcioné, si le interesa, la mayor base de datos, innnecesariamente, de mi vida, gustos, necesidades, hábitos, preferencias, placeres, goces y padecimientos. ¿Para qué? Le facilité el trabajo a la policía de informaciones y a los servicios de inteligencia. feisbuc es eso, eficaz para eso. Además, es obvio, tiene cuentas de directa promoción de la venta de sexo. feisbuc sustituyó, no sé con qué eficacia, el célebre clasificado de los diarios.

          Segunda razón de porqué no me interesa para nada estar o no estar en feisbuc, salvo por haberme despojado de la presión de lo adictivo. Además de escribir desde hace décadas en prensa escrita, miles y miles de notas y artículos firmados, desde hace unos dos años mantengo dos sitios web de mi propiedad, uno que pago yo. «ERÓTICA DE LA CULTURA», el blog: https://amilcarmoretti.wordpress.com y la página Web: http://www.moretti culturaeros. com.ar   Todos los gastos corren por mi cuenta. Lo pago de mi bolsillo. Además, está mi tiempo de trabajo: hora-trabajo-hombre. Nadie me paga. Lo hago por disfrute. No por «hobby». Escribir y registrar fotos y estudiar y mirar no es para mí un entretenimiento de momentos de ocio, es una labor esforzada de años. No gano un peso con ello. No me interesa. Es otro asunto. Por el contrario, me fatigo e invierto mi dinero ganado en otro trabajo asalariado.

           Sólo en mi blog, hace meses que el servidor registra más de 15 mil visitantes mensuales. 15 mil antes de feisbuc, durante y, creo, después de feisbuc. feisbuc no me agregó ningún visitante o lector, al menos de manera  cuantificable. Hice una prueba para ver los resultados. Tuve hace un año cuenta en feisbuc y la corté de modo abrupto de un día para otro. No cambió la cantidad de visitantes a mi sitio digital. A los tres meses, volví a abrir la cuenta: durante varios meses, hasta hoy, no hubo aumento en ningún aumento. Los dias que sumaron internautas fueron por asuntos nacionales o internacionales que hubieran sido consultados igual con o sin feisbuc.De unos 600 visitantes diarios, apenas menos de un 10 por ciento proceden de enlaces de feisbuc.

           Así que feisbuc ni siquiera me sirve para publicidad. No es publicidad, al menos en mi caso. O sea: me hace perder tiempo (mucho valor) y no me agrega nada, ni siquiera promoción. feisbuc es berreta, es una grasada; no sirve, no vale, no agrega. Al contrario, quita, resta, disminuye, capitaliza con el trabajo y el tiempo de los otros. Es un gran negocio de estos tiempos: una timba digital, tipo AFJP, le roba a los crédulos que, a su vez, creen que reciben algo a cambio de lo aportado. Timba digital. Negocio o tráfico inmoral, antiético, desde lo intelectual y desde cualquier conducta digna.

 

 

 

 

MACARTHISMO, INQUISICIÓN Y STALIN

          El método que aplicó en mi caso feisbuc es algo ya conocido, antiguo, probado. Es la metodología del senador Joseph  McCarthy para su caza de brujas «anticomunista». Está, también, inpirado en el estalinismo, la deformación autoritaria y genocida del comunismo soviético ruso de Stalin. Y es la metodológía de terror, tortura, asesinato, control y humillación de la Inquisición del catolicismo, en especial en España. Para los que no saben, no recuerdan, no les informaron, desconocen, no quieren saber, para todos ellos, les explico: el macarthismo de Joseph McCarthy en los Estados Unidos de la Guerra Fría anti Unión Soviética, entre finales de los años 40 hasta casi los años 60 del siglo pasado, actuaba así: coaccionaba para que se denunciara a «un comunista»  y si no se lo hacía era uno el que pasaba a ser «comunista» o iba a prisión o era despedido del trabajo. Cada uno tenía «libertad»: delataba a otro, en general un conocido o amigo, y lo mandaba preso, o se reconocía a sí mismo como sospechoso digno de castigo. Uno «elegía».

           La Santa Inquisición, en los siglos XVI, XVII, XVIII y más allá, más o menos lo mismo: sospechada de brujería, la mujer u hombre (en general, mujer) eran torturados para que eligiese: si elegía negar, era torturado aún más; si confesaba que tenía vínculos con el diablo, era torturado como castigo y, si se arrepentía mucho, quizás, sólo quizás, salvaba la vida. La libre «elección» era entre más tortura o menos tortura, entre ser quemado en hoguera o sólo agujas en el útero y en el ano. Si se elegía denunciar otro, lo torturaban más para ver si daba otro nombre; si no denunciaba, lo torturaban para que denunciase. Uno tenía la libertad de elegir.

          En cuanto al estalinismo, se sabe:  primero el terrorismo rojo, en los años inmediatos posteriores a 1917, contra sectores contra y ultrarrevolucionarios. Pero en los años 30 empezaron las «purgas»: a la vieja guardia comunista, en general militantes revolucionarios de primera línea, fue encarcelada y «eliminada». Los acusados eran sometidos a tortura para que confesaran que estaban en «conspiración contrarrevolucionaria trotzquista contra Satlin». Si decían que sí para que dejasen de torturarlos, les hacían firmar una «confesión voluntaria» y con la «prueba», los sometían a juicio y fusilaban. Si no se declaraban culpables, los mataban en la tortura o los fusilaban igual. A muchos, cientos de miles, los mandaron a los campos concentración de la helada Siberia. Todos grandes y claros comunistas, militares y civiles.

 

 

                     AL CARAJO CON TODA ESTA MIERDA

 

 

EL ALIVIO DE NO PERTENECER

         

          Me siento aliviado de no estar en feisbuc, no lo necesito y recupero tiempo para el trabajo, mi trabajo. un último dato siniestro: a la manera estalinista y de la Inquisición católica española, feisbuc me adjudica la «ayuda» de una «apelación» (así la llaman, como si fuera un juicio legal) , cuando yo nunca presenté tal «apelación». Me dice feisbuc que es como un favor que se le hace a aquellos que han llegado a la situación planteada por «error». Es decir, me atribuyen un error. Me otorgan el beneficio de no haber sido intencionado en la ejecución de mi «error».

          A continuación me acusa de haber «incumplido la Declaración (con «D» mayúscula) de derechos y responsabilidad», con usurpación grosera y jocosa de la magnanimidad de por ejemplo la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. Acto, seguido me pide que confirme y admita que cometí «un error», cuando no pienso ni creo haber cometido ninguno y viola feisbuc el claro derecho de no «autoinculparse». Por último, para coronar este discurso siniestro y oscuro, retrógrado y desagradable, debo consentir lo siguiente: «Acepto que Facebook revise cualquier foto de mi cuenta y tome las medidas oportunas». Estas son las que llama «Normas Comunitarias».  Basura, basura nauseabunda desde lo moral y ético, lo político y comunicacional y hasta desde la ética comercial y de ganar dinero.

 

Madrugada del viernes 16 del 2012. Argentina.

 

(si las tres chinitas no te mueven los culitos, HACÉ CLIC:)

 

Autor: Amilcar Moretti

AMILCAR MORETTI: Escritor, periodista y fotógrafo Sitio web central: ERÓTICA DE LA CULTURA www.moretticulturaeros.com.ar Desde el 2010. Buenos Aires. Mi mail: amilcarmoretti@hotmail.com Escritor de periodismo y fotógrafo de desnudo femenino en situación cotidiana.Crítico de cultura, cine, arte y sociología de lo cotidiano durante cuatro décadas en el diario EL DIA (www.eldia.com) de la Argentina. Creador en el 2010, autor y titular del sitio ERÓTICA DE LA CULTURA magazine de cultura, erótica y política. Blog complementario: htpps://amilcarmoretti.wordpress.com AMILCAR MORETTI Writer, journalist and photographer Central website: EROTICA OF CULTURE www.moretticulturaeros.com.ar Since 2010. Buenos Aires. Mail: amilcarmoretti@hotmail.com Journalism writer. Female nude photographer in an everyday situation. Critic of culture, cinema, art and sociology of the everyday for four decades in the newspaper EL DIA (www.eldia.com) of Argentina. Creator in 2010, author and owner of the site ERÓTICA DE LA CULTURA magazine of culture, erotic and politics. Complementary blog: htpps://amilcarmoretti.wordpress.com

9 pensamientos

  1. Tengo muchas limitaciones con este admirable sistema comunicacional. Ignoro bastante (o poco conozco…) para què sirve facebook. Leì con atenciòn lo expuesto y comparto en general tus reflexiones, AM,, y me informo sobre estas cuestiones propias de estos nuevos tiempos.

    Me gusta

    1. Facebook es una red social que, se supone, sirve para vincular gente. Todos se saludan y mandan felices cumpleaños. Se pierde el tiempo en boludear. Ejerce la prohibición, que llama -peligrosamente- «eliminación», que me suena a «exterminio» y decreto de genocidio argentino; basta que cualquier pavote denuncie algo y te sacan. Lo que pienso lo expliqué en dos notas. Una tercera sería: Fesbuc ME CHUPA UN HUEVO.

      Me gusta

    1. Gracias, Luciana. Pero mientras vos sigas linda, a mí no me importa Fasebuque o cómo se llame. ¿!Qué tiene que hacer Feacebook al lado tuyo?! Tu belleza, tu sencillez, tu claridad, tu compromiso y ternura. Tu confianza y esperanza. Tu fuerza y energía. Tu pasión por hacer, ayudar, comprender. Eso sí que tiene valor. Lo otro -Facebook- es chapuza, cosa hecha rápido y mal. Pura chapuza. Faceboo no me significa nada de nada al lado de personas como vos. Pocas he visto. Nada me significa. Nada de nada. Si gente como vos cree en mí, para mí es más que suficiente. Y te lo digo muy serio. Tanto te lo digo en serio que a veces tengo miedo de tu inocencia -aunque sos dura de quebrar y romper-. A mí no me sinifica nada Feis, no me agrega nada. Tengo mi blog y tengo mi página web, y la pago de mi bolsillo, y rechazé Blogspot porque había parecido (más suave) problema de prohibición o coacción. Por eso elegí otra empresa, WordPress, más chica y liberal.
      Un gran beso y abrazo.
      Me siento aliviado.
      Amílcar

      Me gusta

  2. Amilcar, respeto tu decisión y creeme que he considerado lo mismo; lamentablemente es un vínculo con muchas amistades con las que solo así establecemos un vínculo físico formulado previamente en el pasado. Para los que utilizamos Facebook de forma constante no tenerte de amigo es una gran pérdida, en lo personal eso significa para mi que cuido mucho quien está adentro y quien no. Te mando un abrazo Amilcar, te estaré leyendo y estamos en contacto! Le escribí a Cristina mi parecer al respecto, espero te comente.

    Me gusta

    1. Sí, ya no estoy para esas cosas. Para que un bobo, por alguna razón oscura y de modo anónimo, me haga prohibirme a mí mismo, bajo la coacción de que, en caso contrario, «deberán» (¿deber? moral) retirar ellos una, dos, tres o más fotos. Es una máquina, un sistema, un código que saca y pone según códigos maquinales, mecánicos. Lo extraño es que las fotos elegidas no tenían ninguna diferencia advertible con respecto a otras ya publicas, por mí u otros usuarios fotógrafo. Además, hay sitios o perfiles en Facebook donde de modo abierto se promueve el contacto e intermediación para contratar escorts o acompañantes sexuales para clase media. Prostituci´n sí; desnudo en imágenes, no.

      De cualquier modo, a mí Facebook no me sirve. No me agrega nada y me quita mucho. Las estadísticas de mis dos sitios, que indican procedencia del enlace del visitante, hablan regularmente de un 8 por ciento proveniente de Facebook. Poco. Al final, usan mi esfuerzo, mi trabajo, para ganar millones con su empresa. Y me resta unas dos horas por día. Soy mayor y no tengo tiempo para perder.

      Pero igual seguiremos en contacto por acá y la página web que he descuidado y debe volver a activar (www.moretticulturaeros.com.ar)

      Creo que no vale la pena tener ningún sentimiento especial al respecto. Seguir por otros medios.

      Me leyó Cristina el texto que enviaste; te lo agradezco mucho, es afectuoso.
      Saludos a tu compañera, novia, pareja.

      Amílcar

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s