LA GRAN MURALLA DE VAGINAS, O QUIERO LA CONCHA QUE ME PUEDO COMPRAR.

 

La gran muralla de vaginas (fragmento). De Jamie McCartney.

 

Escribe
AMILCAR MORETTI

       

           

Amilcar Moretti

En la página web feminista española Lkstro, la autora en abril pasado informa no sin sorpresa sobre una muestra de arte consistente en varios paneles que contienen los registros o moldes de 400 vaginas (en verdad, vulvas). La obra se debe al artista plástico y escultor Jamie McCartney y sigue abierta al público hasta fin de mes, en la ciudad de Brighton, Gran Bretaña.
          Según informa el mismo McCartney se trata de su crítica y objeción a toda una tendencia de la cirugía «estética», una rama muy difundida en los países que siguen la idea de la medicina y los cánones de belleza de Estados Unidos, en este caso más ligados a la normatividad de la revista Playboy de Hugh Heffner que a la Regla de Oro de Leonardo o desestructuraciones de Picasso (aunque quizás, lo admito, ande por allí Duchamp).
                 En Argentina, práctica quirúrgica mencionada tiene ya unos años. En España, parece que no es así. No sé si es mejor o peor, o si esta calificación (peor, mejor, da lo mismo, todo vale igual, y otras dudas mías) tiene algún sentido. Supongo que cada uno (¿cada una?), si tiene dinero, «tiene» también el derecho de tener consigo o exhibir sola (a veces acompañada) ante su espejo la vulva que quiera o imagine. Debe ser un «derecho», digo (¿qué dirían las aguerridas combatientes de la Revolución Francesa, guillotinadas todas?). A mí me parece la «libertad» de mercado, en la que el que posee dinero compra lo que goce (pueden ser cuerpos, vivos o aún muertos), mientras que el no tiene dinero o se mantiene con un salario no alcanza a tener consigo lo que necesita para mantenerse o nutrirse. De esa «libertad» se trata, parece. Comprar y vender. Si no tienes dinero, o trabajo, sólo te queda «vender», si es que uno tiene algo que vender. Con suerte hoy la fuerza de trabajo, para mencionar Marx. Si no hay esa suerte, queda la prostitución o alguna otra forma de esclavitud, o el delito, o la droga que te destruye en unos meses, o llegar a ser patrón o rentista de cualquier forma, dueño de una porción de la «libertad» de mercado.

             Lo cierto es que la española, de juicios emancipados, autora  de www.lkstro.com, parece sorprendida no tanto por la obra de McCartney como del tipo de cirugía que hoy puede comprarse . Por supuesto objeta, como yo, este tipo de práctica. Yo agregaría que la pieza del escultor británico es una farsa en un momento cultural, desde hace años, en que no se sabe muy bien quién carajo es artista y, en consecuencia, al menos en parte, qué carajo es el arte. ¿O todo será arte?  

La gran marulla de vaginas. Obra del escultor británico Jamie McCartney.

 

 

La gran muralla de vaginas

21 de abril 2011 

  

«A través de la lista de información de Ciudad de Mujeres he sabido de este proyecto artístico de Jamie McCartney, escultor británico.

 

«Su intención con ‘La gran muralla de vaginas‘ es la denuncia de una tendencia creciente que se resume en la imposición de unos supuestos cánones estéticos sobre lo que se considera una vagina bella, y que está empujando a muchas mujeres a someterse a esta homogenización vía cirugía estética. Un ‘invento estético’ pensado más para satisfacer el deseo sexual de otros, y no tanto de las mujeres cuyas vaginas son ‘embellecidas quirúrgicamente’.

 

«Habrá quien diga que ‘mi cuerpo es mío’ y que cada quien haga lo que mejor le parezca. Por su puesto. Pero el tema de fondo no se dirige a cuestionar o estimagtizar el comportamiento individual, sino la imposición de una estética sexualizada y homogenizadora que mutila la diversidad de los cuerpos y de los deseos, un ramalazo absolutamente patriarcal contra el que es necesario rebelarse.

 

«La oferta, cual menú de telecomida está a nuestra disposición: rejuvenecimiento vaginal (cirugía para estrechar el canal vaginal), labioplastia (reducción quirúrgica de los labios menores), lipoescultura del monte de Venus, láser para mejorar la tonicidad de los músculos de la vagina, himenoplastia (reconstrucción del himen), infiltración con ácido hialurónico (“amplificar” el punto G, o devolverles la turgencia a los labios mayores y menores de la vagina), infiltración con toxina botulínica (para curar el vaginismo), etc.

 

«La belleza de la diversidad queda manifiesta en este proyecto escultórico que se expone en una galería de arte de Brighton hasta finales de mayo. Consta de 4 paneles de 9 metros de largo con moldes escultóricos de 400 vaginas de mujeres de entre 18 y 76 años que se prestaron voluntariamente. Impresionante! una parada conveniente para reflexionar y recrearse con la maestría de las esculturas en yeso.»
http://www.lkstro.com/?p=1068

Exposición de La Gran Muralla de Vaginas, del inglés Jamie McCartney.

 

¿QUIÉN CARAJO ES UN ARTISTA HOY (o desde hace décadas?)

 

LOS BOTONES DEL ARTE (fragmento)

Por
Natalia Rizzo


«Cada vez más me hago una pregunta que algunos se hacen desde hace años, y que en artistas como Roberto Jacoby, por ejemplo, atraviesa su obra entera: ¿quién cuernos es un artista? Y además: ¿de qué vive? ¿De dar clases, de manejar un taxi, de producir eventos culturales? Y si vive de otra cosa que no es el arte mismo, ¿es artista? ¿Los artistas somos trabajadores? Muchos artistas podrían tomarse como trabajadores, pero para ello deberían cobrar por su trabajo, cosa que no suele suceder. Todos en una muestra cobran por su trabajo, el curador, el montajista, el productor, la persona que limpia, los que dirigen o administran las instituciones, los programadores, los críticos, la prensa, etcétera. Todos menos los artistas, que a veces hasta pagan por exponer y otras gastan–pagan mucho dinero en la producción de sus obras. Y, ¿por qué los artistas siempre pagan? Pagan tal vez porque subliman en obras pulsiones sexuales, dolores, lo que los aqueja o conmueve; o tal vez porque no entendemos siquiera que estamos pagando o porque la mayoría de los colegas lo hacen…»

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/17-7043-2011-05-15.html

 

Martes 16 de mayo 2011 (por Amílcar Moretti, armado) 

 

Autor: Amilcar Moretti

AMILCAR MORETTI: Escritor, periodista y fotógrafo Sitio web central: ERÓTICA DE LA CULTURA www.moretticulturaeros.com.ar Desde el 2010. Buenos Aires. Mi mail: amilcarmoretti@hotmail.com Escritor de periodismo y fotógrafo de desnudo femenino en situación cotidiana.Crítico de cultura, cine, arte y sociología de lo cotidiano durante cuatro décadas en el diario EL DIA (www.eldia.com) de la Argentina. Creador en el 2010, autor y titular del sitio ERÓTICA DE LA CULTURA magazine de cultura, erótica y política. Blog complementario: htpps://amilcarmoretti.wordpress.com AMILCAR MORETTI Writer, journalist and photographer Central website: EROTICA OF CULTURE www.moretticulturaeros.com.ar Since 2010. Buenos Aires. Mail: amilcarmoretti@hotmail.com Journalism writer. Female nude photographer in an everyday situation. Critic of culture, cinema, art and sociology of the everyday for four decades in the newspaper EL DIA (www.eldia.com) of Argentina. Creator in 2010, author and owner of the site ERÓTICA DE LA CULTURA magazine of culture, erotic and politics. Complementary blog: htpps://amilcarmoretti.wordpress.com

4 pensamientos

    1. No entiendo tu curiosidad. No me queda clara. Tal vez tenga una respuesta, el escultor británico de la obra a la que se hace referencia.

      Otra idea: el fotógrafo Ataúlfo Pérez Aznar (es probable que uno de los dos o tres mejores de La Plata) tiene un registro fotográfico de vaginas que, a través de los años, ha ido confeccionando en fotos. Aún no expuso esa colección, pero tengo entendido que sí lo hará pronto en alguna sala de arte, seguramente en Capital Federal.
      Pérez Aznar tiene su propia galería y estudio en La Plata, en diagonal 77 entre 5 y 6. Tiene mucho prestigio en la ciudad y en Buenos Aires.
      Atentamente.

      Me gusta

    1. Es que hay que imaginar nuevas palabras. Hay mucha realidad (sea lo que sea la llamada realidad) que necesita de palabras nuevas. Palabras a imaginar. Nuevo lenguaje. Si no, habrán de inventarlas los Ellos. Ello dirán si no qué cosa es cada cosa.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s