EE.UU. Y G.BRETAÑA TORTURAN: NUESTRA DEMOCRACIA CON CRISTINA KIRCHNER ES MEJOR. (Casi nadie quiere escuchar, uno o dos quieren leer).

 

         

Amilcar Moretti

Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Holanda, se reconoce ahora,  entregaron no sabe qué cantidad -miles, es probable- de prisioneros afganos a sabiendas de que iban a ser sometidos a torturas bestiales. Es difícil suponer que esos países de sistema democrático no sabían con precisión cuál era el destino de tormentos de las víctimas, dada la historia macabra y conocida del NSD de Afganistán, el Directorio Nacional de Seguridad de ese país. El NDS afgano tiene desde hace décadas una horrorosa “fama” por sus torturas a los soldados rusos cuando la invasión comunista de la ex URSS a ese país. Vale recordar que Afganistán en ese tiempo era “aliado” de Estados Unidos, país que asistía a los guerrilleros del talibán y difundía notas en todo el mundo sobre la calidad guerrera y moral de los mismos.

          Producida la invasión norteamericana después de la destrucción de las Torres Gemelas en diciembre del 2001, dicho departamento de inteligencia y tortura mantuvo sus crueles métodos, pero esta vez para con los guerrilleros del talibán. Se recordará que Al Qaeda, organización terrorista enemiga número uno de Estados Unidos, siempre fue sospechada de estar infiltrada por la CIA. Hoy mismo, aunque no se diga en voz alta, Al Qaeda lleva a cabo lucha armada contra Khadaffi en Libia junto a norteamericanos, franceses e ingleses. De más está el “detalle” de que Osama Bin Laden nunca fue encontrado, que es probable que no exista -y tal vez “casi nunca” existió- y que tanto él como su familia siempre fueron denunciados por sus vínculos económicos y de inteligencia con grupos poderosos de Estados Unidos. 

          Lo cierto es que ahora diarios y medios de Canadá, entre otros, hablan con claridad de que tanto el gobierno de su país como de Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda entregaron no se sabe qué enorme número de detenidos al voleo, prisioneros de guerra y sospechosos de casi cualquier actividad fueron mandados al tétrico centro de torturas. Se ha sabido que la gran mayoría de los interrogados con métodos bestiales no aportaron información importante contra los adversarios de Washington. Según la orden del presidente Bush (h), todos los “sospechosos debían ser considerados combatientes ilegales”. Lo que significa: “Todo detenido o sospechoso va a tortura”. La ESMA. El método francés en Argel.

          La noticia sobre estas barbaridades en países que muchas veces se ponen como modelos de democracias, la levanté de Inter Press Service, un servicio internacional de información apoyado por la Fundación Ford y la Fundación Toyota, los gobiernos de Holanda, Finlandia, Noruega, Suecia, Italia, la OIT y la FAO, y organismos de la ONU, UNESCO y UNICEF, entre otras prstigiosas instituciones. Cualquiier internatura puede recibir sus mensajes diarios (http://www.ipsnoticias.net/index.asp).

          Digo esto como una nueva aclaración aclaración para mentalidades rústicas: no se trata de información que proporcione el terrorismo internacional. Tampoco la proporcionan -y para mí es muy enojosa esta repetida asociación, por lo burda y malintencionada-, los siempre acusados Fidel Castro y el presidente Chávez de Venezuela. Tampoco Admadinejah de Irán, uno de los actuales protagonistas mundiales “del Mal” ni el ahora a la defensiva Khadaffi, de Libia, hasta no hace mucho calificado y descripto como destacado “estadista” y “estratega” por muchas enciclopedias consideradas confiables por la cultura “oficial” media y aceptada. 

          Otro aspecto que me llama mucho la atención, y me preocupa aún más, es que ayer jueves sólo dos (2) visitantes tuvo un informe -ver post anterior- sobre el reconocimiento “oficial” de que la CIA no es una fantasía “conspirativa” de algunos como el autor de este blog sino un organismo militar que ejecuta operaciones clandestinas en el lugar del mundo que desee. Por supuesto, como James Bond, la CIA tiene “licencia para matar”, por así decirlo.

          De casi 400 visitantes del blog sólo dos se detuvieron en esa nota. Este viernes, el mismo texto sólo convocó a un (1) lector de 350 visitantes, aproximadamente.

          Habrá que ver qué cantidad de visitantes tendrá a partir de ahora la información de más abajo que reconoce que las “grandes democracias” torturan, dejan torturar o mandan a torturar.

          Y una más: cuando leo este tipo de noticias (la que de más abajo), y hago el tipo de verificaciones personales-privadas como la confesada, después de la experiencia argentina de la ESMA, me digo a mí mismo, en contra de la corriente de casi todos los colegas consagrados y exitosos de televisión y periodismo escrito: “¡Qué buena democracia hemos logrado en Argentina, con Alfonsín primero, y sobre todo, desde hace años, con Cristina Fernández de Kirchner y su extinto esposo Néstor!”  Y a todo quien pueda, le repito: “O cuidamos esto o vamos directo al infierno”.
Por AMILCAR MORETTI, sábado 30 de abril 2011. Argentina (a 60 kms. de Buenos Aires).


 

EE.UU. y la OTAN alimentaron sistema afgano de torturas


Por Gareth Porter*

(Copiado del texto aparecido el viernes 29 de abril 2011)
http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98071

 

 WASHINGTON, abr (IPS) – Desde fines de 2005, las fuerzas de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) derivaron detenidos al Directorio Nacional de Seguridad Afgano (NDS) pese a saber que sus interrogadores practicaban torturas.

 

Entrevistas con ex diplomáticos, así como nueva información ahora disponible, revelan que Washington y otros gobiernos occidentales fueron cómplices en las torturas a prisioneros en el NDS.

 

Miembros europeos de la OTAN –especialmente Gran Bretaña y Holanda— decidieron entregar los detenidos a la agencia afgana para distanciarse de la política de arrestos estadounidense, ya manchada por abusos.

 

Por su parte, Estados Unidos y Canadá apoyaron esas transferencias creyendo que los interrogadores del NDS obtendrían mejor información.

 

Las maniobras fueron una directa violación a la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura, que prohíbe la transferencia de cualquier persona por parte de un estado parte a otro “donde hay base sustancial para creer que está en peligro o está siendo sometido a tortura”.

 

El primer cambio en la política oficial fue la adopción por parte de la OTAN en diciembre de 2005 de la “regla de las 96 horas”, que exige la transferencia de detenidos afganos al gobierno de su país dentro de un periodo de cuatro días.

 

La negativa de Gran Bretaña y Holanda a seguir entregando sus prisioneros a las fuerzas de Washington fue en reacción a informes de torturas en la base estadounidense de Bagram, en Afganistán.

 

Ronald Nuemman, el entonces embajador de Estados Unidos en Kabul, dijo a IPS que el “ímpetu inicial” para la regla de 96 provino de la “disconformidad” de los británicos y holandeses con las prácticas estadounidenses.

 

Un ex diplomático de la OTAN que entonces desempeñaba funciones en Afganistán confirmó las afirmaciones de Neumann. “Los británicos y holandeses expresaron en privado su temor de que la política estadounidense con los detenidos dañara la misión”, señaló.

 

 

Paradójicamente, de acuerdo con la nueva regla de 96 horas, los prisioneros fueron derivados al NDS, que tenía una larga reputación de centro de torturas, comenzando cuando fue la agencia de inteligencia y de policía secreta durante la ocupación soviética. Esa reputación continuó durante el gobierno del presidente Hamid Karzai.

 

El traslado de detenidos al NDS fue también motivado por la desesperada necesidad de Washington de obtener mejor información de inteligencia sobre el movimiento islamista Talibán.

 

Cuando los comandantes militares estadounidenses y canadienses comenzaron a hacer entre 2004 y 2005 grandes operaciones en áreas en las que operaba el Talibán, el gobierno de George W. Bush (2001-2009) ya había decidido considerar a todos los afganos detenidos como “combatientes ilegales”.

 

De esta manera, no los reconocía formalmente prisioneros de guerra y eludía responsabilidades establecidas en las Convenciones de Ginebra.

 

Pero la mayoría de los afganos arrestados en esas operaciones no eran talibanes.

 

Después de que las fuerzas de Estados Unidos y de la OTAN empezaran a derivar a los prisioneros al NDS, el jefe de esa agencia de inteligencia, Amrullah Saleh, dijo a autoridades de la alianza occidental que debía liberar a dos tercios de los detenidos, según reveló un diplomático.

 

Matt Waxman, secretario adjunto de Defensa de Estados Unidos para Asuntos de Detenidos hasta a fines de 2005, recordó en entrevista con IPS que había “mucha preocupación tanto en el Pentágono como en el terreno”, sobre “excesivas detenciones” en Afganistán y sobre la presión para “operaciones de arrestos más agresivas”.

 

El embajador Neumann dijo a IPS que los militares estadounidenses derivaron los casos al NDS debido a “los beneficios de inteligencia”.

 

En una entrevista para el Ottawa Citizen publicada el 16 de mayo de 2007, el entonces jefe de inteligencia de la Fuerza Internacional de Asistencia en Seguridad (ISAF) para Afganistán de la OTAN, Jim Ferron, señaló que la transferencia de prisioneros al NDS tenía el objetivo de obtener más información.

 

“Los detenidos están detenidos por una razón”, dijo Ferron. “Tienen información que necesitamos”.

 

No obstante, se quejó de que gran parte de los datos recabados no eran “verdaderos y estaban destinados a engañar a las fuerzas militares”.

 

Ferron explicó que los prisioneros eran sometidos a un “interrogatorio básico” por parte de los funcionarios de la OTAN sobre “por qué se habían sumado a la insurgencia”, datos que luego eran entregados al NDS.

 

El militar claramente sugirió que los interrogadores del NDS podrían hacer un mejor trabajo que la OTAN. La “mejor información” fue la recogida por el NDS, y era la que la ISAF “podía hacer la parte de la inteligencia diaria”.

 

Ferron dijo que altos funcionarios del NDS le habían asegurado que “los detenidos eran tratados con humanidad”. Pero apenas tres semanas antes, el Toronto Globe y el Mail habían publicado una serie de artículos de investigación basados en entrevistas a prisioneros transferidos por Canadá que habían sido torturados por funcionarios afganos.

 

A pesar de que acaba de entrar en vigor la regla de las 96 horas, diplomáticos británicos y holandeses expresaron su preocupación por la reputación del NDS, según una fuente de la OTAN.

 

“Sabían que si entregaban los detenidos a los afganos serían torturados”, recordó.

 

Debido a esta preocupación, los británicos y los holandeses transfirieron relativamente pocos prisioneros, dijo el diplomático.

 

Londres y Ámsterdam también se unieron a los esfuerzos estadounidenses para que Kabul adjudicara la responsabilidad de los detenidos al Ministerio de Defensa afgano en vez del NDS, recordó, pero las iniciativas fueron impedidas por disposiciones legales locales.

 

*Gareth Porter es historiador y periodista especializado en la política de seguridad nacional de Estados Unidos.

 

 

 

 

 

3 comentarios to “EE.UU. Y G.BRETAÑA TORTURAN: NUESTRA DEMOCRACIA CON CRISTINA KIRCHNER ES MEJOR. (Casi nadie quiere escuchar, uno o dos quieren leer).”

  1. Carlos Diaz Says:

    Amigo: no recuerdo si estuve o no entre los visitantes de su blog que opinaron sobre el salvajismo de los países citados como modelos de civilización y democracia, pero de todos modos creo que hice conocer repetidamente mi opinión en otros casos. Esto es una guerra y el poder económico-militar (con USA a la cabeza) hará lo que sea para controlar el mundo. Yo adhiero con entusiasmo a las teorías conspirativas y me nutro para ello de las series y pelis yanquis, que me enseñan como son las cosas. No soy serio como vos, que tenés otras fuentes sorprendentes, que desconocía.

    Me gusta

    • Yo también adhiero a las teorías conspirativas porque veo cómo hacen las cosas Allá. Y luego, lo dan a conocer, pasadas unas décadas. Y casi nadie lo cita, o lo tiene en cuenta. O bien porque ya pasó el tiempo, o bien porque todo se olvidó y hay nuevas conspiraciones.
      Tal vez me equivoque; espero que sí. Pero después de las “revoluciones” árabes (ya a esta altura no sé muy bien qué carajo significa el concepto “revolución” porque todavía estoy embrollado con las dos últimas “revoluciones”: la conservadora y la (neo)tecnológica ), repito, después de las “revoluciones árabes” ha seguido la “revolución española”, la de “los indignados”. Hoy domingo fue día de elecciones, y por lo que veo ganan otra vez los conservadores (PP), más conservadores que los socialistas. Yo no se si los “indignados” no fueron a votar o votaron a la derecha reaccionaria y franquista, de puro(s) indignados y “antisocialistas”. Si mañana lunes leo que el 40 por ciento de los indignados no fue a votar, digo mejor: si leo que el 40 por ciento del electorado no fue a votar, me creo (acto de fe) la indignación de los indignados. Pero si no es así, pienso en la “conspiración” de los que arrastran a los jóvenes (que no tienen tradición de pensamiento político) y les indican que ahora hay que indignarse y hay que golpear a los socialistas (y conservadores) porque mejor que vuelvan los conservadores (pero no socialistas, es decir, el PP, franquistas). ¿Se entiende?
      Yo soy tan conspirativo que pienso que, al menos en gran medida, estos chicos indignados están indignados porque ahora saben que no van a tener trabajo con buen salario (o ni siquiera trabajo), ni tarjeta de crédito, ni departamento en cuotas ni auto nuevo. Cómo se acabó el asunto de la deuda externa y estalló la bicicleta de los capitales transnacionales, no habrá nada de eso. Entonces, se indignan. Está buena la indignación. Pero yo espero que no nos vuelvan a joder con que para que ellos tengan trabajo y nos digan sudacas le tenemos que dejar de cobrar retenciones por nuestro propio petróleo. Asunto este último que bien harán, por ejemplo, un tipo como Duhalde, o De Narváez, que -compadecidos- para que los chicos indignados de España puedan tener un trabajo bien pago les va a dar el 40 por ciento de retención que le “cobramos” (retenemos) a los españoles transnacionales para que se afanen nuestro petróleo. ¿Se entiende? Yo creo que los españoles jóvenes indignados no entieden ni jota de esto. Tampoco de lo suyo propio. Deberían estudiar un poco la historia del movimiento anarquista, y de la parte Republicana en la Guerra Civil de 1936-39, de lo cual tampoco saben nada los jóvenes indignados españoles. El movimiento revolucionarios anarquista español fue el más grande del mundo. Eso, antes de indignarse deberían saber qué pasó con la Revolución o Guerra Civil Española. Deberían saber qué ´pensaban los 100 mil o 150 mil torturados y fusilados contra el tapial de los cementerios después de la rendición y enterrados en fosas comunes a la vera de los caminos (sin haber sido exhumados, aún). Después vendría bien una buena indignación. Sí, que la indignación es buena, y bueno, de que surge no cuando yo deseo sino cuando estos chicos quieren o pueden. Lo único, que no jodan, al menos con nosotros, que nosotros los apoyamos y sabemos de esas indignaciones desde que vino el Colón ese.

      Creo también, en esto de seguir en la conspiración, que al socialista del FMI lo engancharon en una perversión privada, o pública, que ya conocerían los fabricantes de las conspiraciones. Y lo engancharon para que este franchute no esté en el FMI, que ya había anunciado que tenía que cambiar. Entonces, lo “sacaron”, como a Clinton con la señorita Lewinsky (quien fue instigada por esa señora grande que después se comprobó que era de la CIA y nadie lo publicó. Corrijo: se publicó, chiquito, y nadie le dio bola).
      Bueno, por ahora sigo con la “revolución” de los pobres libios, que parece que tienen tantas ganas de revolucionar que se hacen bombadear por la OTAN, en lo que coopera España, claro. Y los chicos indignados españoles no dicen nada de los bombardeos a los libios que matan muchos civiles libios para liberarlos revolucionariamente del torturador libio. Además, parece que la OTAn es también “revolucionaria” porque ayuda a los revolucionarios árabes contra el dictador libio. Y Al Qaeda, como ya no está Osama, también pelea junto a los revolucionarios árabes que luchan por la revolución contra el reaccionario dictador Khadaffi. Lo que yo dije más arriba: se me confunde esto de la “revolución”, o revoluciones que se multiplican.
      Yo no lo único que quiero es que aquí haya paz y trabajo y gane Cristina en las elecciones y no nos hagan nada. Nada. Quiero que nos dejen solos. Que no necesitamos ayuda. Que mejor solos. Que gracias. Que nosotros arreglamos y convencemos a los dictadores Chávez y Correa para que aflojen con tanta revolución.
      Bueno, compañero, le agradezco sus mensajes y lo mismo al compañero Néstor, que me elogia tanto (quizás porque me ve tan pero tan solo) me parece, que me da vergüenza.
      Aquí va un saludo a los dos, de un reformista a dos compañeros (que yo no quiero ser “revolucionario árabe” ni “indignado” español, que ya tuve bastante de eso). Me conformo con mi reformismo desarrollista distributivo. Tampoco quiero ser “socialdemócrata” como la señora Sarlo. ¿O lo mío será muy “revolucionario”?

      Me gusta

  2. Néstor O. mFernàndez Says:

    La nota de Amìlcar Moretti es suficientemente clara, y esztoy de acuerdo con sus conceptos. Es estimulante que pàginas de esta calidad informativa puedana estar al alcance nuestro, de los amantes de la paz, la democracia y la justicia social, donde la tortura y la corrupciòn son crìmenes indisicutidos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: