Archivo para febrero, 2012

¡SOY NSFW! Pero sólo a veces, no siempre. Yo, de todos modos, si fuera Ud., tomaría precauciones. Si es del tipo que siente un inmanejable malestar cuando ve las nalgas o los pechos de una mujer atractiva, más aún si lucen sin indumentaria, entonces interpondría obstáculos al ingreso a este Blog ERÓTICA DE LA CULTURA. ¿Y qué hacer con los hijos menores, de 16 o 17 años, o de 3, 7, 11 años? Sí entienden de qué hablo y qué muestro, (yo) sentiría satisfacción por su madurez pensante. Si no, Ud. puede reflexionar con ellos. O bien, tras prohibirles la TV, la publicidad, dvd y la asistencia a playas (en verano busque un hogar de encierro monosexual), macháqueles bajo advertencias mantenerse alejados de cualquier referencia o siquiera resonancia sonora vinculada a “Amílcar Moretti, cultura, erotismo y política”.

Posted in ACTUALIDAD, ARTE, CINE, CULTURA, EROTICA, FICCION, FOTOGRAFIA, GENERAL, LITERATURA, MASCULINIDAD, MÚSICA, MUJER, NUEVAS TECNOLOGIAS, POLITICA, SEXUALIDAD, SOCIEDAD on 29 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

                             

                  ¿NSFW?

 

 

 

“NSFW es una sigla inglés usada en Internet que significa “Not Safe for Work” (No apto para verlo en el trabajo; literalmente “Inseguro para el Trabajo”). NSFW se suele referir al contenido pornográfico, violento o de cualquiera otra forma que pueda considerarse ofensiva. El término se usa en lugares como los foros, IRC o blogs.”

 

 

 

“Dada la naturaleza subjetiva de “lo apto”, a veces son usados términos como PNSFW, “Possibly Not Safe For Work” (Posiblemente no apto para verlo en el trabajo) y LSFW, “Less Safe For Work” (Menos apto para verlo en el trabajo), para el contenido que es considerado ofensivo por los más estrictos censuradores, como las imágenes de modelos que llevan ropa interior o una noticia sobre temas sexuales.”

(consignado en Wikipedia, enciclopedia no apta para académicos, científicos serios, investigadores institucionales y demás gente privilegiada por su acceso rápido a fuentes siempre firmes, seguras e irrefutables).

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

 

 

          Parece que desde hace un tiempo soy “NSFW” en la nube digital planetaria. Lo observé recién hoy al divagar con el buscador de internet. Me ví en la lista de advertencias protectoras de mentes limpias y prolijas que, en apariencia, son, dicen ser o debieran ser muchas (aunque con sentido a debatir). Es comprobable que a la hora de acusar y sancionar (al otro, sobre todo si carece de poder) abundan los comedidos morales (de moral sexual, se entiende, claro) e irrumpen los también abundantes silenciosos ordenadores de costumbres y estímulos valorados alguna vez (y de una sola vez para -casi- siempre) como nocivos.

 

        No es que todos los links de mi Blog Erótica de la Cultura, o mi página Web homónima y originaria (www.moretticulturaeros.com.ar), no es que todos los links sean “no aptos para leerlos o verlos en el trabajo” (¿el trabajo? ¿?). No. Hay algunos, varios, muchos fuera de la clasificación. Dudo entre si no me he esmerado yo o no se han esmerado ellos; a ellos los creo más capaces que yo. La categoría NSFW parece oscilar entre la estimulación al llamado “aumento de la productividad” (es decir, trabajar más en igual cantidad de horas y con igual salario; o sea, generar más plusvalía para el capital; más “explotación” o “expoliación”, decían algunos) y la educación moral de la atención mental del consumidor y el grupo frente a la pantalla del monitor de la PC.

 

           Esto funciona de modo similar al Mercado y Bolsa de Valores. Si en algún momento aumentara la cotización monetaria de mis sitios (hay un dominio digital dedicado a diario a este tipo de valorización financiera), es seguro que descendería la cantidad de mis “NSFW”. Es lo que sucede con las producciones culturales sobre desnudez, erotismo y aún la considerada pornografía (en el arte, por ejemplo). Si aumenta su cotización en las casas internacionales de subastas se torna más laxo el rechazo “moral-sexual”. A más costo en millones de dólares o euros suele producirse una baja del menosprecio estético (sexual).

 

           Parece ser que el “sexo”, o sea, las imágenes de desnudo, erotismo o pornografía “distraen” al tiempo que entorpecen los emprendimientos empresariales, vocacionales y las estructuras identitarias de la subjetividad posmoderna supratecnológica y conservadora, el llamado “modernismo” o “vanguardia” reaccionarios. Es probable que así sea. Es probable. Puede suponerse con considerable grado de certidumbre que un trabajador calificado a cargo de un robot ensamblador de automóviles, si en vez de mirar la pantalla del mismo mira o comparte visión simultánea con otro monitor con chicas en bikini en Punta del Este, entonces el carro ha de salir armado de modo incorrecto. Igual puede conjeturarse si a su lado pasa una secretaria o ejecutiva atractivas. Y también si en lugar de distraerse o buscar alivio a su alienación mediante la observación de chicas bonitas, lo hiciera con el payaso Piñón Fijo, la ceremonia de los Oscar o un rally con los tan celebrados monstruosos correcaminos.

 

         En fin, soy -al menos en parte- “NSFW”. Si no fuese porque la categoría incluye un amontonamiento indiscriminado, burro y necio de asuntos, prejuicios y apreciaciones ideológicas parcializadoras, casi casi me sentiría relativa y discretamente satisfecho. Pero, se sabe, en la vida no todo es posible. Lo malo suele ser más posible que lo bueno. Pero igual no todo es posible, al menos siempre y al mismo tiempo.

Miércoles 29 de febrero 2012. Argentina. Media tarde, nublada, con sol, con fresco, con linda temperatura, con humedad, con pájaros, con árboles bien verdes, con gatas remolonas. Me gustan las gatas remolonas. Son querendonas. Franeleras y libres. Les gusta que las acaricie fuerte. (Argentina, a 60 kms. de Buenos Aires)

                         (¡Hacer clic en la imagen del Guasón!)


“En sus últimos momentos, la gente muestra lo que realmente es” (Guasón, en “Batman: el Caballero de la Noche” (2008), de Christopher Nolan)

ANTICIPO DEL MUNDO: LO QUE VENDRÁ. (Parte I) Por Amílcar Moretti.

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MUJER, SEXUALIDAD with tags , on 29 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ella: FLORENCIA BOBADILLA OLIVA.

 

 

 

Fotos por AMÍLCAR MORETTI. Argentina, La Plata. Madrugada del 29 de febrero 2012.

¿¡Qué mierda les pasa frente a una corporalidad epidérmica integral tatuada!? ¿Por qué les brota la brutal vulgaridad del facho, el burro racista, el clasista criminoso? ¿Qué subsiste oculto en el marote de amplios sectores?

Posted in ACTUALIDAD, ARTE, CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, GENERAL, MUJER, POLITICA, SOCIEDAD with tags , , on 28 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribe
AMÍLCAR MORETTI

Martes 28 de febrero 2012.

 

 

 

           En las etapas culturales de democracias frágiles sostenidas de modo sustancial en la mezquindad del consumo hay una base desintegradora que, aunque hasta ahora ha derivado en positivo a satisfacer necesidades básicas,  quizás, a largo o mediano plazo, contiene el peligro de la brutal segregación. Lo noto con las imágenes de una muchacha bonita, agradable, inocente, tímida y en cierto modo desorientada pero que, a su modo, es feliz. Y todos tenemos derecho a un modo de sentirnos cómodos o felices.

 

        La muchacha de mis preocupaciones tiene un orgullo, un atesoramiento acumulado no sin sacrificios y esfuerzos: sus tatuajes. En principio, esas inscripciones en tinta indeleble no son de bajo costo. Un tatuaje, según su diseño, estética o tiempo de trabajo, demanda a veces hasta medio año de labor y puede costar al portante mil, dos, mil, tres mil pesos o más.

 

           Y no es una inversión mercantil, primariamente; no es algo que se invierte para obtener ganancias en oro. Es una elección. Se trata de inscripciones que no pueden borrarse, que se llevan de por vida. Una manera de diferenciarse, de sentirse distinto, más audaz, más completa, menos rutinaria, menos boba, menos convencional. Advierto que las imágenes fotográficas de los tatuajes en el cuerpo de Cristal -mi modelo, que ha debutado su desnudez conmigo, por confianza, lo cual me hace sentir muy bien-, su desnudez dibujada y escrita en varias zonas corporales “no gusta”, produce algo oscuro, que delante mío no se explicita por falta de valor o simulación de tolerancia. Una especie de mojigatez que frente al dibujo en tinta en el cuerpo ajeno tiene origen profundo, según veo, en el miedo, el temor, la discriminación, el prejuicio, el preconcepto. Y la ignorancia. No saber de lo diferente. No conocerlo. Creerlo “inferior”. Salvo otra modelo, llena de simpleza y sensibilidad pueblerina inteligente, que me habló de su sorpresa y reconocimiento, el efecto de ese bello cuerpo tatuado ha sido hasta ahora ,y en general, de silencio como telón del malestar.

 

             La nuestra se ha convertido en una sociedad tensa, o “crispada”, pero en ciertos sectores medios, pequeña burguesía recién llegada y un poco más antigua, toda medio pelo, que supone es distinción una “prolijidad” que en el fondo y en superficie declarativa no es más que mediocridad, adocenamiento, “normalidad” entendida como convencionalidad y, a lo sumo, vulgaridad cara (de ropa cara, o consumos caros).

 

          Los humanos son distintos; no todos son como la holandesa Lara Stone, de 1, 78 de altura o la lituana Edita Vilkeviciute y la sudafricana Candice Swanepoel, ambas de 1,75 de altura (no tanto, por cierto),  súpermodelos internacionales. Juzgar desde allí es racista y uniculturalista. Como si existiese -se hubiera impuesto- un sólo modelo. En la época de Cavallo-Menem, cuando se diseminó la desnutrición detrás del 30 por ciento de desempleo y casi otro 20 por ciento de subempleo, un estudio marcó que mientras en algunas zonas argentinas y latinoamericanas la estatura de los habitantes descencía la de los holandeses era cada vez más alta.

 

            La conclusión promovida por el lugar común mediático llevó a apabullantes sectores sociales a repetir como gansos que esos desnutridos eran indolentes e “inferiores por naturaleza”. O que eran holgazanes. Por la misma época, sectores empresarios de la más putrefacta elite económico financiera latifundista argentina, en presencia de autoridades nacionales, sin protestas y con aplausos, llegaron a hacer desfilar modelos en bikini y tacos altos y luego mujeres disfrazadas de musulmanas con sus largas vestimentas negras. Ëste, para el burraje de ricos, era el ejemplo de la superioridad “occidental”. Ayer hablé con una modelo china: ellos, en China, no hablan de occidente (invento “occidental” para diferenciarse), sino de oeste.

 

            Sentimientos, ideologías como estas, “gustos” como los descriptos están en la base del rechazo a veces no declarado pero sí siempre notable y notorio que producen las imágenes de una bella muchacha argentina, bajita y voluptuosa, rica y mona, agradable y querible, por el sólo hecho de elegir llevar la mitad de su cuero cabelludo afeitado, piercings en varios lugares y grandes y coloridos tatuajes. Y borcegos negros y muñequera de cuero con tachas y hebillas metálicas, todo al fin y cabo divertido, grácil, inocente, como una suerte de rebeldía que no es destructiva ni amenazante para el otro, salvo cuando en el otro -esa bendita clase media gorila- ha rebrotado su comunión con la zoncera y la ignorancia. Hasta a gente progresista y reformista social la he visto guardar silencio frente a la imagen de la voluptuosa y deseable Cristal, por efecto de sus tatuajes, sus modos de decir con el cuerpo, de expresarse, de convertirse ella misma en una obra de arte.

 

 

 

 

 

 

 

Modelo: CRISTAL

 

 

 

Madrugada del martes 28 de febrero 2012. Argentina. A 60 kms. de Buenos Aires.

terciopelo blanco (white velvet), por amílcar moretti

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MÚSICA, MUJER with tags , , on 27 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ella: Flo Bobadilla Oliva.

 

 

 

Por AMÍLCAR MORETTI. Las 3,25 de la madrugada del lunes 27 de febrero 2012. Argentina. La Plata.

blancura, tersura y ondulaciones en las dunas de un cuerpo femenino (fotos por amílcar moretti)

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MÚSICA, MUJER with tags , , , on 27 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Misty”, de Erroll Garner, por Johnny Mathis.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ella: Flor Bobadilla Oliva. Actriz, cantante, Buenos Aires-Misiones, Misiones-Buenos Aires.

 

 

 

Por AMÍLCAR MORETTI. Tres (3) de la madrugada del lunes 27 de febrero 2012. Argentina, La Plata.

trascendencia de una cadera y muslo de buena mujer, para un varón masculino, en un anochecer frío de verano. (foto por Amílcar Moretti)

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MASCULINIDAD, MUJER, SEXUALIDAD with tags , , on 27 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

Modelo: CRISTAL.

 

 

Foto por AMÍLCAR MORETTI. Madrugada del lunes 27 de febrero 2012. Argentina. La Plata.

la voluptuosa mujer sin rostro. (foto por Amílcar Moretti)

Posted in CULTURA, EROTICA, FICCION, FOTOGRAFIA, MUJER, SEXUALIDAD with tags , on 27 febrero, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

Modelo: Cristal. De Buenos Aires Ciudad.

 

 

 

Madrugada del lunes 27 de febrero 2012. Argentia.

 

A %d blogueros les gusta esto: