Archivo para junio, 2010

FIDEL CASTRO: MUNDIAL DE FÚTBOL INTERFERIDO POR GUERRA NUCLEAR

Posted in ACTUALIDAD, CULTURA, POLITICA, SOCIEDAD on 29 junio, 2010 by Amilcar Moretti

          Fidel Castro ha anunciado que las finales del Mundial de Fútbol en Sudáfrica no tendrán lugar dado que antes, supone que en los primeros días de julio, estallá una guerra de Estados Unidos e Israel contra Irán de consecuencias devastadoras imprevisibles. En su “Reflexión” habitual en el diario Granma de Cuba, el líder cubano próximo a cumplir 84 años indicó que según sus informaciones y “razonamiento lógico” apenas la flota norteamericana que partió el pasado domingo 20 de junio se una a naves israelíes, equipadas con armas sofisticadas, muchas de ellas atómicas, se producirá de modo inevitable un choque armado con intercambio misilístico con algunas de las cientos de pequeñas embarcaciones iraníes equipadas con lanzacohetes. Aunque dice no poder precisar la actitud que tomarán Rusia y China, o Corea del Norte, supone que ha de desatarse un conflicto nuclear que traería aparejados graves inconvenientes al mundo entero, y en especial entre los combatientes y la población de Irán, donde tendría lugar una matanza.
                                                        

El líder cubano anunció una guerra nuclear.

            La información se conoció en esta parte de nuestro continente con profusión a través de algunas agencias informativas alternativas, casi todas de izquierda o de pensamiento progresivo. La nota de Castro fue recibida aquí temprano en la mañana hoy lunes, a través de por ejemplo el sitio  español www.kaosenlared.net. En horas del atardecer era imposible que los buscadores de Internet pudieran ingresar en dicho dominio, que provee de noticias políticas, sociales y económicas sobre buena parte del mundo. En cambio, el blog chileno http://podemospress.blogspot.com aún cerca del anochecer reproducía ayer sin problemas la denuncia titulada “Saber la verdad a tiempo…”

          Lo que Castro afirma es inquietante  al conjeturar que la devastación por uso de armas nucleares  -con una participación de países en número impreciso dado que, según lo señalado, no está claro que decisión tomarían Rusia y China-, tendría dimensiones muy difíciles de calcular en cuanto a efectos mortales, destructivos y contaminantes. Cree que se interrumpirá el tráfico de combustibles y minerales y las exportaciones de alimentos. En su visión, es Latinoamérica, rica en alimentos y recursos de la tierra no renovables, la región que menos sufriría, si es que no se produce ningún conflicto por el lado de Venezuela, cuyas relaciones con Estados Unidos no están desde hace años en buen estado.
                                                           
          El legendario líder de Cuba, que en su convalescencia de años ha dedicado su tiempo a escribir, hace unos meses que expone una mirada sombría, casi apocalíptica del mundo, derivada de la situación en el Golfo de Pérsico que adjudica a Estados Unidos e Israel, esta última la sexta potencia nuclear (no reconocida) entre las ocho que poseen dicho tipo de armamento. Ya a principios de marzo pasado comenté con sorpresa la infrecuente visión lúgubre de Castro en mi página web www.moretticulturaeros.com.ar, donde inserté uno de los primeros textos del político sobre el asunto (ver(http://www.moretticulturaeros.com.ar/delosotros/ojala-que-fidel-se-equivoque.html). Los días 8, 10, 16 y 24 y 27 de junio continuó con sus reflexiones sobre la cuestión. El sábado 26 reprodujo parte de una de esas notas el diario argentino “Página12”, tomada , al igual que  los medios digitales alternativos  del sitio www.cubadebate.cu, donde ayer se podía leer la sucesión de textos.

Castro reclama que la población esté informada.

                    “La economía de la superpotencia se derrumbará como castillo de naipes. La sociedad norteamericana es la menos preparada para soportar una catástrofe como la que el imperio ha creado en el propio territorio de donde partió. Ignoramos cuáles serán los efectos ambientales de las armas nucleares, que inevitablemente estallarán en varias partes de nuestro planeta, y que en la variante menos grave, se van a producir en abundancia”, concluye Castro.
AMILCAR MORETTI, 28 de junio 2010.

                       Visite la página www.moretticulturaeros.com.ar

  

 

 

 

 

 

 

“DIRIGIDO POR JOHN FORD”, LEGENDARIO DOCUMENTAL

Posted in CINE on 28 junio, 2010 by Amilcar Moretti
 Martes 29 y miércoles 30 por TCM

El célebre director John Ford en un documental de Peter Bogdanovich

           Casi un estreno. “Dirigido por John Ford”-mañana martes a las 23,45 y el miércoles a las 15,40- es un filme proyectado con anterioridad pero escasamente visto, en general por pasar desapercibido aún para los cinéfilos, su público central. Por dicho motivo puede considerárselo casi una novedad. Buena parte de la crítica y expertos coinciden en que es este un legendario documental sobre un legendario realizador cinematográfico. Filmado en 1971 , su autor, Peter Bogdanovich, rearmó y actualizó “Dirigido por John Ford” en el 2006. Para tener una idea de la importancia de Ford (1894-1973) en la historia del cine, basta mencionar que en algunos casos para explicar la evolución de la narración fílmica se citan en sucesión y acumulativos los nombres de Griffith, Eisenstein, Orson Welles, Rossellini, Y. Ozu y Godard, más el añadido, hoy, tal vez, del digital. Estos realizadores hicieron sus aportes  uno detrás del otro, y a veces en sincronía. Pero como  transversal de esa historia se mencionan sólo dos figuras, que retoman, consolidan e inciden sobre todo el mapa de una u otra forma: Hitchock y John Ford.
          Bogdanovich (N. York, 1939) es una  figura casi enigmática y hasta trágica de Hollywood, o del cine norteamericano. Uno de esos talentosos o genios que no fueron. Creadores de los que puede pensarse que su mejor obra es la que no hicieron, la que no pudieron realizar según sus propias decisiones, sin interferencias industriales o materiales de ningún tipo. Además de sus fracasos profesionales, en especial con la taquilla (algo imperdonable según pautas de Hollywood), hubo en su trayectoria otras situaciones complicadas. Entre ellas está su matrimonio con una conejita de la revista Playboy que fue asesinada por su primer esposo en un rapto de locura y celos. Bob Fosse llevó el caso al cine, en “Star 80”, que también fue un fracaso de público. Como para confirmar que el público masivo norteamericano, tan formado por la espectacularización de todo, no está preparado para asimilar  los fracasos y frustraciones  de su  cultura y sus triunfadores como un show más.
           Bogdanovich tuvo un inicio exitoso, entre los años 60 y 70  del siglo pasado, junto a otros realizadores brillantes que han definido toda una época: Coppola, William Friedkin (“El exorcista”), Scorsese, Spielberg y otros. Los dos últimos intervienen en el documental sobre Ford. Su filme de 1971 “La última película” (considerado un clásico frente a la más popular “Cinema Paradiso” sobre el tema del comienzo del fin de la época de oro del cine)  integra la cineteca de la célebre colección y  biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, catalogada como uno de los reservorios más completos de la cultura norteamericana y mundial.
 

Bogdanovich ha aparecido en televisión como el psicoanalista en la serie Los Sopranos.

 
 
 
          “Dirigido por John Ford” es un documental de visión obligada no sólo para los fanáticos del cine y estudiantes de esta disciplina artística, sino  también un relato que enseña cómo manejarse e con el género.
AMILCAR MORETTI, lunes 28 de junio 2010
 
 
 
 
 
 
 
 

PROTECCIÓN PARA LOS BLOGUEROS DE LA CULTURA

Posted in ACTUALIDAD, NUEVAS TECNOLOGIAS, SOCIEDAD on 28 junio, 2010 by Amilcar Moretti

 Inquietud por denuncias anónimas contra la Cultura Blog   
    

No son nuevas las expresiones de disconformidad que muchos blogueros plantean a algunas empresas que ofrecen el servicio de blog o fotoblog ante lo que consideran una intromisión o cercenamiento de su libertad de expresión.  Dichas acciones empresarias pueden interpretarse como maneras de censura, en especial cuando en la mayor parte de los casos las omisiones u obstáculos se plantean por “denuncias” anónimas.  En otras situaciones parecidas, se “advierte” con carteles que más que informar, asustan o limitan.
          Almita, bloguera vinculada a 
http://estufados.blogspot.com/  y http://namiaroleiflex.blogspot.com/ , me ha hecho llegar una inquietud sobre los nuevos censores anónimos y espontáneos que, en curiosa actitud sistemática y grupal, le bajan el dedo a algunos blogs y páginas web por razones políticas, en general restauradoras, o bien por supuestos motivos “morales”.

          Dice Almita:

           “Te rotulan de bloggero K, por ms que obviamente no lo seas, y te Tiran el blog, con cualquier excusa fatua. Es algo que nos debemos, reclamar un espacio que no tenga como propietario a una corporacin, como lo es al da de hoy. Se producen toneladas de cultura en miles de formas, que son propiedad de corporaciones. Preservar ese patrimonio cultural es una necesidad. Quien hace un blog de cine, el que hace uno de cocina, de periodismo, de crítica, de literatura o de poesa. Es patrimonio cultural, y est en manos de forneos, que si maana deciden que no es ms negocio, lo borran.”

         Atento al planteo de Almita, que lleva a cabo una interesante labor cultural, es que parece adecuada la tentación de reflexionar sobre el manejo del espacio cultural bloguero y de sitios web que debiera promoverse y cuidarse como uno de los principales bienes culturales y creativos esenciales de la actual cultura popular argentina. (Leer más, a partir del miércoles 30 de junio, en  http://www.moretticulturaeros.com.ar/comentario-de-usuarios.html)
AMILCAR MORETTI, lunes 28 de junio 2010

                Visite www.moretticulturaeros.com.ar         

 

Antes de “La carretera”, John Hillcoat filmó un atractivo western

Posted in CINE on 26 junio, 2010 by Amilcar Moretti
John Hillcoat, de Australia, antes que “La carretera”, dirigió un werstern.

 
        A aquellos que a raíz del estreno de “La carretera” deseen indagar sobre la obra anterior del realizador australiano John Hillcoat, tal vez les interese saber que en algunos clubes de videos aún se puede encontrar su anterior “Propuesta de muerte”, del 2005. No pasó por los cines argentinos y se conoció directo en devedé a mediados del 2007. Titulado en el original “The Proposition”, este western duro, agreste, seco y vigoroso, de sustancioso sentido dramático, no tuvo suerte y no concitó la atención de demasiado público. El western es un género que hace décadas ha pasado su mejor momento y las nuevas generaciones no se sienten atraíados por él.
          Cada tanto Hollywood, cuna de ésa y otras clases de la cinematografía de género, intenta una resurrección, como las últimas “El tren de las 3:10 a Yuma”, con Russell Crowe y Christian Bale; “El asesinato de Jesse James por el cobarde de Robert Ford” con Brad Pitt y Casey Affleck, o “Entre la vida y la muerte” (“Appaloosa”) con Ed Harris, Jeremy Irons, Renée Zelweeger y el mismo Viggo Mortensen. En todos los casos, como se advierte, se trata de películas con conocidas estrellas, pero la reticencia en taquilla se repitió, mucho en nuestro país pero tambíén en Estados Unidos. No obstante, en recuerdo del género vale mencionar también que Tommy Lee Jones ha dirigido y fue protagonista de un estupendo western moderno, “Los tres entierros de Melquíades Estrada”, que supo circular no hace tanto en algunas copias. 
          A cotinuación dos comentarios sobre “Propuesta de muerte”, del realizador de “La carretera”, estrenada con atraso esta semana.
AMILCAR MORETTI, sábado 26 de junio 2010

Salvar el pellejo

          Ambientada en Australia, hacia 1880, este durísimo western narra las vicisitudes de varios hermanos por sobrevivir a una lucha sin cuartel con los hombres de la ley, debido a una serie de sangrientos crímenes. Guy Pearce interpreta a Charlie Burns, uno de los hermanos forajidos, quien recibirá del capitán Stanley una alocada propuesta para acabar con el derramamiento de sangre: si mata a Arthur, su hermano mayor, salvará de la horca a Mike, su hermano menor.

          “El director australiano John Hillcoat ha pergeñado un estupendo y violento film que trae a colación temas como la unidad familiar y la lealtad. El guionista Nick Cave (también autor de la preciosa banda sonora) ofrece una historia terrible, brutal, convulsa, que habla del avance de la civilización a través de las inmensas tierras áridas de Australia, un territorio muy similar al del oeste americano, con sus vastísimos espacios, la presencia de los colonos y los aborígenes, y el sempiterno axioma de la ley del más fuerte. Cave y Hillcoat trazan unos personajes impactantes, muy definidos, aunque es cierto que algunos de ellos tienen un papel demasiado escaso (como el cazarrecompensas o el jefe del pueblo), y saben aportar un excitante aliento épico al conjunto, con unos planos fabulosos, enormemente líricos, en donde la agresividad, la belleza y la desolación de la naturaleza se convierten en pieza clave del drama. El reparto es bastante notable, e incluye a varios actores de primera línea.”
(Fuente: portal español  DeCine21, de Madrid:
http://www.decine21.com/peliculas/La-propuesta-9847)

           “Realmente esta película no la conocía más que de oídas. Pero creo que esto ha sido debido a que queda fuera de los circuitos usuales de distribución y del marketing atroz de Hollywood. Es una pena, porque es UN gran Western. Atípico, eso sí, y no solo por la ambientación, sino por la trama y sus tiempos. Y sobre todo, por la lucha interior de sus dos principales protagonistas, que han de tomar decisiones arriesgadas y no del todo éticas a la hora de resolver lo que se el argumento les plantea. Tiene un cierto tono lúgubre, crepuscular, algo así como el mejor Eastwood (El jinete pálido, Infierno de cobardes o Sin perdón ), pero al propio tiempo se desmarca por completo de todo lo que se haya hecho hasta ahora. Rara, preciosa y comprometida cinta que todo buen amante del western debería ver. Junto con “Dead man”, de lo mejor que se ha hecho últimamente. Y del reparto, ni hablamos. Espectacular.” (Comentario de José, España, 12 diciembre 2008. De www.decine21.com)

 Un western que privilegia el desierto rojo australiano

          El songwriter de la voz cavernosa escribió para el director John Hillcoat un western grave y solemne

           “No queríamos que sonara a western estadounidense llevado a Australia”, dijo más de una vez Nick Cave en referencia a The Proposition, la película cuyo guión escribió un par de años atrás. Tres lustros después de publicar su primera y hasta ahora única novela, el songwriter de la voz cavernosa recibió de su amigo y compatriota, el cineasta australiano John Hillcoat, una oferta que no pudo o no quiso rechazar. Cave ya había compuesto la música para algunas películas de Hillcoat y la idea era que volviera a hacerlo para The Proposition. Pero esta vez Hillcoat subió la apuesta y le preguntó por qué no escribía el guión, ya que estaba. Estrenada en el mundo entero hacia fines de 2005 y unánimemente elogiada por la crítica, el sello LK-Tel acaba de lanzar The Proposition en la Argentina, con el título Propuesta de muerte. No será la última incursión en el cine del líder de The Bad Seeds: al mismo tiempo que estrenaban The Proposition, él y Hillcoat anunciaron que acababan de fundar una productora, de nombre Titan Films, de la que seguramente volverá a escucharse de aquí a un tiempo.

            “Propuesta de muerte tiene lugar hacia fines del siglo XIX, en una zona desértica australiana conocida como Queensland. Como Silverado, la película empieza en medio de un tiroteo. Desde el interior de un granero, unos fuera de la ley tiran, con todo lo que tienen, contra las fuerzas policiales que los cercaron. Uno de ellos muere y a los otros dos los atrapan. El capitán Stanley, de las fuerzas británicas de ocupación (Ray Winstone, especialista en “pesados” a quien Scorsese acaba de usar en Los infiltrados), le hace al bandido Charlie Burns (Guy Pearce, protagonista de Memento) una propuesta digna de Fausto: si quiere que liberen a su hermano menor deberá entregar al mayor, al que buscan por una masacre en la que una mujer embarazada resultó violada. Allá va Charlie, rumbo al desierto, en un viaje que parecería una versión fraterna del que el capitán Willard emprendió en Apocalypse Now! Como Willard, Charlie Burns deberá internarse en lo salvaje, la tierra de esos aborígenes de piel oscura que todo cinéfilo conoce al dedillo, desde que los vio por primera vez en La última ola (David Gulpillil, el más reconocible de ellos, hace aquí de rastreador). Como Willard, Charlie terminará encontrando frente a sí a un poeta guerrero que se volvió loco (el últimamente muy requerido Danny Huston, hijo de John). Como Willard, una vez consumada su misión, Charlie ya no volverá a saber si es un héroe o un traidor, un justiciero o un desalmado.

          “Filmada con altísimas temperaturas en medio del desierto, Propuesta de muerte es una película polvorienta, llena de tipos sucios y transpirados, que parecerían no tener fuerza ni para sacudirse las moscas que se les posan encima. Hay una sola mujer, la esposa del capitán Stanley (la misma Emily Watson de Contra viento y marea y Embriagado de amor), cuya prolijidad de buena familia inglesa revela que no ha ido a parar precisamente al lugar más indicado. Por más que alrededor el desierto parezca extenderse hasta más allá del infinito, el de Propuesta de muerte es un ambiente carcelario. Como si hubiera quedado signado para siempre por esa condición de colonia penal que la lejanísima Australia tuvo en sus orígenes para el conquistador inglés. Como también sucedía en Apocalypse Now!, los mandantes del protagonista parecen tanto o más crueles y despiadados que la presa a capturar. Así lo demuestra la larga, interminable sesión de sangrientos latigazos conducida por el superior del capitán Stanley (el rubio David Wenham, conocido en la Argentina por el thriller financiero The Bank). Basta confrontar la oficialidad británica con los aborígenes desperdigados por el desierto para tener una foto fija de la relación que conquistadores y conquistados mantuvieron allá en Oceanía.

           “Tan grave y solemne como una canción de Nick Cave, tan llena de citas literarias como ellas, el exceso retórico es el peor enemigo de The Proposition. Sobre todo, cuando aparece un cazador de cabezas inusitadamente culto (un John Hurt que tal vez sea el equivalente del fotógrafo de Dennis Hopper en la película de Coppola). Y cuando, sobre el final de la película, el outlaw del siempre pomposo Danny Huston se pone a reflexionar en voz alta, frente a atardeceres dorados, sobre la relación entre hombre y naturaleza. Ya vendrá un último estallido de violencia brutal para volver a poner las cosas en su lugar. El lugar de cierto continente salvaje llamado western. O lo que aquí es sinónimo: Australia.”
(Publicado el 21 de junio 2007, Horacio Bernades, diario Página12, Bs. Aires.  
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/9-7013-2007-07-21.html)
                             
                  LEA EN ESTE BLOG UN COMENTARIO SOBRE “LA CARRETERA”
                                        Visite www.moretticulturaeros.com.ar
 

Australia, paisaje apropiado para el western.

 

DENIGRADO POR MUCHOS DE SUS POBLADORES, OTRA VEZ EL SUR ES LA ESPERANZA DEL NORTE

Posted in CINE, CULTURA, FICCION, SOCIEDAD on 26 junio, 2010 by Amilcar Moretti

    

                LA CARRETERA, con Viggo Mortensen 

 Cada vez más frecuente, la pesadilla del fin del mundo según Hollywood encarna uno de los miedos fundamentales de Estados Unidos.   

 

El fin del mundo, un padre entrena a su hijo en el duro oficio de sobrevivir.

           Después de meses -fue anunciada en enero-, se conoció  “La carretera” (que ya circulaba en devedé). Su escenario es apocalíptico, o “post-apocalíptico”, en lo que parece haberse constituído en una especie dentro del gran género del fantástico, el fanta-terror o la ciencia ficción. Destaca Viggo Mortensen, instituído no  como el buen actor que siempre fue sino como un notable intérprete (algo que podía comprobarse desde “Vientos del Este”, su segunda con Cronenberg). Es uno de esos tipos en los que la figura esbelta y fuerte constituye parte esencial de  una peculiar expresividad físico-emocional  que sólo puede percibir el cine. Con todo para ser (apenas) galán o héroe de acción, Mortensen ha sabido construir una carrera diferenciada entre sus pares. A la gallardía que pudo haberlo atrapado, le incorporó en suma y tensión una máscara, mirada y forma de decir que constituye la enigmática  gravedad de sus personajes. En la pantalla, nunca se sabe del todo quién es Viggo Mortensen.


          Como se conocía, “La carretera” trata sobre la fuga o éxodo de padre e hijo pequeño hacia el sur para escapar de la ola polar. Lo austral, como última esperanza, un detalle repetido en muchas obras y que ya parece una latitud no elegida al azar, sino el rumbo más seguro a seguir, la última esperanza en un planeta próximo a devastación por ola polar, como en el filme, calentamiento global, destrucción nuclear o cualquier otro desastre natural ambiental (Katrina, Golfo de México, ¿primeros anuncios reales de ¿simples coincidencias?) (1). El filme del australiano John Hillcoat no aporta demasiados detalles sobre qué es lo que ha pasado en el mundo ni de la causa del holocausto, lo cual permite la sospecha de un manejo abominable de sus poderes por parte del hombre. El interrogante y, a la vez, la comprobación de que la catástrofe e infortunio son irreversibles añaden dureza a un escenario ya de por sí rudo, seco, “terroso”, como definió un crítico. Hay sobrevivientes, en realidad jaurías o lobos humanos solitarios y desesperados degradados al canibalismo. La travesía de padre e hijo es la del aprendizaje de supervivencia del niño y la despedida del mayor que acepta formar parte de una cultura que ha propiciado, permitido o no podido evitar la autodestrucción mundial.

          “La carretera” es un filme “entretenido”, para utilizar una categoría hollywoodense que me disgusta, pero no estoy seguro que conforme al espectador típico del cine “entretenimiento”. Hay algo amargo subyacente. El relato se basa en una novela de Cormac McCarthy (el autor de “No es país para débiles”) , que no suele ser muy esperanzador en sus relatos ásperos sobre su Estados Unidos. Suponer que la obra es una metáfora sobre el momento actual, aunque las explicaciones puedan ser muchas (desde la demencia del capitalismo financiero desatado hasta respuesta loca del islamismo extremo), no es desatinado. Hay condicionantes para pensarlo así. Tal vez no sea un hecho puntual ni pueda aludirse a una situación o política precisas. Se trata de un estado de ánimo que parece generalizado, que crece o disminuye en intensidad, expande o contrae su extensión, que hoy recala cerca y mañana lejos, pero que está instalado. Como si hubiese dudas sobre el futuro mientras el presente adolece de endeblez y provisoriedad. El pasado no parece ya importar mucho, si es que se recuerda. Ese clima afectivo e intelectual, ya visto en otros momentos de la milenaria historia del hombre, hoy tiene posibilidades de hacerse terminal y definitivo dado el potencial de las nuevas tecnologías de destrucción y los arrasadores procedimientos de los actuales modos de producción (2). “La carretera” es una película que viene del norte y es posible que sus intuiciones y sombrías imaginerías sean razonables y atendibles, aún sólo como testimonio de un cambio de era con alcances y reubicaciones imprecisos.
AMILCAR MORETTI, 26-6-2010

1) http://www.moretticulturaeros.com.ar/la-sensualidad-audiovisual.html
2) http://www.moretticulturaeros.com.ar/delosotros/ojala-que-fidel-se-equivoque.html
                
                                                                                                             
                Visite la página                  
WWW.MORETTICULTURAEROS.COM.AR

 

 

 

 

EUROPA ATORADA POR EXCESOS EN FÚTBOL Y ECONOMÍA

Posted in ACTUALIDAD, POLITICA, SOCIEDAD on 24 junio, 2010 by Amilcar Moretti

            El fútbol refleja con frecuencia la realidad. La Copa del Mundo no es una excepción: los grandes equipos europeos parecen cobardes, confusos y dubitativos, como sus gobernantes. Los países emergentes desafían la antigua supremacía europea”, escribió este martes en La Stampa de Turín un columnista que, asustado, tituló:  “Un continente fuera de juego” (1). No sólo aludía al fútbol, es obvio. Su preocupación apuntaba hacia la crisis en Europa que suma países tras el agotamiento de la “economía de bienestar” basada en la fábrica de dinero, esto es, el capitalismo norteamericano mundializado modelo post 1989 o 2001, según se prefiera.

 

La decadencia de Europa, tras el festín de la burbuja.

           Agotada la bicicleta que aquí aplicó bien Martínez de Hoz con la dictadura militar en 1976 y los amigos Cavallo-Menem durante los años ´90, hasta los rudos germanos -los obreros mejor pagos del planeta- han comenzado a darse cuenta que el capital si se dedica a fabricar capital para gastar, en economía virtual y despilfarro (la llamada “industria financiera”), abandonado el clásico modelo de producir mercancías para acumular capital, todo alimentado con plata dulce de origen impreciso, llega un momento en que la burbuja se recalienta y explota. Además, en el capitalismo, se sabe, si unos comen mucho y derrochan es porque otros -muchos más- no comen nada, o poco, con suerte.

           No lo dice en términos tan claros porque implicaría delatarse a sí mismo, pero ya en diciembre del año pasado el filósofo alemán Wolfam Eilenberger en “Cicero” (versión de la famosa revista The New Yorker) se lamenta de que “La Tía Europa ya no hace soñar”, y que con sólo 52 de edad (desde 1957 en que se firmó el Tratado de Roma que dio lugar a la Comunidad Europea), o bien con miles de años encima, desde Zeus y los griegos en adelante, el Antiguo Continente “sufre de gran carencia de imagen”. Aunque el pensador parece hacerse el pavo, termina por aconsejar que todos acepten que Europa es una mujer en edad madura que puede dar algún dinerillo a los chicos de la familia pero que ya no compite con “jóvenes provincianas un poco ariscas” pero bellas y deseables (¿América Latina?) ni puede participar -lo dice así, con un sorprendente cinismo que reconoce- “de (ningún) casting” (2).

          Con deseo de explicarle a Eilenberger que lo dice lo sabemos hace mucho aquí, aunque por años y hasta hace poco se haya engañado a tanta gente (durante la década del 90, después de la integralidad atroz de las dictaduras militares, buena parte de los casi 600 millones de latinoamericanos votó alegre por el neoliberalismo terminado en desastre), escribí una respuesta a su “resignación” pero el límite de mil caracteres para los comentarios me resultó tan oprimente frente a sus gansadas frívolas, que preferí debutar en este espacio.

          Europa padece de declinación vital, etapa inevitable  en cualquier cultura y civilización después de producir su más brillante apogeo. Europa tuvo la potencia de inventar a Occidente y el capitalismo. Su vejez, visible más hoy por la crisis anunciada de la etapa financiera del capital global, se estimuló con su adquirida base económica liberal-anglonorteamericana en simultáneo con el despilfarro de una burguesía aristocratiza fuera de época y a la vez con el mantenimiento de la equidad del modelo renano, no por generosidad sino para mantener la paz social que permitiera el derroche. Consumo ostentoso y compulsivo no congenian con la igualdad. Se necesitan esclavos y servidumbre para hacer convivir esa dupla.

          La vitalidad está del otro lado de Atlántico europeo, aquí en América latina. Base de suministro de materias primas para la expansión europea desde el siglo XVI y de la explosión industrial en la centuria XIX, cabe esperanzarse con el resurgimiento -con estilo y sustancia propias- del “modelo latinoamericano”, en formación y con perfil impreciso. América latina siempre fue generosa con Europa, y reconoce el refinamiento de sus antiguos afeites. Falta ver cuál es la decisión del Antiguo Continente: si opta por su improbable aceptación de América Latina o por el seguimiento de USA, como ha hecho desde el desembarco en Normandía. Entre tanto, China y Rusia observan y aseguran sus proyectos. Las esperanzas siempre valen, pero es saludable depositarlas más en nosotros, con prudencia, que en la anciana que no puede ya participar de castings o en el coloso militar-mediático que avanza de nuevo por Honduras, Colombia y Chile, mientras Obama no puede, no lo dejan, no sabe o no quiere.

1) http://www.presseurop.eu/es/content/article/278861-un-continente-fuera-de-juego.
  2)  http://www.presseurop.eu/es/content/article/161111-la-tia-europa-ya-no-hace-sonar         

        

 

    

  

     

A %d blogueros les gusta esto: