Archive for the FOTOGRAFIA Category

La china NATI WAI vuelve al ataque con su mirada mansa. Imágenes de Amílcar Moretti

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MÚSICA, MUJER with tags on 29 septiembre, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Modelo: ELIZABETH, de Isidro Casanova, La Matanza, china del primer cordón del conurbano, en Buenos Aires.

 

 

Fotos por AMÍLCAR MORETTI. Madrugada del sábado 29 de setiembre del 2012. Es madrugada, casi las 2. Hace frío. Una vecina se introdujo en el porche de mi casa, de noche, y le dio un golpe al ventilete del conductor de mi auto. Lo astilló. Metió el brazo y abrió la puerta. Rompió la cerradura. Señora grande, me odia, nos odia. ¿Qué hago? ¿Qué se hace? Hizo lo mismo  dos  noches seguidas. Para alejarme de eso, yo pienso que ya se va el mes de Primavera. Pienso mejor que la veré a Doña Primavera en octubre o noviembre. No me la he de perder. No me puedo resistir a ella. Me quedo en ella, bajo el sol de las tardecitas, y me divierto al ver como marchan como militares los horneros con sus patitas de palito. Los zorzales criollos cada vez el pecho más plumoso color ladrillo, hinchados de orgullo, corretean a los saltos tramos cortos, rápido, se detienen, corretean de nuevo a los saltos. Me hacen reír. Trato de que no se note, porque ellos, todos, son muy serios. Las torcazas en el tendedero se acicalan y miran muy atentas mientras yo los miro a ellos. Todos miramos. La mirada. 

La china NATI WAI vibra y vence otra vez a la TV. de Kong Kong. (Cuatro fotos por AMÍLCAR MORETTI)

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MÚSICA, MUJER with tags , , on 29 septiembre, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Modelo: ELIZABETH. La Matanza, al oeste de Buenos Aires Ciudad.

 

 

 

Fotos por AMÍLCAR MORETTI. Sábado 29 de setiembre 2012. Argentina (a 60 kms. de Buenos Aires)

 

 

LANG LANG (n. 1982) no es hongkonés; es de

Shenyang, China continental

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas horas de André Kertész en Buenos Aires, maestro mundial de la fotografía

Posted in ARTE, CINE, CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, GENERAL, MUJER, SEXUALIDAD, SOCIEDAD with tags , , , , , , on 28 septiembre, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

           Pido disculpas por la demora, por llegar a último momento: el sábado se clausura la muestra de casi 200 obras fotográficas de unos de los maestros del siglo pasado en dicho arte: el húngaro André Kertész  (1894-1985). Fui espectador de su exposición anterior en Buenos Aires, en 1985, cuando hubo una retrospectiva. La exposición de ahora -en la sede de Suipacha 658, de 12 a 20, ha sido posible gracias a la embajada en Argentina y el ministerio de Cultura de Francia- sobra para dar una idea cabal de las características de la producción de Kertész, que cuenta con miles de negativos que fueron donados  a dicho país, a pesar de haber nacido en Hungría y vivido muchos años en estados Unidos, cuya ciudadanía adoptó.

 

 

 

                      Se comenta siempre -y así lo hizo saber el artista en varias oportunidades- que, si bien su estancia norteamericana durante  20 años lo salvó de la Segunda Guerra Mundial y el nazismo,  nunca se sintió ni fue bien tratado en USA, ya sea en materia laboral como en aceptación de su origen húngaro. Es sabido que la famosa revista “Life” rechazó por muy explicativas, o verosímiles, sus fotografías de Nueva York y la vida norteamericana. Kertész quedó muy resentido por este impedimento que negaba la calidad de su obra, y pasó muchos años encerrado en su departamento viendo la vida acontecer desde la ventana, con el registro magistral de numerosas imágenes de aconteceres fugaces enfrente a un gran parque de la ciudad.

 

 

          No he visto la muestra de ahora, pero tengo referencias sobre lo que incluye, imágenes de las cuales incluyo varias en esta apurada oportunidad. Pese a ser ubicado muchas veces entre el surrealismo y el constructivismo, es más complicado que eso definir la forma y sentido de las imágenes de Kertész, que lo que implican más allá de ambos movimientos, al menos en su acepción convencional. Es cierto que hay fotos que se intervienen a sí mismas mediante la sustancia surreal, con lo onírico, con el sueño donde las mujeres, por ejemplo, parecen flotar.

 

 

                    Es el caso de ese desnudo en el suelo al lado de un espejo que deforma el cuerpo como si fuese una escultura de Henry Moore. O esa otra fotografía, muy famosa, en que un hombre que lleva envuelto bajo el brazo un cuadro o un espejo cruza una calle de París, cuyo escenario barrial se ve en perspectiva que se aleja o en pasadizo hasta dar con un fondo irreal que parece el de una ciudad bombardeada. El transeúnte aparenta ser un hombre en fuga, que desea pasar desapercibido y huir de algo que se ve lejos y a la vez cercano y que no se sabe muy bien que es, entre ruinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

           Hay también fotos suyas, célebres por cierto, que crean una irrealidad basada en lo sustractivo y no en lo aditivo, más en lo que falta o parece que falta que en lo que aparenta sobrar o dado por deliberado recargamiento. Es lo que sucede con “Acto de desaparición”, de 1955, en que unas piernas de un cuerpo cortado al medio suben una escalera al parecer de edificio urbano pero en el medio de un desierto. Sucede lo mismo con “El balcón, Martinica”, de 1972, donde la sombra de un cuerpo detrás de un vidrio esmerilado separador del balcón de un departamento que da al mar, impone dos “realidades” o ficciones distintas, con un contraste fantasmagórico: a la derecha, la línea del mar en el horizonte y debajo la baranda del balcón, todo rectilíneo, paralelo y despojado. A la izquierda esa sombra que parece asomarse al mar detrás de un vidrio grisáceo. Cercanía y lejanía; nunca se sabrá quién es ese individuo, nuestro vecino desconocido, la persona que nunca habremos de ver, el fantasma que habita el departamento de al lado.  Recuerda, o mejor, claro, deriva en esa formidable secuencia surreal y aterrorizante de la película “La conversación” de Francis Ford Cóppola en la que Gene Hackman, agente de la CIA, atisba o cree atisbar a una o varias personas que cometen un asesinato en el departamento vecino al que él se encuentra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

           Lo geométrico también ocupa un lugar central en la fotografía cotidiana de André Kertész: como ejemplo allí están esas escaleras de incendio que revisten las paredes de un edificio de alto, con gente que transita por ella. Parece un crucigrama, un juego mecánico, el juego de una máquina de parque diversiones, una sinopsis o diseño de arquitecto o ingeniero,  un panal plano, y a la vez tiene algo crudo y cruel de promiscuidad habitacional en el negro, el gris y lo húmedo del hongo y el humo que tiñe las paredes ciudadanas. 

 

 

 

 

 

                 El humor espontáneo, no la risa ni la comicidad, se abre también su lugar a través de una mirada y punto de vista que parece descolocar lo que habitualmente cada uno se acostumbra a ver. Kertész ordena en un desorden armonioso lo que no parece que está como “debiera estar”. Es el caso de “Bailarina satírica”,  en la que retrata de Magda Förstner posando sexy y casi en broma en un sillón de dos plazas, en 1926. Ella no deja de emanar sensualidad en sus formas voluptuosas y su posición casi forzada y a la vez que desentona con el espacio rústico o decadente parece introducir el clima de la broma, de la alegría previa al amor jorobón. Una mujer que juega antes de compartir el amor. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                       Lugar aparte, ya que repaso a la ligera su obra, merecen por supuesto los desnudos de Kertész, con su forma de distorsión que da cuenta de la mirada de alguien con lentes que deforman o bien del desubique del que ha consumido una droga para mejor gozar de esas formas voluptuosas de mujer. En la película “Pánico y locura en Las Vegas”, basada en la novela del norteamericano Hunter Thompson, el inglés Terry Gilliams pone a Johnny Depp y Benicio del Toro en la deformidad alegre y fantástica de esa mirada distorsionante y deformante que producen las drogas duras, creadas justamente para mejor tolerar una realidad poco absorbible, como puede ser para un varón el cuerpo desnudo de una mujer que no puede poseer.

 

              Son desnudos completos de mujer, pero la distorsión de los volúmenes, que parecen flamear, ir y venir, crecer y achicarse, inflarse y diluirse, a punto de estallar o a punto de desvanecerse, opera como una manera de la legitimidad que  habilita la franqueza y frontalidad de la mostración de dichas carnalidades, que a veces inquietan al mismo humano que se ve despojado, desatendido o vulnerable frente a un símil desnudo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto y selección de fotos de André Kertész por AMÍLCAR MORETTI. Viernes 28 de setiembre del 2012. Madrugada, las 2 y 45. Argentina (a 60 kms. de Buenos Aires, al sur).

Joven de corazón.

Posted in CULTURA, EROTICA, FOTOGRAFIA, MÚSICA, MUJER with tags , , , , , , on 25 septiembre, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Modelo: ELIZABETH. Isidro Casanova, el noroeste de la CABA. Fotos registradas ayer por la tarde, lunes 24 de setiembre del 2012, en La Plata 8  (a 60 kms. de Buenos Aires)

 

 

 

Fotos por AMÍLCAR MORETTI. Martes 24 de setiembre 2012. Argentina.

 

 

 

Joey DeFrancesco, en órgano, junto al sólido y sustancioso, cálido y tierno saxo tenor de Ellinois Jacquet.
“Embraceable me” (“Abrázame”), tema de George Gershwin.

 

 

 

 

Embrace me, my sweet embraceable you

Embrace me, you irreplaceable you

 

Just one look at you

My heart grew tipsy in me

You and you alone

Bring out the Gypsy in me

 

I love all the many charms about you

Above all, I want my arms about you

 

Don’t be a naughty baby

Come to mama, come to mama do

My sweet embraceable you

 

 

 

Abrázame, mi dulce Embraceable You

Abrázame, que es insustituible

 

Con solo una mirada  

Mi corazón se emborracha en mí

tú y solo tú

despertaste mi gitana en mí

 

Me encantan tus muchos encantos

Sobre todo, quiero tener mis brazos sobre ti

 

No seas un bebé travieso

Ven con mamá, ven a hacerlo con mamá  

Mi dulce Embraceable You

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CECI ESTALLES y no “Estelles”. Disculpas.

Posted in CULTURA, FOTOGRAFIA on 23 septiembre, 2012 by Amilcar Moretti

 

 

 

Ceci Estalles, autora de las fotografías de los tres posts anteriores

 

 

 

Aclaro que la autora de las fotos que ilustran los tres posts anteriores es CECI ESTALLES, y no “Estelles” como consigné en varios epígrafes de sus imágenes. Estalles, y no “Estelles”. Disculpas, Ceci

(Amílcar Moretti)

 

Domingo 23 de setiembre del 2012. Las 3 y 10 minutos de la madrugada. Argentina (a 60 kms. al sur de Buenos Aires)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores

%d personas les gusta esto: